Cómo mantener a tu marido sexualmente satisfecho

¿Por qué es tan importante el sexo en un matrimonio?

El sexo es una parte fundamental de una relación de pareja. Ayuda a estrechar lazos, refuerza la conexión emocional y el compromiso, y proporciona placer y satisfacción a ambos miembros de la pareja.

Cuando el sexo no funciona bien en un matrimonio, puede conducir a problemas como la insatisfacción, la infidelidad y, en última instancia, el divorcio.

¿Cómo mantener a tu marido sexualmente satisfecho?

Hay muchas cosas que puedes hacer para mantener a tu marido sexualmente satisfecho. Aquí tienes algunos consejos:

1. No esperes a que él tome la iniciativa todo el tiempo

A veces, las mujeres esperamos a que nuestros maridos tomen la iniciativa en el sexo. Sin embargo, esto puede hacer que se sientan presionados y resentidos.

Para mantener las cosas interesantes, intenta tomar la iniciativa de vez en cuando. Inicia el sexo, sugiere nuevas posiciones o juguetes, o simplemente dile a tu marido lo que quieres.

2. Dale una sorpresa sexual

Una de las mejores maneras de mantener el sexo emocionante es sorprender a tu marido con algo nuevo. Esto podría ser cualquier cosa, desde un nuevo conjunto de lencería hasta una cita sexual sorpresa.

Si no estás segura de qué le gustaría a tu marido, intenta hablar con él sobre sus fantasías sexuales. Esto te ayudará a tener una mejor idea de lo que le excita.

3. Sugiere probar un pequeño juego de rol

Los juegos de rol pueden ser una forma divertida y picante de añadir algo de variedad a tu vida sexual. Hay muchos tipos diferentes de juegos de rol que podéis probar, así que seguro que encontráis uno que os guste a los dos.

Leer Más:  Cómo ser una persona más confiable

Si no estás segura de cómo empezar, intenta buscar algunos juegos de rol en línea o en una librería. También puedes pedirle a tu marido que te ayude a crear un juego de rol personalizado.

4. Sé una provocadora

Una de las mejores maneras de mantener a tu marido sexualmente satisfecho es ser una provocadora. Esto significa coquetear con él, tocarlo de forma sugerente y hacerle saber que estás interesada en él.

Puedes ser una provocadora en cualquier momento y lugar. Inténtalo en casa, en el trabajo o incluso en público. Cuanto más provocadora seas, más excitado se sentirá tu marido.

5. ¡Vámonos de escapada!

Una escapada romántica es una forma estupenda de salir de la rutina y reavivar la chispa en vuestra relación. Cuando estéis lejos de las exigencias de la vida cotidiana, tendréis más tiempo para centraros el uno en el otro y disfrutar del sexo.

Si no podéis permitirte una escapada, intentad hacer una pequeña escapada de fin de semana o incluso una noche de hotel. Cualquier cambio de escenario puede ayudar a mejorar vuestra vida sexual.

6. Cuídate, pero hazlo por ti primero

Una mujer que se cuida a sí misma, se viste con cosas que la hacen sentir sexy y se arregla sólo por el puro placer de sentirse bien, ¡es una mujer sexy!

Tu marido apreciará el esfuerzo que haces, pero es aún más sexy que no lo hagas por él, sino por ti. Eso se traduce en que tienes mucha más confianza y te empuja a querer probar cosas nuevas en la cama.

7. Ayúdale a relajarse

A todo el mundo le gustan los masajes de espalda, especialmente si los da su pareja. Cuando llegue a casa después de un largo día de trabajo, haz que se tumbe en la cama y saca el aceite de masaje.

Leer Más:  ¡Afrontando el primer encuentro con los suegros!

No tienes que hacer esto todo el tiempo, pero es una forma estupenda de sorprenderle con algo físico y sensual.

Deja que tus manos vaguen y hazlo mucho más subido de tono que los masajes que ves en un spa. Es la mejor manera de ayudarle a relajarse después de un día estresante en el trabajo y, en lo que respecta a la satisfacción sexual, ¡es un acierto!

8. Toma las riendas

Si tu marido suele ser el que manda en el dormitorio, ha llegado el momento de cambiar las cosas si quieres aprender a mantenerlo sexualmente satisfecho y feliz en la cama.

Lleva el camino al dormitorio y toma las decisiones. Puede que al principio se sorprenda un poco, pero estamos bastante seguros de que se relajará y lo disfrutará bastante rápido.

A la mayoría de los hombres les gusta que su pareja tome las riendas para variar y mezcle un poco las cosas. Adorará este lado tuyo más dominante y significa que no tiene la presión de intentar pensar en qué hacer a continuación.

Esto también es ideal para ayudaros a salir de la rutina: cuando una persona siempre sigue una rutina específica, tiende a aburrirse un poco, ¿verdad?

Si no estás segura de qué hacer o te falta confianza, mira primero algunos vídeos. Hay algunas películas porno aptas para mujeres que puedes ver, o puedes simplemente ver algunos vídeos de burlesque si eso es demasiado extremo para ti. La idea es sentirse segura y en control.

9. Hablemos de sexo

¿Cuándo fue la última vez que hablaste con tu pareja sobre sexo? Probablemente no hace mucho. Pero si quieres seducir a tu marido y satisfacerlo en la cama, empieza a hablar de la idea del sexo, especialmente si habéis estado pasando por una época de sequía.

Leer Más:  INTJ Relationships: A Guide to Understanding and Succeeding

Habla de lo que te excita y de las cosas que te gustaría probar con él. Mira adónde te lleva la conversación.

Habla de tus fantasías y anímale a que comparta las suyas. Si te resulta demasiado incómodo decirlas en voz alta, escríbelas y deja que las lea. ¡Esa será una nota sexy que no olvidará!

También puedes probar el discurso sucio. Seguro que es algo en lo que tendrás que sentirte segura, pero te estará rogando que le liberes cuando le hayas susurrado algunas palabras sucias al oído. ¡Inténtalo!

10. Muéstrale lo que te gusta

Esta puede requerir algo de confianza, ¡pero puedes hacerlo! Los chicos no pueden evitar preguntarse qué haces cuando estás sola. ¿Cómo te tocas? ¿Qué disfrutas? ¿Qué aspecto tienes cuando estás sola, con la boca abierta en éxtasis y sin nadie a quien complacer más que a ti misma?

Muéstrale. Túmbate en la cama y hazlo. Cierra los ojos y olvídate de que está ahí. Es un movimiento que nunca olvidará y te estará agradeciendo las estrellas, ¡seguro!