Las relaciones interculturales son un hermoso camino para experimentar el amor y una nueva cultura. Sin embargo, también pueden ser difíciles, pero valen la pena. Este artículo explorará los aspectos positivos y negativos de las relaciones interculturales, así como las claves para una relación exitosa.

Beneficios de las Relaciones Interculturales

  1. Compartir diferentes tipos de comida: Con una nueva cultura vienen nuevas recetas y aventuras culinarias. Incluso si hay cientos de restaurantes de delicias extranjeras apareciendo cada día, te sorprenderás con platos tradicionales que nunca supiste que existían.

  2. Fiestas extra: Muchas culturas celebran diferentes fiestas por diversas razones. Muchas de esas fiestas están siendo integradas por otras culturas, pero es bueno saber que hay algunas para agregar a tu calendario.

  3. Descubrir nuevas costumbres: Algunas costumbres parecen locas para personas de diferentes culturas, pero algunas son realmente divertidas de seguir. Las bodas son un buen ejemplo. Algunas culturas tienen fiestas que duran una semana entera.

  4. Comprar con una nueva perspectiva: Tu despensa tendrá mucha más comida y tus armarios requerirán un poco más de espacio. Las relaciones interculturales fomentan una nueva apreciación por diferentes productos culturales.

  5. Las fiestas: Integrarte en una nueva cultura puede ser divertido y emocionante, especialmente cuando involucra tener una fiesta. Bodas, cumpleaños, bautizos: las fiestas interculturales durante ese tipo de eventos seguramente tendrán mucha gente, comida y música.

  6. Aprender un nuevo idioma: No es obligatorio aprender el idioma de la cultura de tu pareja, pero la mayoría de las personas optan por intentarlo sólo por el bien de decir “te amo”. Incluso entonces, vivir con alguien que habla un idioma diferente influye fácilmente en tu educación.

  7. Desarrollar una nueva apreciación por la perseverancia y la determinación: No es fácil estar en una relación intercultural, pero ese obstáculo es exactamente lo que los hace a ti y a tu pareja mejores personas. Sabes que se necesita mucho trabajo para mantener intacta tu relación, especialmente con todas las fuerzas externas que intentan separarla.

  8. Ciudadanías múltiples: Admitamos que este es básicamente uno de los mejores beneficios de estar en una relación intercultural, aunque el proceso suele ser difícil. Puntos extra para tus hijos, si tú y tu pareja ya cuentan con doble ciudadanía.

  9. Viajar: Existe la posibilidad de que tú y tu pareja quieran explorar las raíces del otro y esto incluirá muchos viajes. Ahora es un buen momento para hacer una maleta e ir juntos a un viaje cultural.

  10. Romper estereotipos culturales: Los estereotipos son más dañinos que divertidos. Sí, mucha gente se ríe de los chistes. Ya es hora de que dejemos de asumir lo peor en las culturas de los demás y, en cambio, tratemos de encontrar lo bueno en cada uno que conocemos.

  11. Compartir nuevos conocimientos culturales con tus seres queridos: Piensa en ello como tener más combustible para las conversaciones. No sólo estás descubriendo un nuevo mundo dentro de la vida de tu pareja. También estás en condiciones de compartir este conocimiento con tu familia, amigos y comunidad.

  12. Promover el amor y la igualdad: Al aceptar tu relación intercultural, haces una declaración de que no te importan las fronteras culturales siempre y cuando tengan respeto mutuo y afecto el uno por el otro. Este es el mensaje más importante del amor: no preocuparse por las cosas superficiales, sino preocuparse por una persona como un todo.

  13. Aprender lo que se necesita para superar las fronteras culturales: Hay una gran lección que aprender cuando emprendes algo tan progresivo como un romance intercultural. A veces pasas por la vida sin apenas un problema a la vista. Pero en un mundo renacido con nuevos ideales y creencias, espera algunos latigazos que no puedes ignorar.

Leer Más:  ¿Qué tan íntima es tu relación?

Retos de las Relaciones Interculturales

  1. Muchas culturas tienen familias entrometidas: La mayoría de las tendencias a entrometerse se derivan de los valores familiares que han transmitido desde tiempos antiguos.

  2. Algunas culturas tienen reglas para el matrimonio: Algunas costumbres matrimoniales son difíciles de cumplir. Como dar una dote, por ejemplo. El problema con esto es que algunos matrimonios no reciben la bienvenida que merecen porque la pareja no siguió las costumbres de dicha boda.

  3. La religión es casi siempre una discusión crucial: ¿Qué religión seguirán tus futuros hijos? ¿Se convertirá alguno de ustedes? Esas preguntas son muy importantes para algunas personas y pueden afectar tu relación más de lo que crees.

  4. El racismo puede afectar sus vidas: Por mucho que nos gustaría negar el hecho, el racismo todavía nos afecta en algunos de los aspectos más importantes de nuestras vidas, como el matrimonio, la carrera y la comunidad. La negación es peligrosa, especialmente si vives en un lugar con menos personas de mente abierta.

  5. La genética es un tema delicado: Desafortunadamente, una de las verdades más desgarradoras es que ciertas razas tienen predisposición a enfermedades genéticas raras. Tú y tu pareja deberán hacerse la prueba de este tipo de cosas, especialmente si quieren tener hijos.

  6. La crianza de los hijos interculturales puede ser un desafío: El mundo puede ser un lugar aterrador para los niños nacidos de relaciones interculturales. Es difícil explicarles por qué la gente pelea por el color de su piel. También pueden confundirse sobre con qué cultura se identifican.

  7. La semántica a veces puede empeorar las cosas: Habrá momentos en que hagas un comentario improvisado que no sea necesario y puede afectar profundamente a una persona. Si dicho chiste se refiere a la raza o la cultura, podría significar que tu relación no es tan clara como pensabas.

  8. Mudarse al otro lado del mundo: Si crees que la cultura es tu único punto de discordia, piénsalo de nuevo. Existe la posibilidad de que tengas que mudarte por tu pareja. Independientemente de la ubicación, será una decisión muy difícil de tomar.

  9. Problemas de idioma: Si hablas inglés con fluidez, entonces tienes una ventaja sobre cualquier otro idioma que desees mencionar, ya que es la primera opción del mundo cuando se trata de comunicaciones internacionales.

  10. Problemas de distancia: Incluso si viven juntos en un país, en algún momento, uno de ustedes probablemente necesitará pasar un tiempo en su país de origen. Puede que puedan ir juntos, pero los problemas de visa pueden significar que no puedan hacerlo.

  11. Errores de etiqueta: Con esto, no nos referimos a la forma correcta de sostener un cuchillo para pescado o qué camino pasar una botella de oporto alrededor de la mesa de la cena. Cada cultura tiene sus propias formas distintas de comportarse y no hacerlo bien puede causar una gran ofensa.

  12. A veces el amor no es suficiente: El amor sólo puede hacer mucho. Puedes luchar por tu relación, pero ganar no siempre está garantizado. Es tentador pensar que todo saldrá como lo deseas, pero hay fuerzas ahí fuera que algunos de nosotros no podemos superar. Pero no pierdas la esperanza. Si te rindes desde el principio, no descubrirás si había algo que pudieras haber hecho para cambiar tus sentimientos o tu situación.

Leer Más:  Cómo elaborar un discurso de pedida de mano que conquiste el corazón

Claves para una Relación Intercultural Exitosa

  1. Aprende sobre la visión del mundo de tu pareja: Tómate un tiempo para hablar sobre las visiones del mundo y asegúrate de escuchar. Tendrá que haber muchos compromisos y eso significa entenderse cuidadosamente mientras averiguas dónde pueden encontrarse en el medio.

  2. Prepárate para cambiar: Pero sólo si quieres y sólo en el grado correcto. No debes verte obligado a cambiar nada sobre ti a menos que tú elijas. Sin embargo, hay un punto de compromiso en el que pensar. Es cierto que en un romance intercultural, ambos necesitarán cambiar un poco. Sin embargo, esto nunca debe estar en las cosas que aprecias y nunca quieres cambiar.

  3. Visita a la familia de tu pareja: Una vez que hayan estado juntos por un tiempo, deberán visitar a la familia de su pareja y ese será el momento en que realmente tengan una idea de quiénes son. Por supuesto, ellos también necesitarán conocer a tu familia, porque entonces podrán aprender sobre tus antecedentes con mayor profundidad.

  4. Enfócate en tus objetivos comunes: En lugar de centrarte en las cosas que no tienen en común, concéntrate en las que sí tienen. ¿Qué cosas quieren trabajar juntos? Mantén tu mente en esas cosas y te resultará mucho más fácil trabajar juntos.

  5. Haz saber tus necesidades: Tu pareja no es un lector de mentes, independientemente de si proviene de la misma cultura que tú. Sin embargo, cuando provienen de dos culturas diferentes, existe una mayor posibilidad de malentendidos. Asegúrate de dar a conocer tus necesidades y no tengas miedo de hacerlo.

  6. Trabaja en tus habilidades de comunicación: Como en cualquier relación, la comunicación es clave. Sin embargo, en un romance intercultural, esto es aún más importante y también podría plantear algunos obstáculos. En una relación intercultural, debes escuchar muy bien y si no entiendes algo, pregunta. No hay espacio para suposiciones aquí y si quieres que tu relación prospere, debes aprender a tener conversaciones abiertas la mayor parte del tiempo.

  7. Celebra tu singularidad: Si bien una relación intercultural puede tener sus desafíos, ¡celebra el hecho de que eres único! La vida es demasiado corta para seguir a la multitud cuando se trata de amor. Si sientes algo por alguien, ¡actúa! Celebra el hecho de que estás enamorado y lidiando con los desafíos.

  8. ¡Ríete! A veces, la mejor manera de lidiar con los altibajos de la vida es simplemente echar la cabeza hacia atrás y reírse de todo. Entonces, cuando no entiendas algo o tengas un mal día, ríanse juntos y todo el estrés desaparecerá.

  9. No esperes demasiado de tu pareja: Recuerda, diferentes culturas abordan las cosas de manera diferente. No puedes esperar que tu pareja haga lo que crees que va a hacer y luego enojarte cuando no obtengas el resultado deseado. Una vez más, no son lectores de mentes. Mantén bajas tus expectativas y descubrirás que tu relación intercultural es mucho más fácil de manejar, lo que te permitirá concentrarte en las cosas buenas.

  10. Habla sobre los niños antes de tenerlos: Este es un punto importante en cualquier relación, pero en una relación intercultural es aún más vital. ¿Cuáles son tus valores y expectativas sobre ser padre y cómo criarás a tu hijo? ¿Qué pasa con tu pareja? Lleguen a un terreno intermedio adecuado en todos los puntos importantes antes de seguir ese camino.

Leer Más:  ¡Guía de supervivencia para hombres: Cómo sobrevivir a una tarde de compras con tu chica!

Cosas que puedes hacer para entender mejor la cultura de tu pareja

Por supuesto, lanzarte a la cultura de tu pareja y aprender tanto como sea posible te ayudará a entenderlo mejor, así como a las personas que lo rodean. Además de eso, puedes aprender mucho para tu propio desarrollo personal.

Entonces, ¿qué puedes hacer para ayudarte a entender mejor la cultura de tu pareja?

  1. Conoce mejor a otras personas: No asumas que la forma en que tu pareja hace las cosas se debe a su cultura. ¡Quizás sea sólo una peculiaridad de su personalidad! Conoce a otras personas de la cultura y compara lo que es cierto en general frente a lo que es cierto para tu pareja.

  2. Haz tu investigación: Lee algunos libros y mira películas sobre la cultura de tu pareja para ayudarte a obtener algunos conocimientos básicos. Aprende sobre la historia y las tradiciones.

  3. Vive en el país por un período prolongado de tiempo: No hay mejor manera de conocer una cultura que sumergirte en ella. Si puedes, vive en el país de tu pareja durante un período prolongado de tiempo y los entenderás a ellos y a su forma de vida mucho mejor. En ese caso, tu romance intercultural tendrá muchas más posibilidades de éxito.

  4. Intenta aprender algo del idioma: No se trata sólo de poder moverse más fácilmente y entender lo que la gente dice. Le mostrarás a la familia de tu pareja que hablas en serio sobre “encajar”. Además de eso, puedes obtener mucho de palabras y expresiones que de otro modo se te escaparían.

  5. Evita las generalizaciones: Hay mucha desinformación por ahí y asumir que lo que escuchas es verdad sólo te meterá en problemas. Las generalizaciones y los estereotipos son peligrosos. Después de todo, ¿te gustaría que tu pareja creyera ideas estereotipadas sobre tu cultura? Probablemente no. En su lugar, investiga y aprende. Ayudará a que tu relación intercultural crezca.

El consejo más importante para las relaciones interculturales

El resultado final en cualquier relación es que enfrentarás obstáculos, ya sea por presiones externas o personales. Sin embargo, cuando navegas a través de dos culturas completamente diferentes, los desafíos a menudo pueden ser más difíciles de entender y parecer casi imposibles de superar.

Pero, antes de que te sientas abrumado por todo, sé realmente honesto acerca de lo que cada uno de ustedes necesita y quiere desde el principio. Entonces, podrás construir una relación que sea únicamente tuya, cada necesidad y deseo determinado por tu asociación, independientemente de cualquier presión adicional.

¡Pueden tropezar con las diferencias juntos y fortalecer su relación intercultural en el camino!

Previous post Señales sutiles pero poderosas de que le importas
Next post Señales inequívocas de que estás siendo seducido