¿Has oído hablar de las relaciones transaccionales? Quizás incluso formes parte de una. Mantener una relación transaccional puede ser desafiante, ya que implican términos y condiciones que deben cumplirse. Además, estas relaciones pueden mejorar o deteriorarse con el tiempo, dependiendo de cómo los participantes se adapten a ellas.

“La base de una relación sólida radica en la conexión emocional. No se trata solo de transacciones; se trata de crear un vínculo más profundo y significativo”, explica el Dr. John Gottman.

Características de las Relaciones Transaccionales

¿En qué consiste una relación transaccional?

  • Centrada en los beneficios: Como en una transacción comercial, los participantes se concentran en lo que obtendrán de la relación, no en el amor mutuo.
  • Expectativas mutuas: Cada persona sabe lo que la otra puede ofrecer, como dinero, fama, estatus social o incluso favores sexuales.
  • Enfoque en lo que se recibe: A diferencia de las parejas románticas que dan incondicionalmente, los individuos en relaciones transaccionales se centran en obtener más de lo que dan.
  • Acuerdo prenupcial: Los acuerdos prenupciales son cruciales para proteger los derechos de las parejas en estas relaciones, ya que establecen las deudas y consecuencias de incumplimiento de los acuerdos.

Ventajas de las Relaciones Transaccionales

  • Honestidad: La sinceridad es esencial para garantizar la satisfacción de ambas partes.
  • Igualdad: Ambas personas tienen igual poder de negociación y oportunidades para establecer los términos de la relación.
  • Dar y recibir: Los participantes creen en la importancia de invertir en la relación para garantizar la satisfacción mutua.
  • Seguridad legal: Los matrimonios transaccionales son más seguros y protegidos en caso de divorcio, gracias a los acuerdos prenupciales.
  • Final feliz: Si ambas partes están comprometidas y satisfacen las necesidades del otro, es posible desarrollar sentimientos románticos, lo que lleva a una relación matrimonial más plena.
Leer Más:  Relaciones Desequilibradas: ¿Estás Cargando con Todo el Peso?

Desventajas de las Relaciones Transaccionales

  • Vida monótona: Los deberes y responsabilidades establecidos pueden generar monotonía.
  • Competencia excesiva: El enfoque en los objetivos personales puede conducir a la competencia y el resentimiento.
  • Enfrentamientos: Los participantes pueden comportarse de manera egoísta y carecer de empatía, lo que lleva a conflictos.
  • Falta de amor: Las relaciones transaccionales carecen de conexiones emocionales profundas, lo que las hace insatisfactorias.
  • Familia transaccional: Los niños criados en este tipo de familias pueden luchar con la comprensión del amor y las relaciones saludables.

Transformación de las Relaciones Transaccionales

Las relaciones transaccionales no son necesariamente imposibles de transformar en relaciones románticas. Aquí tienes algunos consejos:

  • No menciones errores pasados.
  • Céntrate en el futuro y trabaja en él juntos.
  • No atribuyas el mérito familiar a tus contribuciones.
  • Haz cosas porque quieres, no para llevar la cuenta.
  • No veas a tu pareja como un competidor, sino como un aliado.
  • Nunca consideres tu relación como una carga.
  • Tómalo como una oportunidad de trabajar juntos como un equipo.
  • Nunca dejes pasar un día sin cuidar a tu pareja.
  • Resuelve los problemas juntos.
  • Haced todo juntos, incluidas las tareas domésticas.
  • Sacrifícate para hacer feliz a tu pareja.
  • Considera las reservas de tu pareja.
  • Entrégate a tu pareja.
  • Todas las obligaciones son compartidas entre los miembros de la pareja.
  • Comienza a intimar el uno con el otro.

Preguntas frecuentes sobre las relaciones transaccionales

¿Cómo puedo dejar de ser transaccional?

Reduce tus expectativas, da tanto como te gustaría recibir y deja de llevar la cuenta de las aportaciones que cada uno hace a la relación. Sé considerado con tu pareja y no lo hagas todo por ti.

Leer Más:  Guía para relacionarte con alguien que nunca ha tenido pareja

Concéntrate en construir conexiones más profundas, practica la escucha activa, sé auténtico y muestra empatía y apoyo a tu pareja.

¿Qué pasaría si dejara de ser transaccional?

Si logras dejar de ser transaccional, será un progreso significativo. Significa que mejorarás en todos los aspectos de tu vida. Al desarrollar conexiones genuinas, aprenderás a ser feliz.

No siempre se trata del objetivo final o del contrato. La vida puede ofrecer mucho más si te permites abrirte.

El amor debe ser la base de cualquier relación

Al final, tú y tu pareja decidís si os sentís más beneficiados en vuestra configuración actual o si estáis preparados para subir de nivel.

Las relaciones transaccionales pueden no funcionar para algunos, pero pueden hacerlo para ti. Por tanto, las relaciones transaccionales no son necesariamente buenas o malas. Todo depende de la situación.

Sólo ten en cuenta lo que decidirás, y piensa en vuestros futuros hijos, antes de suscribirte a una relación transaccional.

Previous post ¡Reaviva la llama del romance con tu esposa!
Next post ¡Un brindis por los padres solteros: los hombres más codiciados en el panorama de las citas!