En el mundo de las redes sociales, ser capaz de tomar la selfie perfecta parece ser lo más importante. Si tomas una mala, puede hacer que todo tu perfil se vea mal, incluso si eres una persona realmente adorable. Por eso todo el mundo debería aprender a tomar una buena selfie.

Los beneficios de aprender a tomar una buena selfie

No vamos a mentir, hay cosas más importantes en la vida que saber tomar una buena selfie. Sin embargo, saber cómo tomar una gran foto de ti mismo puede ser útil por varias razones.

  • Atraer seguidores e incluso aumentar tu autoestima. Cuando sabes cómo tomar una buena selfie, puedes atraer seguidores e incluso aumentar tu autoestima.

  • Capturar momentos especiales. Las selfies son una forma estupenda de capturar momentos especiales de tu vida. Puedes mirarlas más tarde y recordar esos momentos.

  • Conectar con amigos y familiares. Las selfies son una forma estupenda de conectar con amigos y familiares que viven lejos. Puedes enviarles selfies para mostrarles lo que estás haciendo y cómo estás.

Cómo tomar una buena selfie: 25 consejos

  1. Encuentra una zona con buena iluminación. La luz es lo que realmente hará que la foto se vea bien o mal. Pero lo de la iluminación en las fotos puede ser complicado. Puede que pienses que la mejor iluminación es en un día soleado, pero en realidad puede ser un poco dura. La mejor iluminación absoluta es en el exterior en un día ligeramente nublado. Tienes la luz natural en bruto sin la dureza de la luz solar directa. También puedes aprender dónde tiene tu casa una buena iluminación y simplemente hacer fotos allí.

  2. Espera a la hora dorada. Si quieres hablar de buena iluminación, no hay nada mejor que la hora dorada.

  3. Luce tu mejor aspecto. No puedes hacerte una gran foto cuando tienes un aspecto horrible. Si quieres una buena selfie, luce tu mejor aspecto.

  4. Hazte muchas fotos. Pensar que podrás sacar tu teléfono, hacerte una sola foto y que sea la mejor selfie que te hayas hecho nunca es, sinceramente, un sueño imposible al que todos deberíamos renunciar.

  5. Aprende qué ángulos son tus mejores. Todo el mundo tiene ángulos que se adaptan mejor a su cara y cuerpo que otros. Aprende cuáles son para que puedas capturarlos siempre cuando te hagas la foto.

  6. Practica en un espejo antes de hacer la foto. Si te cuesta averiguar qué ángulos son los mejores, ponte delante de un espejo. Mueve tu cuerpo y tu cara hasta que te mires en el espejo y pienses: “¡Guau! Esto se ve genial”. Ese es tu ángulo.

  7. Utiliza buenas aplicaciones para selfies. Hay muchas aplicaciones dedicadas a hacerte una gran foto. Están llenas de funciones y opciones de edición que pueden darle a tu selfie algo extra. Sólo ten en cuenta que a veces, menos es más.

  8. Utiliza accesorios o tus manos. No te limites a hacerte una foto de tu cara cada vez. Tienes que mezclarlo. Añade algunos accesorios o incluso tus manos para dar algo diferente que no todo el mundo vea.

  9. Utiliza expresiones interesantes. Si subes una selfie y todas tienen exactamente el mismo aspecto, con el mismo ángulo y la misma expresión, será realmente aburrido. ¡Tienes que mezclarlo! No tengas miedo de mostrar tu sonrisa, hacer un guiño e incluso sacar la lengua. ¡Haz que sea divertido!

  10. Prueba las selfies de cuerpo entero. Las selfies no son sólo de tu cara. Si tienes un espejo de cuerpo entero, hazte fotos de todo tu cuerpo. ¡Cambiarlo de vez en cuando puede ser algo genial!

  11. No te mires. ¡Sabemos lo que estás haciendo! Estás usando la cámara frontal y mirándote en la pantalla en lugar de a la cámara.

  12. Mantén la edición sencilla. La gente puede notar cuando editas mucho tus fotos y no se verá bien. Si decides editar tus rasgos o añadir un filtro chulo, haz que parezca lo más natural posible. La gente se molestará si se nota que has añadido muchos efectos.

  13. No confíes en los filtros. Cada pocos meses, se lanza un nuevo filtro que capta la atención de todos por su realismo, y cada uno de ellos es más difícil de detectar.

  14. Evita las poses incómodas. Ya sabes de cuáles hablamos: los labios de pato, el signo de la paz y sacar el trasero son poses que se han usado en exceso.

  15. Mantente en movimiento. Cuando te haces una selfie, puedes recurrir a una o dos poses estándar y mantenerlas hasta que hayas hecho la foto que te gusta. Pero esa podría ser la razón por la que todas tus selfies acaban pareciendo rígidas e incómodas.

  16. Utiliza la cámara trasera, no la delantera. ¡Sabemos lo que estás pensando! Crees que la cámara delantera es para selfies. Aunque eso puede ser cierto, no significa que sea la mejor cámara para usar. La que está en la parte trasera de tu teléfono es en realidad una mejor cámara en general. Por lo tanto, obtendrás una mejor selfie.

  17. Hablando de cámaras, ¡limpia la tuya! ¿Cómo esperas hacerte una gran foto si el objetivo de tu cámara se esfuerza por enfocarte a través de las manchas de huellas dactilares y la suciedad? Dale a tu cámara una buena limpieza de antemano para que pueda ser capturada con perfecta claridad.

  18. Hidrátate antes de disparar. Las cámaras de los teléfonos son cada vez más HD cada año, lo cual es genial… Hasta que vas a hacerte una foto y tu cámara capta todos los detalles de tu piel seca.

  19. Hazte selfies con tus mascotas y amigos. ¡A todo el mundo le encanta una selfie con un animal! Si tienes mascotas, hazte una foto con ellas y súbela. También puedes hacerte selfies con tus amigos para aumentar la calidad. Cuantos más, mejor.

  20. Aprende las tendencias actuales de las selfies. Estas tendencias cambian constantemente. ¿Recuerdas cuando hacer labios de pato era algo muy importante?

  21. Presta atención a las fotos que reciben más likes. Esto es algo que cualquiera debería hacer con todas las fotos. Averigua cuáles son las que reciben más likes y haz más selfies como esas. A la gente le gusta por una razón.

  22. Sonríe. Hay un momento y un lugar para las selfies de aspecto gruñón, pero a todo el mundo le encanta verte feliz y sonriente. No importa qué, tener una sonrisa genuina cuando te haces una selfie puede hacerla MUCHO mejor.

  23. Sonríe con los ojos. Cuando decimos sonreír, probablemente vayas inmediatamente a mover los labios. Pero las sonrisas genuinas no se centran sólo en la boca, se extienden por todo el rostro.

  24. Di una palabra divertida. Sonreír a voluntad puede ser difícil. ¡Sonreír de forma genuina puede ser incluso más difícil! Forzar una sonrisa suele ser obvio desde una milla de distancia, especialmente en los músculos tensos alrededor de los ojos y la boca.

  25. Saca la barbilla. Si aún no te has dado cuenta, la clave para una buena selfie es la felicidad desde dentro. ¿Por qué crees que te dimos tantos consejos sobre cómo sonreír? Para tener buen aspecto, tienes que sentirte bien… o al menos parecer que lo haces. Para sorprender a la gente con tus selfies, lo único que necesitas es confianza. Así que no escondas esa cara en sombras incómodas, ¡saca esa barbilla y muéstrales quién eres!

Leer Más:  El divorcio mutuo: una guía paso a paso
Previous post Señales de que tu relación durará o no
Next post ¡Descubre los Secretos para Ganar el Corazón de una Chica!