¡Cuidado! No des por sentado a quienes te rodean: Cómo apreciar a tus seres queridos

¿Te preocupa estar dando por sentado a alguien en tu vida? Si es así, aquí tienes todo lo que podrían estar sintiendo y cómo puedes hacerles sentir apreciados.

¿Qué significa dar por sentado a alguien?

En resumen, dar por sentado a alguien significa que esperas que esa persona esté siempre ahí. Esperas que se desvivan por ti, que hagan todo lo posible por ti, pero lo ves como algo normal.

No hace falta decir que cuando das por sentado a alguien, no estás mostrando ningún aprecio por él. Es casi como si no te importara que esté en tu vida.

Pero al mismo tiempo, dependes de ellos para que te apoyen en todo, te escuchen cualquier cosa sobre la que tengas que despotricar o hagan alguna tarea o gesto de cariño por ti.

Tal vez pienses que siempre estarán ahí, o tal vez simplemente no te importe. Pero vamos, no puedes tratar así a tus seres queridos.

Cómo asegurarte de que estás apreciando a alguien

Si quieres evitar dar por sentado a alguien, tienes que demostrarle lo mucho que lo aprecias. Realmente no requiere mucho esfuerzo, pero la gente suele olvidarse por completo de hacer las pequeñas cosas.

Incluso un agradecido “¡Muchas gracias!” cuando tu pareja te trae el café de la mañana puede marcar una gran diferencia. Corresponder sus buenas acciones con tu amabilidad también puede ser extremadamente beneficioso.

En general, debes demostrar e incluso decirle a alguien que estás agradecido de tenerle. Si tienes dificultades para encontrar formas de mostrarle a tu ser querido que lo aprecias, aquí tienes algunas maneras de hacerlo:

  1. Deja de hablar y practica la escucha

Una forma de dar por sentado a alguien es dando por sentado su oído. Tal vez haya alguien en tu vida con quien hablas en lugar de hablarle. Si es así, probablemente se esté cansando de escucharte hablar de ti mismo sin parar.

Así que pregúntale por sí mismo. Hazle preguntas sobre su vida y, lo más importante, escúchale. No relaciones lo que dice contigo mismo, sólo déjale que sea el centro de atención por un minuto. Lo apreciará.

  1. Dedícale algo de tiempo

A medida que envejecemos, nos volvemos más ocupados. Es una lata, pero no importa lo ocupado que estés, siempre tienes tiempo para tus seres queridos. Si realmente quieres que tus allegados se sientan apreciados, reserva algo de tiempo para ellos.

Leer Más:  Señales que demuestran que no puedes confiar en él

No olvides pasar un día con tu familia, tener citas con tu pareja y planear encuentros con tus amigos. Todo el mundo sabe lo difícil que es sacar tiempo para los demás, así que se sentirán realmente queridos cuando les dediques tu tiempo.

  1. Vive el momento

¡Deja el teléfono!

Cuando intentas tener una conversación con alguien que tiene la nariz pegada a su teléfono, puede hacerte sentir que no te están escuchando. Seamos realistas, ¡puede hacerte sentir como un fantasma tratando de conectarse con el mundo de los vivos!

Es una sensación horrible, sobre todo cuando intentas hablar con alguien que realmente te importa. Así que cuando tus seres queridos te hablen, préstales toda tu atención.

Cuando pases tiempo con alguien, vive el momento y no te distraigas con cosas como el teléfono. Tener la atención total y dedicada de alguien hace que cualquiera se sienta apreciado.

  1. Dile lo mucho que aprecias todo lo que hace

La gente hace cosas por ti todo el tiempo, tal vez simplemente no te das cuenta. Ya sea algo pequeño, como traerte un vaso de agua, lavarte la ropa o prepararte la cena después de un largo día de trabajo, la gente hace pequeñas cosas para facilitarte la vida todos los días.

Así que no dejes que esos pequeños actos pasen desapercibidos. Fácilmente podrían no desviarse de su camino por ti, pero sacrifican ese tiempo para tu comodidad, así que hazles saber lo mucho que significa para ti.

Los efectos negativos de dar por sentado a alguien que nunca podrás deshacer

Gracias a la falta de viajes en el tiempo en este mundo, una vez que algo está hecho, no puedes volver atrás. Por eso tienes que ser realmente consciente de cómo tratas a los más cercanos a ti.

Si no tienes cuidado, tu falta de aprecio puede dejar efectos duraderos en alguien que realmente te importa. Aquí tienes cómo el hecho de dar por sentado a alguien puede herirlo permanentemente.

  1. Se vuelven resentidos

Y deberían. Cuando alguien da y da y da, sólo para no recibir nada a cambio, se vuelve amargado. Empiezan a preguntarse por qué hacen algo bueno por ti. Se volverán infelices.

Leer Más:  Amor desinteresado: Priorizando las necesidades de tu pareja

¿Y dónde comienzan todos esos sentimientos negativos? Contigo. Por lo tanto, empezarán a resentirse contigo y a tenerte en su vida. El comportamiento resentido puede llevar a toda una serie de problemas también por sí mismo.

  1. Dejan de confiar en ti

¿Por qué deberían confiar en alguien que les causa tanta infelicidad, alguien que no hace nada bueno por ellos? Cuando estás muy unido a alguien, hay ciertas expectativas que deben cumplirse.

Tienes que estar ahí para ellos cuando necesiten a alguien con quien hablar. Tienes que acercarte y preocuparte genuinamente por sus vidas.

Si no haces ninguna de las cosas que un verdadero amigo, familiar o pareja debería hacer, la otra persona pierde la confianza en ti. No pueden contar contigo.

Y por lo tanto, acabarán teniendo problemas para confiar también en nuevas personas.

  1. Su autoestima se desploma

Si hay algo que hay que sacar en claro de esto, es que dar por sentado a alguien le hace sentir que vale menos de lo que vale. Empiezan a sentirse devaluados. Eso es porque tú no los estás valorando.

¿Cómo puede alguien sentirse valorado cuando no haces nada para demostrárselo? Cuando la autoestima de alguien cae, también lo hace su felicidad.

  1. Os alejáis significativamente

Si no estás preparado para perder a alguien para siempre, deja de darlo por sentado. Tienes que apreciar a los que se esfuerzan por hacer que vuestra relación funcione.

Si son la única persona que se esfuerza en la relación, se darán cuenta. Y cuando vean lo poco que pareces importarles, dejarán de acercarse y simplemente os alejaréis.

  1. Sólo recordarán el hecho de que los diste por sentados

De todo lo que podrían recordar de ti dentro de 20 años, ¿qué quieres que piensen? ¿Lo divertido que eras? ¿Lo buen amigo que eras?

Bueno, dar por sentado a alguien sólo produce un recuerdo que destaca por encima del resto: que nunca los apreciaste. Eso es realmente lo principal que recordarán cuando miren hacia atrás en vuestra relación. No todos los buenos momentos que pasasteis, sino lo mucho que dieron y no recibieron a cambio.

  1. Sienten que no contribuyen a la relación

Esta es probablemente una de las cosas más dañinas que ocurren cuando das por sentado a alguien.

A la gente le gusta sentir que está marcando la diferencia. Les gusta sentirse útiles. Cuando no aprecias nada de lo que hacen, nunca tienen esa sensación. En cambio, se sienten inútiles.

  1. Se vuelven inseguros
Leer Más:  El amor en tu primera relación: Guía esencial

Debido a todo lo que dan y no reciben a cambio, se vuelven inseguros. Les hace sentir que no merecen el elogio cuando nunca les das las gracias o aprecias su esfuerzo.

Esto hace que se sientan mal consigo mismos porque es como si nunca hicieran nada bien. Aunque lo hagan.

Tienes que mostrar tu aprecio por lo que hace la gente para que se sienta validada. Quieres asegurarte de que saben lo mucho que te gusta lo que hacen por ti. Ese elogio puede marcar una gran diferencia.

  1. Se esfuerzan demasiado por demostrar su valía

Esto no sólo ocurre en vuestra relación. Se trata de un efecto duradero que afectará a sus futuras relaciones. Se esforzarán demasiado por complacer a su pareja y en realidad la alejarán.

Parecerá que son pegajosos cuando en realidad lo único que quieren hacer es demostrar a su pareja lo mucho que la merecen. Esforzarse demasiado es un gran problema en las relaciones y, al dar por sentado a alguien, estás haciendo que lo haga en futuras relaciones.

  1. Se convierten en personas reservadas

¿Por qué alguien te daría su opinión o te pediría consejo si nunca le escuchas? Después de un tiempo de esto, simplemente dejarán de hacerlo. Si no aprecias a alguien durante mucho tiempo, su comportamiento puede cambiar realmente de esta manera.

Dejarán de hablar. Dejarán de pedir ayuda. En general, empezarán a ser reservados. Esto puede ser perjudicial si realmente necesitan algún consejo útil para un problema serio. Nunca ignores a alguien cercano a ti.

  1. Se guardan todo dentro

Cada pequeña emoción que tienen suele guardársela para sí mismos después de haber estado con alguien que los dio por sentados. ¿Por qué? Porque sus problemas e inquietudes nunca se abordaron anteriormente.

Dar por sentado a alguien puede hacer que deje de expresar sus opiniones. Cuando no les escuchas o no te los tomas en serio, dejarán de acudir a ti por completo.

Esto puede trasladarse a sus siguientes relaciones y dificultarles la formación de un vínculo real.

Previous post Cómo mantener el interés de alguien después de la primera cita
Next post Pistanthrophobia: El miedo a confiar en las personas