¿Has sentido desconexión de ti mismo últimamente?

Quizás has seguido las rutinas diarias sin sentirte del todo bien. O tal vez has desarrollado preferencias distintas en cuanto a comida, música o incluso ropa. También podrías tener simplemente la sensación de que algo anda mal, pero sin saber qué es.

Cuando nos sentimos así, a menudo significa que no estamos tan en sintonía con nosotros mismos como podríamos estar.

¿Qué significa estar en sintonía con uno mismo?

Estar en sintonía con otra persona significa que ambos comparten un sentimiento de “corrección”. Todo encaja bien y resuena armoniosamente entre ustedes.

Cuando se trata de estar en sintonía consigo mismo, esa comprensión y resonancia se dirige hacia el interior, en lugar de hacia alguien más. Sabes que estás viviendo y comportándote de una manera que es correcta para ti porque se siente bien. Nada se siente fuera de lugar, forzado o discordante.

La mejor manera de pensar en esto es relacionar la sensación con el sonido de un instrumento musical. ¿Alguna vez has escuchado un piano o una guitarra desafinada? Simplemente suena mal. Los acordes no armonizan, las notas suenan metálicas y cualquier canción que se toque con él incomoda a los oyentes.

En contraste, un instrumento bien afinado crea sonidos que elevan el espíritu. La música que se toca con él será hermosa de escuchar.

Cuando estás en sintonía contigo mismo, no puedes evitar sentirte en paz. Te sentirás completo y tranquilo, sin estrés ni conflictos. En esencia, el sentimiento que te envuelve cuando estás en este estado es simplemente “serenidad”.

Leer Más:  ¿Los ojos errantes son realmente infidelidad?

¿Cómo ponerse en sintonía con uno mismo?

Si estás interesado en estar más en sintonía contigo mismo, hay varias cosas que puedes hacer.

Pueden diferir según la persona, pero siempre puedes hacer ajustes a estas sugerencias para adaptarlas a tus preferencias.

1. Revisa contigo mismo cada vez que hagas algo para ver si se siente “correcto”

Algunas personas mantienen hábitos diarios o participan en pasatiempos simplemente porque les son familiares, en lugar de ser cosas que realmente disfrutan. Si se les pregunta por qué lo hacen, podrían decir que siempre lo han hecho así. Es cómodo para ellos continuar con la práctica, aunque hayan evolucionado hasta convertirse en una persona completamente diferente a la que eran cuando comenzaron.

Por ejemplo, alguien puede haber adquirido el hábito de comer un tazón de cereal frío todas las mañanas para el desayuno. Puede que ni siquiera le guste el cereal frío, pero se ha convertido en un ritual para ellos durante años, incluso décadas, que prácticamente lo hacen con el piloto automático.

Es posible que, inconscientemente, atragantarse con ese tazón diario de papilla blanda prepare el escenario para un día de miseria.

Al cambiar las cosas y comer waffles en su lugar, podrían cambiar de perspectiva para el resto del día.

2. Toma nota de lo que te molesta y por qué

Se ha vuelto tendencia ofenderse a la menor provocación, especialmente cuando se trata de enviar señales de virtud para demostrar el propio valor.

Dicho esto, estar realmente molesto por algo es una historia diferente.

La ofensa suele ser un sentimiento pasajero, mientras que el malestar persiste durante bastante tiempo. Puede provocar pensamientos intrusivos y manifestarse físicamente como malestar estomacal, ansiedad, dolores de cabeza, etc.

Leer Más:  ¿Cómo identificar a una buena mujer?

Muchas personas intentan evitar situaciones, frases o incluso palabras que puedan “desencadenar” estas reacciones perturbadoras porque son difíciles de sobrellevar. Sin embargo, es posible que no conozcan la verdadera causa detrás de ellas.

Tomarse el tiempo para comprender por qué nos sentimos así puede ayudarnos a desactivar estas reacciones para que dejen de molestarnos.

Preguntas frecuentes

¿Qué es estar en sintonía con uno mismo?

Cuando estamos en sintonía con nosotros mismos, entendemos y resonamos con nuestro ser interior, en lugar de centrarnos en los demás. Vivimos y nos comportamos de acuerdo con lo que es correcto para nosotros, sintiéndonos completos, serenos y en paz.

¿Cómo puedo saber si no estoy en sintonía conmigo mismo?

Cuando no estás en sintonía con tu naturaleza, experimentas una sensación de desarmonía interna. Puedes sentirte incómodo o descontento con tus hábitos, preferencias o elecciones, como si algo no estuviera bien.

¿Qué puedo hacer para estar más en sintonía conmigo mismo?

  • Revisa tus acciones y observa si se sienten “correctas”.
  • Presta atención a lo que te molesta y por qué.
  • Observa los ciclos naturales de tu cuerpo y cómo afectan tus emociones y comportamientos.
  • Determina lo que hace que tu cuerpo se sienta más feliz y satisfecho.
  • Pregúntate preguntas que te ayuden a explorar tu verdadero yo y tus valores.
  • Crea un “tablero de visión” que represente tu versión ideal.
  • Permite el tiempo para el juego y la creatividad.
  • Presta atención a lo que tu cuerpo y mente te dicen.
  • Lleva un diario de sueños o un diario para acceder a tu subconsciente y obtener orientación.
  • Pasa tiempo a solas para conectar contigo mismo sin distracciones.
Previous post Actitudes Irresistibles para Atraer a los Hombres
Next post El amor en el matrimonio: Un viaje que evoluciona con el tiempo