¿Qué es el Abandono Matrimonial?

El abandono matrimonial ocurre cuando uno de los cónyuges abandona a su familia, rompe los lazos con ellos y abandona sus deberes y responsabilidades hacia ellos. Esto también puede incluir dejar de proveer o contribuir al crecimiento familiar y matrimonial. El cónyuge abandonado puede esperar un tiempo hasta que la situación se vuelve insostenible. Algunos abandonan su hogar temporalmente y regresan después de semanas o meses, mientras que otros se van permanentemente, dejando atrás a sus seres queridos, propiedades y obligaciones financieras.

Tipos de Abandono Matrimonial

El abandono matrimonial puede clasificarse en dos tipos principales: abandono criminal y abandono constructivo.

Abandono Criminal

Legalmente, los cónyuges tienen la obligación de cuidar a sus hijos y cónyuges dependientes. Si abandonan a su familia y se niegan a asumir esta responsabilidad o a proporcionar medios financieros, puede considerarse abandono criminal. Por ejemplo, abandonar a un cónyuge enfermo puede ser considerado abandono criminal, ya que se está abandonando a una persona que necesita apoyo en un momento crítico. Los tribunales pueden no reconocer o conceder un divorcio debido a que se abandona a un cónyuge que necesita apoyo.

Abandono Constructivo

El abandono constructivo ocurre cuando un cónyuge crea una situación que frustra y dificulta la vida del otro. Si se puede demostrar ante el tribunal que un cónyuge hace que la vida sea insoportable y que la única solución es abandonar el matrimonio, se puede solicitar la separación. Algunas razones comunes para el abandono constructivo incluyen infidelidad, abuso doméstico, falta de apoyo financiero y rechazo a tener relaciones sexuales.

Implicaciones Legales del Abandono Matrimonial

El abandono matrimonial tiene implicaciones legales significativas. En primer lugar, puede afectar a los derechos de propiedad y a las cuestiones financieras. Dependiendo de la jurisdicción, el cónyuge abandonado puede tener derecho a manutención conyugal o a una parte equitativa de los bienes matrimoniales.

También entran en juego la custodia de los hijos y los acuerdos de manutención, y el tribunal tiene en cuenta los mejores intereses de los niños implicados. Además, el abandono puede afectar a los procedimientos de divorcio, ya que puede ser motivo de divorcio en algunas jurisdicciones. Es esencial consultar con un abogado de derecho de familia para comprender los derechos y opciones legales disponibles en casos de abandono matrimonial.

Diferencia entre Separación y Abandono

La separación y el abandono matrimonial son dos términos diferentes con algunas similitudes. Como tales, la gente puede utilizar uno en lugar del otro.

Leer Más:  ¡Atención! La indiferencia está acabando con tu relación

La separación implica una separación temporal en un matrimonio. Ocurre cuando un cónyuge se muda de la casa conyugal pero continúa cumpliendo con todas las obligaciones financieras, familiares y matrimoniales. También puede ocurrir si un cónyuge se va de casa después de una discusión pero regresa después de unos días o semanas. Estas son situaciones normales en el matrimonio, ya que las personas discuten y tienen desacuerdos ocasionalmente.

Por otro lado, el abandono matrimonial ocurre sin ninguna razón lógica o genuina. Ocurre cuando el cónyuge se va sin comunicarse con el otro y sin intención de regresar. Antes de considerar el abandono matrimonial, la ausencia de un cónyuge debe haber superado un tiempo específico, generalmente un año.

Consecuencias del Abandono Matrimonial

El abandono matrimonial tiene consecuencias negativas para el cónyuge abandonado y los hijos. Los cónyuges se separan y los niños se distancian de sus padres. Esto suele tener efectos en los niños y en las personas implicadas.

1. Delito Penal

Una de las consecuencias del abandono matrimonial es que el cónyuge culpable está infringiendo la ley. En algunos países como Estados Unidos y Reino Unido, abandonar a un cónyuge dependiente y a los hijos sin ninguna razón o explicación lógica conlleva una pena y afecta a la concesión de la pensión alimenticia en un acuerdo de divorcio. Por ejemplo, el abandono y el hecho de no proporcionar cuidados a cónyuges enfermos o dependientes o a niños menores se consideran abandono criminal.

2. Mayor Gasto Económico

Según algunos estados o países, el padre que abandona a su familia y a sus hijos menores puede verse obligado a pagar más por la manutención de los hijos. Esto deja un gran vacío en sus finanzas, paralizando otras cosas. Además, se pueden exigir otras tasas que no se habían presupuestado al abandonar el matrimonio por la vía legal.

3. Pérdida de la Custodia de los Hijos

En cualquier caso de abandono matrimonial que implique a menores, lo primero es el bienestar de los niños. En otras palabras, el juez considerará cómo el fallo puede favorecer a los niños en lugar de a los adultos implicados. Esto incluye dónde vivirán los niños, la frecuencia de las visitas parentales y cómo se repartirá la toma de decisiones entre los padres.

Aunque la custodia del niño o los niños no se utiliza para castigar a los padres, un padre que ha abandonado a su familia sin motivo o comunicación puede no tener posibilidades de obtener la custodia de los niños. Este hecho afecta a las conclusiones del juez sobre sus responsabilidades parentales, su fortaleza y su voluntad de velar por su bienestar. El juez considera estos factores junto con otros para tomar sus decisiones.

Leer Más:  Estado de tu matrimonio: descúbrelo con este cuestionario

Sin embargo, esto no significa que no se le conceda ninguna parte en la crianza de los hijos. El fallo final depende del juez y de la ley sobre abandono matrimonial de su estado o país.

4. Odio a Largo Plazo

Una consecuencia inevitable del abandono matrimonial es el odio que se genera entre los cónyuges o los hijos. Un cónyuge que se va repentinamente sin comunicación o intención de regresar le dice a su pareja que no merece el esfuerzo.

También puede significar para la otra persona que no se confía en ella o que no se cree en su unión. Esto hace que un cónyuge odie al otro. En algunos casos, los niños pueden odiar a uno de sus padres durante mucho tiempo. Puede ser permanente o temporal, dependiendo de la situación.

5. Afectación a la División de Bienes

Otra consecuencia del abandono matrimonial es la repartición de los bienes. Al igual que las leyes sobre custodia de los hijos, muchos estados consideran varios factores antes de emitir su fallo en un caso de divorcio. Estos pueden incluir cuánto recibe un cónyuge y durante cuánto tiempo.

En algunos estados, las leyes consideran la mala conducta del cónyuge, como el abandono matrimonial. Aunque el aspecto financiero es el más importante, el abandono en el matrimonio es un factor si afecta a un cónyuge enfermo o a hijos menores. Una forma en que puede afectar al que se va es en la división de bienes.

Algunos estados utilizan la regla de “división equitativa”. Este término implica que el juez decide una forma justa de distribuir los bienes y las deudas de la pareja. Sin embargo, un juez puede conceder al cónyuge que se ha ido una mayor parte de los bienes, a menos que el estado indique lo contrario.

Si se ha abandonado a su pareja durante más de un año, este podría ser su caso si el juez considera su abandono matrimonial. Pero eso no significa que vaya a perder sus propiedades.

6. Fallecimiento

Otra consecuencia del abandono marital es que puede llevar a la muerte de uno de los cónyuges. Si una persona abandona repentinamente a su cónyuge enfermo, puede afectarle gravemente. Además del apoyo económico, el apoyo emocional puede ayudar a las personas enfermas a recuperarse a tiempo.

Leer Más:  Cómo saber si tu pareja solo depende emocionalmente de ti

Pensar en la ausencia de un cónyuge puede agravar la enfermedad de una persona enferma. Hay mejores formas de abandonar un matrimonio que no se quiere o con el que no se está de acuerdo. Participar en el abandono matrimonial no es una de ellas. Si se ha intentado resolver el asunto o comunicarse con el cónyuge varias veces, se puede considerar acudir a terapia matrimonial.

Además, el abandono matrimonial sólo se permite en caso de peligro para la vida. Si su cónyuge amenaza su vida o le hace la vida insoportable, puede irse. Abandonar a su pareja y a sus hijos, en este caso, se considera abandono constructivo, como se ha comentado anteriormente.

Cómo Hacer Frente al Abandono

Hacer frente al abandono matrimonial puede ser una experiencia increíblemente angustiosa y abrumadora. Es importante recordar que la curación lleva tiempo, y que está bien sentir una mezcla de emociones, como enfado, tristeza y confusión.

Rodéese de un sólido sistema de apoyo de amigos y familiares de confianza que puedan ofrecerle un oído atento y consejos empáticos. Busque asesoramiento o terapia profesional para ayudarle a procesar sus emociones y desarrollar estrategias de afrontamiento.

Cuide de sí mismo centrándose en actividades de autocuidado que promuevan su bienestar físico y emocional. Participar en pasatiempos, practicar la atención plena y establecer límites también puede ayudarle a recuperar el control y reconstruir su vida después del abandono.

Preguntas frecuentes sobre el abandono matrimonial

¿Se puede denunciar a un cónyuge por abandono?

Sí, en algunos casos, el abandono puede ser un delito que conlleva consecuencias legales. Es importante consultar con un abogado de familia para conocer las leyes específicas en tu localidad.

¿Cómo se manifiesta el abandono en un matrimonio?

El abandono puede manifestarse de diversas formas, como ausencia física, alejamiento emocional, negligencia de responsabilidades financieras o abuso de sustancias. Genera sentimientos de desconexión y soledad, y daña la dinámica general de la relación.

¿Qué puede hacer una esposa si su marido la abandona?

Si una esposa es abandonada por su marido, puede tomar diferentes medidas según su situación. Puede buscar asesoramiento legal sobre cuestiones como el divorcio, los derechos de propiedad o la custodia de los hijos. También puede buscar apoyo emocional de amigos o familiares de confianza y considerar la posibilidad de acudir a un psicólogo profesional para afrontar los retos emocionales del abandono.

Previous post Las Causas Ocultas de las Infidelidades
Next post ¡Construyamos una amistad antes de una relación!