¿El celular o tu pareja?

En el mundo actual, es casi imposible imaginar la vida sin celulares. Nos mantienen conectados con el trabajo, amigos y familiares, sin importar dónde estemos. Sin embargo, el uso excesivo o inapropiado de los celulares puede dañar gravemente nuestras relaciones más cercanas. Muchas personas ignoran a quienes están con ellos para prestar atención al mundo virtual.

¿Qué es el “phubbing”?

Este hábito crea consecuencias en la vida real, incluyendo diferentes formas en que los celulares arruinan las relaciones o destruyen los matrimonios.

Phubbing significa permanecer ocupado con el celular en lugar de interactuar con la persona que está contigo.

Según el Diccionario de Cambridge, el phubbing es “el acto de ignorar a alguien que está contigo y prestar atención a tu celular en su lugar”.

En realidad, es un hábito de uso compulsivo de celulares hasta tal punto que arruinan las relaciones y podría ser perjudicial no solo para las relaciones de la vida real, sino también para las actividades diarias en general.

¿Por qué el uso excesivo del celular te hace sentir menos conectado?

Entonces, ¿cómo afectan los celulares a las relaciones?

Usar demasiado el celular e ignorar a la persona con la que estamos a menudo daña la calidad de las relaciones, a menos que la tendencia se dé ocasionalmente debido a un correo, mensaje o llamada importantes.

Sin embargo, si esto es un patrón, a menudo puede hacer que la persona con la que estamos se sienta menos importante o significativa. Podría comenzar con un sentimiento de tristeza y luego convertirse en ira. Es probable que este tipo de emociones negativas se introduzcan gradualmente en la relación y pueden ser un claro ejemplo de cómo los celulares arruinan las relaciones.

Los celulares arruinan las relaciones porque su uso puede conectarnos con el mundo virtual y las personas lejanas, pero pueden distraernos de las personas cercanas y privarnos de cosas importantes. Esto también puede hacernos desagradables en nuestro círculo debido a nuestro comportamiento no verbal.

Estas personas son vistas como menos empáticas y negativas. La comunicación cara a cara siempre es más efectiva que charlar por teléfono y fortalece la conexión.

En el caso del phubbing, los celulares arruinan las relaciones. Esencialmente estás destruyendo tus lazos de la vida real y concentrándote en algo menos concreto.

Cuando el celular es más importante que la relación

Como cualquier herramienta, los celulares tienen propósitos útiles. Te permiten localizar información rápidamente (¿recuerdas los días en que tenías que imprimir un mapa de Google para navegar? Ya no). Tu celular te ayuda a administrar tu lista de tareas, seguir tu salud e incluso declarar tus impuestos.

Sin embargo, cuando siempre estás en tu celular o pasas demasiado tiempo en él, aíslas a las personas que te rodean, lo que hace que los celulares arruinen las relaciones.

Leer Más:  ¡Fortalece el vínculo emocional con tu esposa!

Por mucho que pienses que puedes realizar múltiples tareas, la investigación cerebral indica que tu mente no es eficaz para cambiar entre estímulos.

En resumen, cada minuto que pasas pegado a tu celular desvía tu atención de tu pareja, no solo cuando tienes una conversación incómoda o disfrutas de una comida romántica.

La adicción al celular puede provocar problemas sexuales. Incluso si no te vuelves adicto a la pornografía en línea, si tu pareja lo hace, puede desarrollar expectativas poco realistas de interacciones sexuales regulares. Pero no es solo la pornografía la que resulta problemática.

El problema más profundo es la sensación de desconexión que tú o tu pareja experimentan cuando te pierdes en tu celular. Realmente no escuchas ni haces contacto visual, lo que hace que tu cónyuge se sienta ignorado.

Puedes pensar: “Bueno, estamos en la misma habitación. Por lo tanto, estamos pasando tiempo juntos”. Pero las relaciones no funcionan de esa manera.

Para experimentar riqueza y plenitud, necesitas dejarte perder en los ojos de tu pareja. Necesitas concentrarte en cómo te hace sentir su toque. No puedes hacer eso cuando estás ocupado recolectando “me gusta”.

Tu actividad celular puede no ser tan privada como crees

Los celulares arruinan las relaciones hasta el punto del divorcio.

Los registros de celulares pueden verificar la infidelidad o el abuso conyugal. Si estás teniendo una aventura a través de las redes sociales, el abogado de tu pareja puede citar esos registros durante los procedimientos.

10 señales de alerta de que tú o tu pareja tienen adicción al celular

El conocimiento es poder.

Reconocer las señales de alerta de la adicción al celular puede ayudarte a modificar tu comportamiento y evitar que los celulares arruinen las relaciones. Ten cuidado con los siguientes hábitos negativos y cómo los celulares arruinan las relaciones.

  1. Tu celular es lo primero que tomas en tus manos cada mañana
    Los primeros minutos de tu día marcan el tono de lo que viene después. Si tu primera actividad es tomar tu celular para revisar el correo electrónico y las redes sociales, comienzas el día sintiéndote estresado y abrumado.

  2. Usas tu celular en la mesa
    Esfuérzate por hacer que la hora de la comida familiar o de la pareja sea una zona libre de dispositivos. Hacerlo permite que todos se conecten en la vida real y compartan su día.

  3. Usas tu celular en la cama
    Cuando te preparas para dormir, ¿lees o te acurrucas tranquilamente con tu pareja? ¿Te vuelves loco entre las sábanas? ¿O navegas por las redes sociales? La luz azul de los celulares interrumpe los ciclos regulares de sueño y el uso del celular a la hora de acostarse disminuye la intimidad.

  4. Entras en pánico cuando pierdes o rompes tu celular
    Para la mayoría de las personas, un celular roto es un inconveniente. Si descubres que se te acelera el corazón o que te entra el pánico cuando no puedes acceder a él durante uno o dos días, es una clara señal de que tienes una adicción.

  5. Ocultas tu uso
    ¿Te escapas al baño varias veces al día en el trabajo para usar tu celular? ¿Le mientes a tu jefe o familia sobre la cantidad de tiempo que pasas en línea?

  6. Usas tu celular como una muleta
    A pocos de nosotros nos gusta el tipo de conversación de “necesitamos hablar”. Pero tomar tu celular cuando tus emociones se vuelven incómodas crea distancia entre tú y tu pareja. También les hace sentir que no te importa.

  7. Lo usas para lidiar con las emociones
    Usas tu celular y dependes de él cuando estás lidiando con ansiedad o depresión. Recurres a él en momentos en los que quieres o buscas ayuda.

  8. Extrañas tu celular
    Eres testigo de síntomas de abstinencia cuando el celular está lejos o cuando la red es inalcanzable, como inquietud, irritabilidad, depresión, tensión, ira, etc.

  9. Lo usas en cada ocasión
    Usas un celular en reuniones sociales lo que lleva a la desconexión en las relaciones. Estos eventos están destinados a disfrutarse e interactuar con las personas, pero estás pegado a tu celular en lugar de conectarte con las personas en la vida real.

  10. Lo mantienes a mano
    Tu celular está en tu mano todo el tiempo. Y cuando el celular está cerca de ti en todo momento, es probable que lo revises con más frecuencia.

Leer Más:  Comprender y enfrentarse a las relaciones con parejas egoístas

¿Cuáles son los efectos de los celulares en las relaciones familiares?

La adicción al celular es un trastorno del comportamiento.

Aleja a la persona del momento y la sumerge en algo imaginario o no realmente realista como resultado de la tecnología que arruina las relaciones.

Participar en el celular no es una forma real de comunicación, y aunque los adictos pueden dar esa excusa, se requiere control y precaución para evitar que los celulares arruinen las relaciones.

Conoce las respuestas a cómo los celulares afectan las relaciones familiares y cómo el phubbing del celular puede destruir las relaciones:

Los miembros de la familia se sienten ignorados

Dado que el miembro de la familia está acostumbrado al phubbing, otros miembros de la familia pueden sentirse ignorados y menospreciados cada vez que intentan acercarse a la persona para cualquier comunicación vital.

Además, los celulares arruinan las relaciones porque se pierde mucho tiempo de calidad cuando las personas permanecen pegadas a sus celulares.

El phubbing conduce a trastornos concurrentes

La vida familiar se ve afectada ya que las personas adictas al celular están obligadas a desarrollar otros vicios como depresión, ansiedad, consumo de drogas, etc. La alta participación con el celular o Internet provoca la exposición a todas las cosas buenas y malas, lo que interrumpe la vida.

Ignoran los problemas familiares

Podría haber muchos problemas, grandes o pequeños, en la familia que necesitarían atención. Cuando la persona está pegada al celular, a menudo se vuelve inaccesible e ignora la situación familiar donde se requeriría su apoyo.

El celular se convierte en la principal razón para pelear

Los adictos a los celulares están tan pegados a sus celulares que tienden a discutir cuando no tienen su celular cerca o cuando hay algunos problemas relacionados con el celular.

Los celulares arruinan las relaciones ya que este es a menudo el resultado de la ansiedad o cualquier trastorno grave subyacente causado por el phubbing.

Los adictos recurren a los celulares durante la comunicación familiar

No hay una conversación abierta con los adictos. Una vez que se les señalan los problemas o se discute algún otro problema con ellos con respecto a las inquietudes relacionadas con ellos, se refugian en su celular en esos momentos tan incómodos.

4 estrategias para controlar el uso del celular

Afortunadamente, tienes el poder de superar tu adicción al celular. Prueba las siguientes ideas para romper el control que tu celular tiene sobre ti y tu relación.

  1. Desconéctate 30 minutos antes de acostarte
    Haz que la última media hora antes de acostarte sea un tiempo libre de dispositivos. Invierte en un reloj despertador adecuado para que puedas mantener tu celular fuera del dormitorio.
Leer Más:  ¿Por qué no cambia? Qué hacer al respecto

Crea una elegante estación de carga en la sala de estar o la cocina y crea un ritual de conectar todos los dispositivos, y dejarlos allí, al final del día.

  1. Siléncialo
    Incluso cuando pones tu celular en vibración, el zumbido distintivo desvía tu atención de tu pareja. Cuando salgan juntos, pon tu celular en silencio y déjalo en tu bolso o bolsillo. Ahora, tienes una mano libre para sostener a tu pareja.

  2. Hazlo un juego
    ¿Vas a salir con la familia o un grupo de amigos? Haz que todos pongan sus celulares en medio de la mesa. La primera persona que tome su celular les compra a todos un postre o una bebida.

  3. Tómate un descanso
    A menos que estés de guardia en la sala de emergencias local, elige un día a la semana para apagarlo.

Si es absolutamente necesario que revises el correo electrónico para el trabajo, tómate 30 minutos, una vez por la mañana y una por la tarde, para hacerlo. De lo contrario, conviértelo en un juego mental para mantener tu celular apagado. ¿Te intimida pasar un día entero?

Comienza apagando tu celular por una hora y gradualmente aumenta la cantidad de tiempo que lo dejas apagado.

Reflexiones finales

Los celulares y los problemas de relación no están relacionados. Los celulares que arruinan los matrimonios son más comunes de lo que creemos a veces. Nos tratamos a nosotros mismos como una excepción y dejamos que nuestros vicios nos dominen.

Debes entender que tu celular te mantiene conectado con el trabajo y los amigos y familiares lejanos, pero puede aislarte de la persona que más amas.

Al aprender a apagar y sintonizarte con tu pareja, experimentarás una relación más fuerte y duradera.

No te conviertas en un cuento con moraleja sobre “cómo el uso del celular puede desconectar tu relación” y aprende un poco de moderación y disfruta de la compañía de tus seres queridos.

Preguntas frecuentes

¿Cómo afectan los teléfonos celulares a las relaciones?

Los teléfonos celulares pueden dañar las relaciones si se utilizan en exceso o de forma inapropiada. Pueden hacer que las personas ignoren a quienes están con ellas para prestar atención al mundo virtual.

¿Qué es el “phubbing”?

El “phubbing” es el hábito de permanecer enganchado al teléfono en lugar de interactuar con la persona que está presente.

¿Puede el uso excesivo del teléfono celular hacerte sentir menos conectado?

Sí, el uso excesivo del teléfono celular puede hacer que las personas se sientan menos conectadas con quienes las rodean, ya que puede distraerlas de las interacciones reales.

¿De qué manera los teléfonos celulares pueden arruinar las relaciones?

  • Ignorar a las personas presentes para atender el teléfono.
  • Provocar sentimientos de falta de importancia o significación.
  • Crear distancia emocional.
  • Dificultar la comunicación cara a cara.

¿Cuáles son las señales de alarma de la adicción al teléfono celular?

  • Revisar el teléfono primero por la mañana.
  • Utilizarlo en la mesa.
  • Utilizarlo en la cama.
  • Entrar en pánico cuando se pierde o se rompe el teléfono.
  • Ocultar el uso.

¿Cómo controlar el uso del teléfono celular para evitar que dañe las relaciones?

  • Desenchufarse 30 minutos antes de acostarse.
  • Silenciar el teléfono cuando se está con alguien.
  • Convertirlo en un juego para evitar usarlo.
  • Tomarse un descanso y apagar el teléfono un día a la semana.
Previous post ¡Chicos! Consejos de Bumble para destacar y conquistar
Next post Descubre si le Gustas: ¡Responde nuestro Quiz!