¿Qué significa ser una persona provocativa?

Ser provocativo es una forma de llamar la atención y hacer que alguien te desee más. En cierto modo, los confundes y esa confusión hace que piensen en ti porque te has convertido en un reto.

Aprendamos a ser una persona provocativa

Hay un par de cosas que puedes hacer para trabajar en tu lado provocativo. Si quieres llamar la atención de alguien, tienes que seguir estos 13 pasos a continuación. Si no, podrías arruinar todo el plan, y nadie quiere que eso ocurra.

1. Pregúntate qué quieres

Antes de empezar a provocarlos, averigua qué quieres. Jugar con la mente no es guay. No hagas nada hasta que sepas lo que buscas.

2. Conócelos un poco primero

Antes de nada, deberías tener una idea decente de quiénes son como persona. De esa manera, puedes decidir cómo quieres acercarte a ellos. Si no, puede ser un desastre.

3. ¿Cómo es su personalidad?

Es importante entender su personalidad para poder decidir cómo quieres acercarte a ellos. No hay un método único para todos cuando se trata de provocar a alguien.

4. Empieza por ser inalcanzable

La cuestión es que, si quieres tener éxito con las provocaciones, tienes que ser inalcanzable, hasta cierto punto.

5. Trabaja en tu confianza

Si quieres ser un provocador exitoso, entonces vas a necesitar tener confianza. Cuando se trata de cualquier cosa, la confianza es la clave. Puedes decir todas las cosas correctas, pero si no te apropias de ellas, nada funcionará.

Leer Más:  ¿Quiere casarse conmigo? ¡Descúbrelo con este test!

6. Aprende a ser una persona provocativa coqueteando a tope

Sin ser coqueto, no llegarás a ninguna parte. El coqueteo es una necesidad cuando se trata de conseguir la atención ual o romántica de alguien.

7. Sé juguetón

Mira, provocar no es intimidar a esa persona. Se supone que debes ser ligero y juguetón, creando una atmósfera ual y de coqueteo. No quieres que se sientan atacados. Así que, cuando coquetees con ellos, mantén las cosas ligeras y fáciles.

8. Averigua dónde está el límite

Como dijimos antes, se supone que las provocaciones son ligeras y divertidas. Necesitas saber dónde está el límite. Si no, tus provocaciones pueden llegar a ser hirientes para alguien. No los degrades ni humilles.

9. Hazte un poco físico, pero sólo un poco

No deberías tirarlos contra la pared… ¡eso no es una provocación, es simplemente cruel! Pero puedes darles un ligero codazo cuando hagas una broma, o tocarles el brazo.

10. Crea una conexión emocional

A través del coqueteo, podrás crear tensión ual entre ustedes. Pero esto también significa que tiene que haber un elemento emocional.

11. Habla con tus ojos

Has jugado a hacerte el duro, y te has pasado de la raya con el coqueteo. Ahora, es el momento de hablar con los ojos.

12. Dales un beso

Si quieres. Si sientes que es el momento de llevarlo al siguiente nivel, entonces no seas tímido y dales un beso.

13. Aprende a ser una persona provocativa no acostándote con ellos demasiado rápido

Puede que quieras saltar sobre ellos, ¡pero no lo hagas! Si quieres ser un provocador profesional, necesitan saber que no estás hambriento de ellos. Tienes que ser tan fresco como un pepino. Tómate tu tiempo antes de dar este paso, necesitan trabajar para esto y sólo el tiempo puede llevarlos allí.

Leer Más:  Los Símbolos del Amor a Través de la Historia y las Culturas
Previous post Empatía vs Empatía: ¿Cuál es la Diferencia?
Next post 10 consejos para tener una cita con un amante de la naturaleza