¿Alguna vez has estado en una cita y la conversación se ha vuelto silenciosa? Puede que haya química y muchos intereses similares, pero a veces las conversaciones no fluyen de forma natural. Es molesto, ¿verdad? ¿La respuesta? Aprende a mantener siempre una conversación con una chica, ¡y ahórrate el estrés!

¿Por qué es un problema tan común para la mayoría de las chicas?

Lo entendemos, los nervios juegan su papel cuando intentas impresionar. Sin embargo, si no sabes cómo mantener una conversación, ¿cómo se supone que van a conocerse?

Entendemos que hablar con alguien que no conoces bien es difícil. Sin embargo, hay ciertas cosas en la vida que simplemente tienes que intentar superar. Haciendo tus deberes y aprendiendo a mantener una conversación con una chica, podrás evitar este problema en tu vida amorosa.

Tanto si estás nervioso como si no, tener una conversación es la única manera de conocer a alguien. ¡Hay que hacerlo!

Es la mejor manera para que ambas partes aprendan más, y es algo a lo que recurrir en una relación establecida cuando las cosas se ponen difíciles. Si no puedes tener una conversación ahora, ¿qué te hace pensar que vas a poder hacerlo más adelante en la relación?

Temas de conversación con una chica

Antes de entablar una conversación con una chica, es bueno tener una lista de posibles temas de conversación.

  • Educación
  • Carrera
  • Planes
  • Aficiones
  • Pasiones
  • Música favorita
  • Viajes
  • Películas
  • Infancia
  • Familia y amigos
  • Mascotas
  • Entretenimiento
  • Actualidad

Aunque algunos de estos temas pueden dar lugar a grandes conversaciones sobre su vida personal, asegúrate de no ser demasiado personal o de hacerla sentir presionada a hablar de ciertos temas. Si sientes que la conversación necesita un tono más ligero y juguetón, ¡ahora tienes una lista de temas de respaldo de los que puedes hablar!

Cómo mantener una conversación con una chica

No es sólo la mala química lo que puede hacer que una conversación se caiga. En realidad, hay muchas razones diferentes que causan incomodidad. Por suerte, muchas de esas razones tienen que ver con la falta de preparación.

Si realmente te gusta una chica, tu mejor oportunidad de conquistarla es ser un gran conversador. Nadie querrá alejarse de alguien con quien le encanta hablar. Aquí tienes cómo mantener una conversación con una chica que realmente te gusta.

1. Estar preparado

Si te presentas a una cita o inicias una conversación sin tener nada de qué hablar, vas a fracasar. Tienes que estar preparado para todo tipo de conversaciones si quieres mantener una conversación con una chica.

No sólo tienes que estar preparado para los temas, sino que tienes que estar en una mentalidad preparada para estar tranquilo y sereno. La mayoría de las veces, los nervios de una persona se interpondrán y estará demasiado atrapada en su propio nerviosismo.

Leer Más:  Gestionar a una madre dominante: un desafío emocional y un camino hacia el autodescubrimiento

Relájate, mantén la calma y entonces podrás mantener una conversación adecuada.

2. Habla de sus intereses

Cuando conozcas a alguien, debes intentar despertar su interés y aprender sobre las cosas que le gustan, en lugar de las cosas que hace.

Aunque obviamente es un tema que surgirá en algún momento, nunca empieces hablando del trabajo. Esto provoca el estrés del trabajo y puede hacer que el estado de ánimo de una persona cambie.

Si le preguntas qué le gusta hacer, conseguirás que hable de sus pasiones y no sólo tendrá mucho que decir al respecto, sino que estará de mucho mejor humor.

3. Si parece habladora, quédate con ese tema

Demasiados chicos cometen el error de cambiar de tema justo cuando una chica empieza a entusiasmarse con uno. Esto suele deberse a que temen que la conversación se acabe. Quieren asegurarse de tener algo más de qué hablar.

Sin embargo, eso en realidad crea el efecto contrario al que la gente pretende. Ella se sentirá decepcionada porque hayas pasado por alto ese tema y te quedarás sin cosas que decir.

Cuando una chica parece que le gusta el tema que estás discutiendo, no dejes de hablar de él hasta que ella lo termine.

4. Haz preguntas

Lo mejor que puedes hacer para mantener la conversación es seguir haciendo preguntas. No hagas que parezca una entrevista, pero no te limites a escuchar cuál es su grupo favorito y luego pasar a otra cosa. Pregúntale por qué es su favorito, si alguna vez los ha visto en concierto, etcétera.

Hacer preguntas no sólo te permite conocerla mejor, sino que también permite que surjan nuevos temas durante la conversación. Mantener una conversación con una chica implica hacer preguntas detalladas sobre diferentes temas.

5. Refleja su energía

Tu energía debe coincidir con la de la chica con la que estás hablando. Si le entusiasma un interés o una afición, muéstrate entusiasmado con ella. Si hay algo en el tema que la ha molestado, enfádate por ella e intenta cambiar de tema.

Hay una fina línea entre reflejar su energía y ser falso sobre lo que sientes. Recuerda ser tú mismo y deberías mantenerte en el lado correcto de la línea.

6. Utiliza también las historias y experiencias de otras personas

No tienes que limitarte a lo que sabes. Si ella está hablando de algo sobre lo que sabes que un amigo tiene una historia muy divertida, adelante, compártela. Recurrir a las experiencias de otra persona te da más material que cubrir.

No sólo mantendrás la conversación con una chica, sino que también le darás una visión de tu vida con tus amigos y/o familiares. Así, ella también podrá conocerte mejor.

7. No la interrumpas cuando esté hablando

Sabemos que es difícil no intervenir cuando piensas en algo que se relaciona con lo que está hablando. Esto es especialmente difícil si no quieres olvidarlo. Pero debes evitar interrumpir a toda costa.

Leer Más:  Cómo lidiar con los grandes cambios en la vida

Intenta retener esos pensamientos hasta que haya terminado lo que está diciendo y luego sácalos a relucir. Esto hará que la conversación fluya sin problemas. Además, no sentirá que intentas callarla interrumpiéndola.

8. Haz preguntas abiertas

Definitivamente deberías hacer muchas preguntas, pero asegúrate de que sean abiertas. Hacer preguntas de “sí” o “no” puede parecer la manera de mantener una conversación con una chica, pero sólo estás limitando sus respuestas.

Hacer preguntas abiertas o pedirle que desarrolle algo le permite abrirse y hablar más. Esto hará que la conversación sea fluida.

9. Saber cómo pasar a un nuevo tema

Si parece que se aburre o le cuesta hablar de un tema, debes saber cómo pasar de él a otro de forma natural. Lo que decimos es que no saques al azar un tema que no tenga ninguna relación con la conversación. Cambiar de tema abruptamente puede hacer que una cita se sienta como un interrogatorio policial, ¡o una emboscada!

10. Planifica previamente algunos temas y tenlos preparados

Es un buen plan de respaldo tener temas preparados para mantener una conversación con una chica. Ahora bien, no tienes que llevar una lista durante una cena y tachar ciertas cosas que en realidad pueden ser espeluznantes, pero sí debes tener una lista de comprobación mental.

Habla de sus aficiones, sus mascotas, su familia, su trabajo e incluso de algo de su vida universitaria. Saber de qué hablar te salvará cuando parezca que la conversación está tomando un rumbo descendente.

11. Evita los temas personales

Hacer preguntas sobre su vida personal puede ser un buen comienzo para una conversación, pero asegúrate de no hacer preguntas demasiado personales.

Los temas sobre sus amigos y su familia suelen ser seguros, pero no la presiones para que profundice en su vida con su ex, por ejemplo. Hacerlo es una forma segura de hacer que cualquier chica se sienta incómoda.

12. Chismorrea un poco

Seremos los primeros en admitir que chismorrear puede ser divertido. Es entretenido y puede ser una gran manera de desahogarse si lo necesitas. Las personas que chismorrean juntas tienden a confiar las unas en las otras, así que es una gran manera de conectar con tu cita. Pero la clave es: que no sea tóxico.

13. Saber cuándo continuar la conversación

Comprueba si sigue interesada en el tema de la conversación o si es hora de cambiar de tema. Puede que te dé una respuesta, pero que no quiera continuar con la conversación en cuestión. ¡Y eso está bien! Si no te dice directamente que no quiere seguir hablando del tema en cuestión, hay otras formas de saberlo.

Su expresión facial puede ser muy reveladora. Si parece disgustada, deberías considerar cambiar de tema de conversación. Si su cuerpo está posicionado lejos de ti, o parece cerrada y reservada, no lo está sintiendo. Asegúrate de estar atento a su lenguaje corporal para saber si quiere continuar la conversación o no.

Leer Más:  Consejos para chicas en la primera cita: Guía para impresionar y sorprender a tu cita

14. Acepta los silencios incómodos y hazlos divertidos

Incluso si estás demasiado preparado, probablemente habrá momentos de silencio de todos modos. Lo mejor que puedes hacer es simplemente reconocer el silencio y aportar algo de humor al momento.

Mejor aún, habla de cómo te encantan u odias los momentos incómodos porque son muy divertidos. Incluso puedes contar una historia divertida anterior sobre un momento incómodo y utilizarla para salir del paso.

15. Flirtea de forma natural

Flirtear durante una cita puede añadir realmente vitalidad a la conversación. No tengas miedo de ser un poco juguetón y asegúrate de mantenerlo orgánico y ligero. Encuentra formas de burlarte de ella sin reírte de sus intereses.

Para obtener consejos sobre cómo flirtear, tenemos una guía con 54 secretos y 41 ejemplos de cómo flirtear con una chica y hacerla sonrojar.

16. Recuerda que las conversaciones son un acuerdo de dos

Hay algunas chicas que son un desastre teniendo una conversación. A veces no tiene nada que ver contigo y todo con ellas.

Sólo recuerda que puedes probar todos los trucos del libro, pero si la otra persona no se esfuerza, no será una conversación exitosa. Mientras tú te esfuerces por mantener la conversación con una chica, eso es lo único que importa.

17. Debate, pero no discutas

A veces, un tema requiere un divertido debate. Pero debes saber cuándo debes debatir con ella y cuándo debes dejarlo pasar. La clave es recordar que se trata de un ambiente lúdico y desenfadado. Si hay un tema serio con el que no estás de acuerdo, déjalo pasar. En lugar de debatir, cambia de tema para que ni tú ni ella os sintáis incómodos o a la defensiva.

18. No tengas miedo de ser estrafalario

A veces son los comentarios extraños y las cosas estrafalarias las que mantienen una conversación fluida. No te preocupes si terminas diciendo algo que en retrospectiva parece un poco raro. Probablemente sea un verdadero comienzo de conversación y algo que mantendrá la charla en marcha.

19. Despídete en el momento adecuado

Antes de decidir terminar la conversación por completo, no tengas miedo de meter una frase sobre volver a charlar pronto. Recuerda mantenerlo casual y ligero.

Menciona un restaurante al que te encantaría llevarla, una cafetería en la que podáis charlar o una librería en la que podáis compartir libros. Cualesquiera que sean sus intereses, utilízalos como razón para verla la próxima vez.

Previous post ¿Cómo saber si una chica está coqueteando contigo?
Next post ¡Libérate de la dependencia emocional en tu relación!