¿Es tu relación tóxica más allá de la salvación?

Las relaciones tóxicas pueden ser agotadoras y dañinas. Si estás en una, es importante saber si hay alguna manera de salvarla. Aquí hay algunas señales de que tu relación puede estar más allá de la ayuda:

  • No hay confianza
  • Hay manipulación o abuso
  • No hay respeto mutuo
  • No hay comunicación saludable
  • No hay intimidad emocional o física
  • No hay apoyo mutuo
  • No hay metas o valores compartidos

Si estás experimentando alguno de estos signos, es importante buscar ayuda profesional. Un terapeuta puede ayudarte a determinar si tu relación puede salvarse y proporcionarte las herramientas que necesitas para hacerlo.

Cómo arreglar una relación tóxica antes de que sea demasiado tarde

Si tu relación tóxica no ha llegado al punto de no retorno, hay algunas cosas que puedes hacer para intentar salvarla. Aquí hay 20 pasos que puedes seguir:

  1. Reflexiona sobre ti mismo. Sé honesto contigo mismo acerca de tu papel en la relación tóxica. ¿Qué has hecho o dicho que ha contribuido a la toxicidad?
  2. Considera dónde comenzó la toxicidad. ¿Hubo un evento específico que desencadenó la relación tóxica? ¿O ha sido una acumulación gradual de problemas a lo largo del tiempo?
  3. Habla de tus sentimientos. Comunícate con tu pareja sobre cómo te sientes en la relación. Sé honesto y abierto acerca de tus preocupaciones, miedos y esperanzas.
  4. Define tus problemas. Una vez que hayas hablado de tus sentimientos, es hora de empezar a definir los problemas específicos que están causando la toxicidad en tu relación. ¿Cuáles son los comportamientos o patrones que están causando problemas?
  5. Escúchense el uno al otro. Una vez que hayas definido tus problemas, es importante escuchar lo que tu pareja tiene que decir. Escucha sus preocupaciones, miedos y esperanzas.
  6. Ten empatía. Ponte en el lugar de tu pareja y trata de entender su perspectiva. ¿Por qué se sienten como se sienten? ¿Qué necesitan de ti?
  7. Deja ir la culpa. La culpa no es útil en una relación tóxica. En lugar de culparte a ti mismo o a tu pareja, concéntrate en encontrar soluciones a los problemas.
  8. Ponte de acuerdo. Una vez que hayas entendido los problemas y hayas dejado ir la culpa, es hora de empezar a trabajar en soluciones. Esto puede implicar hacer cambios en tu comportamiento, en el comportamiento de tu pareja o en ambos.
  9. Aprende a resolver conflictos. Los conflictos son una parte normal de cualquier relación. Sin embargo, en una relación tóxica, los conflictos a menudo se resuelven de manera poco saludable. Aprende a resolver conflictos de manera efectiva, escuchando a tu pareja, siendo respetuoso y buscando soluciones de compromiso.
  10. Sé consciente de tu lenguaje corporal. Tu lenguaje corporal puede comunicar mucho sobre tus sentimientos y actitudes. Asegúrate de que tu lenguaje corporal sea abierto y welcoming, no cerrado y defensivo.
  11. Usa el lenguaje “yo”. En lugar de decir cosas como “Siempre llegas tarde”, di “Me siento frustrado cuando llegas tarde”. Esto ayuda a evitar la culpa y el resentimiento.
  12. Pide disculpas y compensa. Si has hecho algo para herir a tu pareja, pide disculpas y trata de compensarla. Esto podría implicar cambiar tu comportamiento, hacer algo especial por ella o simplemente estar ahí para ella.
  13. No te pongas a la defensiva ni a la ofensiva. Cuando tu pareja te diga algo que te haga sentir a la defensiva, trata de mantener la calma y escuchar lo que dice. No te pongas a la defensiva ni a la ofensiva.
  14. Hablen de lo positivo y del aprecio. Tómense un tiempo cada día para decirle a su pareja lo que aman de ella. Esto ayuda a construir una conexión emocional más fuerte y a reducir la toxicidad en la relación.
  15. Revisen sus expectativas. Asegúrate de que tus expectativas para tu pareja sean realistas y razonables. Si tus expectativas son demasiado altas, es probable que te sientas decepcionado y resentido.
  16. Ríndanse cuentas mutuamente. Una vez que hayan acordado hacer cambios en la relación, es importante rendirse cuentas mutuamente. Esto significa ser honesto acerca de sus progresos y estar dispuesto a hacer ajustes cuando sea necesario.
  17. Tómense un tiempo separados. A veces, es necesario tomarse un tiempo separados para poder trabajar en los problemas de la relación. Esto puede ayudarles a ganar perspectiva y a volver a la relación con una nueva perspectiva.
  18. Vayan a terapia de pareja. Si no pueden resolver los problemas de la relación por su cuenta, consideren ir a terapia de pareja. Un terapeuta puede ayudarles a identificar los problemas de la relación y a desarrollar herramientas para resolverlos.
  19. Tengan paciencia. Arreglar una relación tóxica lleva tiempo y esfuerzo. No esperen que las cosas cambien de la noche a la mañana. Sean pacientes y sigan trabajando en la relación.
  20. Reevalúen. Después de un tiempo, tómense un tiempo para reevaluar la relación. ¿Están progresando? ¿Se sienten más felices y satisfechos? Si no es así, puede que sea el momento de considerar si la relación merece la pena.
Leer Más:  ¡Rompe el Silencio del Abuso: Reconoce tu Valor y Encuentra la Fuerza!
Previous post La frustración por atracción: ¡Cuidado!
Next post ¿Cómo superar que tu ex tenga una nueva pareja?