¿Existe algo peor que sentirse ansioso? Todos somos propensos a la preocupación y la ansiedad. Si sientes que el ruido dentro de tu cabeza te abruma e interfiere con tu capacidad de encontrar paz en tu vida diaria, eso es más que una pequeña preocupación. Soy una persona nerviosa por naturaleza y sé que encontrar una manera de calmar tu mente no siempre es fácil para todos.

11 secretos que funcionan como un encanto

La buena noticia es que hay una manera de calmar tu mente. Si practicas estos comportamientos lo suficiente, te despertarás un día y te darás cuenta de que la única persona en tu cabeza eres tú mismo, racional y tranquilo.

1. Háblalo

A veces, la única manera de sacar las voces internas de tu cerebro es hablarlas con alguien. Encuentra una persona en tu vida en quien confíes. A menudo, guardamos las cosas porque sabemos lo loco que es nuestro proceso de pensamiento.

Pero eso sólo hace que dé vueltas y vueltas en tu cerebro sin llegar a ninguna parte. Como el polvo levantado, si no lo limpias, está destinado a circular para siempre. Encuentra un amigo que sepa que estás loco y que te ame de todos modos.

Si encuentras una caja de resonancia para ser honesto, alivias cualquier cosa que te cause ansiedad al hablarla. La mejor cura es oírte hablar a ti mismo. Te ayuda a clasificar lo que estás pensando y sintiendo.

2. Haz ejercicio

A veces, la constante agitación mental es más que ser una persona preocupada. Si eres propenso a la ansiedad ante algo que no te provoca mucha ansiedad, entonces podrías tener un déficit de serotonina o un exceso de adrenalina.

En cualquier caso, hacer ejercicio regularmente te ayuda a mantener un flujo estable de hormonas que mantienen tu mente menos desordenada, tus emociones más estables y te sientes mucho menos ansioso.

Leer Más:  El arrepentimiento de las oportunidades perdidas

3. Haz una lista

Cuando las cosas parecen estar fuera de control, eso te envía a una caída libre de emociones. Para ganar algo de control, haz una lista de todas las cosas que te molestan. Repasa la lista e intenta hacer lo que puedas para cambiar y darte cuenta de que las otras cosas son algo que simplemente tienes que creer que funcionará.

Si te sientes fuera de control, toma medidas para averiguar cómo cambiar las cosas que puedes. Y si no puedes cambiarlas, ríndete y deja ir esas cosas.

4. Visualiza

La visualización es una de las mejores herramientas a tu disposición para calmar tu mente. Cuando la vida parece ir en espiral, tómate un tiempo mental para visualizar lo que quieres que suceda. Si te sientas en silencio y te concentras en lo que te desequilibra, visualiza el final. Imagina un final positivo para calmar tu mente. Si lo haces suficientes veces, tu visualización se convierte en tu realidad. Así de simple.

5. Prueba la hipnosis

Si tienes un teléfono inteligente, descárgate una o dos aplicaciones de hipnosis. Hay cientos de aplicaciones de hipnosis diferentes en Internet diseñadas para ayudarte a abordar cualquier cosa, desde la ansiedad social hasta el estrés.

Antes de negar su poder, pruébalas. Todo lo que necesitas son unos auriculares y la capacidad de creer que funcionarán. El cerebro es una máquina milagrosa guiada por creencias y que crea su propia realidad. La hipnosis podría ser la clave para una mente tranquila si te subes a bordo y abres tu mente.

6. Considera la terapia

Si experimentas dificultades para calmar tu mente debido a experiencias y antecedentes pasados, entonces no van a desaparecer simplemente deseándolo.

A veces debemos lidiar con cosas de nuestro pasado para poder soltar el equipaje y seguir adelante. Si llevas una mochila llena de quejas, rencores o culpa, es casi imposible encontrar la paz que anhelas.

Leer Más:  Los Símbolos del Amor a Través de la Historia y las Culturas

7. Encuentra tu lugar feliz

La meditación suena como algo de los años setenta, pero es un concepto sencillo para calmar la mente. Encuentra tu lugar feliz. Cuando no puedas encontrar un terreno estable, encuentra un lugar para estar tranquilo. Todo lo que tienes que hacer es cerrar los ojos, respirar profundamente e imaginar el lugar en el que encuentras más comodidad y serenidad.

Si el océano es tu lugar feliz, imagínate en la playa. Si eres más bien un escalador de montañas, siente la brisa en tu pelo mientras miras por el acantilado. Individual para cada persona, encuentra el lugar donde simplemente existes sin todo el ruido que te rodea.

8. Respira profundamente

La respiración es una de las mejores maneras de calmar tu mente. Si te detienes y respiras, es como alimento para el alma.

Concéntrate en nada más que en tu respiración y en la paz que anhelas. Te sorprenderás de lo rápido que exhalas cualquier cosa que te cause ansiedad.

9. Deja la tecnología

Es difícil concentrarse y encontrar la paz en un mundo en el que hay mensajes constantes. Si eres esclavo de tu teléfono móvil o dispositivo móvil, te haces más daño que bien. Si quieres calmar tu mente, entonces deja de lado los constantes estímulos que impulsan tu ansiedad.

Es difícil encontrar la paz cuando tu teléfono suena día y noche. Te preocupas constantemente por las redes sociales, o por lo que no estás incluido o en lo que sí estás incluido.

10. Deja de pensar en lo peor

Lo negativo atrae lo negativo. Si eres alguien que siempre mira el lado oscuro de las cosas, te preocupas innecesariamente. Es un gran desperdicio de energía. Si piensas positivamente, entonces no hay nada de qué preocuparse.

Leer Más:  Cómo evitar el "trauma dumping" en las relaciones

No puedes prepararte para la decepción por mucho que desees poder hacerlo o creas que puedes. Si las cosas no salen como quieres, será malo. Entonces, ¿por qué acumular energía de preocupación desperdiciada en una mala situación? Si simplemente asumes que las cosas irán bien, entonces nunca tendrás nada de qué preocuparte.

11. Averigua en qué crees

A veces, la ansiedad proviene de sentirse inseguro y no tener una brújula. Si miras la vida como algo aleatorio y sin ningún propósito o intención real, es difícil encontrar la paz. La aleatoriedad siempre te deja inseguro.

Si encuentras fe en algo o alguien, entonces podrías ser capaz de encontrar la paz que libera tu mente.

Preocuparse no hace más que desperdiciar mucha energía innecesariamente. Si eres como yo, no es que no lo sepas, es sólo que te sientes desesperanzado para cambiarlo. La mejor manera de calmar tu mente es averiguar qué funciona para ti.

No siempre puede ser lo que quieres, pero todo sucede por una razón, lo queramos o no. Encontrar la paz y una manera de calmar tu mente significa aceptar y creer que incluso si las cosas están fuera de control, estarán bien.

Previous post Hábitos inmaduros en las citas que arruinan una cita
Next post ¿Deberías dejar de enviarle mensajes de texto para llamar su atención?