Las relaciones muertas son aquellas en las que no hay futuro, en las que una o ambas partes no están comprometidas o no están dispuestas a trabajar para mejorar la relación. Estas relaciones pueden ser muy frustrantes y dolorosas, y pueden hacer que te sientas solo, rechazado y triste.

Señales de que estás en una relación muerta

Hay algunas señales que pueden indicar que estás en una relación muerta. Estas señales incluyen:

  • No dicen “te amo”. Si tu pareja no te ha dicho “te amo” después de un tiempo razonable, es una señal de que no está comprometida con la relación.
  • No parecen interesados en lo que sucede en tu vida. Si tu pareja no escucha cuando le hablas de tu día o de tus intereses, es una señal de que no le importa lo que te sucede.
  • Ignoran tus límites. Si tu pareja no respeta tus límites, es una señal de que no te respeta a ti.
  • No pueden superar a su ex. Si tu pareja no puede superar a su ex, es una señal de que no está lista para una nueva relación.
  • Quieren cosas diferentes de la vida. Si tú y tu pareja quieren cosas diferentes de la vida, es una señal de que no son compatibles.
  • Tienen peleas recurrentes. Si tú y tu pareja tienen peleas recurrentes, es una señal de que no son compatibles.
  • Uno de ustedes tiene el síndrome de “Peter Pan”. Si tu pareja no quiere crecer y asumir responsabilidades, es una señal de que no está lista para una relación seria.
  • Te dijeron que no quieren una relación seria. Si tu pareja te ha dicho que no quiere una relación seria, es una señal de que no está comprometida con la relación.
  • No disfrutan pasar tiempo juntos. Si tú y tu pareja no disfrutan pasar tiempo juntos, es una señal de que no son compatibles.
  • No tienen nada bueno que decir el uno del otro. Si tú y tu pareja no pueden decir nada bueno el uno del otro, es una señal de que no son compatibles.
Leer Más:  Descubre cómo lidiar con amigos que no son amigos y fortalecer tus relaciones

Qué hacer con una relación muerta

Si estás en una relación muerta, hay algunas cosas que puedes hacer:

  • Habla con tu pareja. Habla con tu pareja sobre tus sentimientos y preocupaciones. Sé honesto y directo, pero también sé respetuoso.
  • Establece límites. Establece límites con tu pareja. Deja en claro lo que estás dispuesto a tolerar y lo que no.
  • Busca ayuda profesional. Si no puedes resolver tus problemas por tu cuenta, busca ayuda profesional. Un terapeuta puede ayudarte a entender tu relación y a desarrollar estrategias para mejorarla.
  • Termina la relación. Si no puedes resolver tus problemas, es posible que tengas que terminar la relación. Esto puede ser difícil, pero es importante recordar que mereces ser feliz.
Previous post Las Mejores Frases Para Ligar que Funcionan
Next post Cómo mantener viva la llama en tu relación