¡Revive la llama de la pasión en tu relación!

Consejos para recuperar la chispa en tu relación

Cuando una relación se vuelve monótona o simplemente quieres avivar la pasión, ¡echa un vistazo a estos consejos para recuperar esa chispa!

Toda relación pasa por una fase inicial de luna de miel, en la que ambos no pueden quitarse las manos de encima. Poco después, las responsabilidades y la rutina diaria se apoderan de la relación y la pasión comienza a desvanecerse. El hecho de que ambos estéis en esa fase de comodidad no significa que tengáis que perder la chispa que una vez tuvisteis. Sin embargo, el problema es que mantenerla viva requiere trabajo. Dejar que las cosas vayan cuesta abajo suele ser mucho más fácil que volver a levantarlas. Tendrás que comprometerte con las citas, hacer un esfuerzo adicional para complacer a tu pareja y esforzarte por reavivar esa chispa romántica. Puede parecer mucho trabajo, pero vale la pena el esfuerzo cuando sabes que puede devolverle el brío a tu relación.

Cómo recuperar la pasión en tu relación

Ambos miembros de la pareja tienen deseos y necesidades, y si respetas los deseos del otro y te esfuerzas en la relación, recuperarás la pasión antes de que te des cuenta. Aquí tienes algunas maneras de recuperar la chispa en tu relación:

1 Tened citas nocturnas

Establecer citas nocturnas y cumplirlas puede ser muy beneficioso para tu relación. Tanto si tenéis hijos como un trabajo estresante, necesitáis un tiempo alejado del caos para estar con vuestra pareja en un ambiente relajante. Salir a cenar significa que nadie tiene que preocuparse de preparar la cena, limpiar o caer en la rutina de quedarse dormido delante de la televisión. Ambos podéis disfrutar de una buena comida que es un afrodisíaco y volver a enamoraros de la compañía del otro. La comunicación, aunque no lo creas, es uno de los factores más importantes para evocar el romance y la pasión entre las parejas, ¡y por eso las citas nocturnas son tan efectivas! Aunque el amor está en el corazón, los sentimientos apasionados y la excitación comienzan en la mente. Cuando estimuláis la mente del otro a través de la comunicación, la risa y el intercambio de ideas, los aspectos físicos surgirán de forma natural. Os sentiréis más conectados el uno con el otro y la pasión resurgirá. Además, sentarse uno frente al otro os da tiempo para mirar realmente a vuestra pareja y admirar lo que realmente os atrae de ella, ya sea su personalidad chispeante, su risa contagiosa o su ingenio rápido. Al hacerlo, es probable que vuestro deseo por vuestra pareja crezca.

Leer Más:  Amor o carrera: ¿Cuál es más importante?

2 Sorpresas

¡A todo el mundo le encantan las sorpresas! Incluso a esas personas que dicen que odian las sorpresas no les importaría recibir un pequeño regalo al azar o una tarjeta bonita de vez en cuando. Cuando los regalos sólo se esperan en cumpleaños, aniversarios y fiestas, ya no hay sorpresa, y en cambio, se convierte más en una obligación. Sabes que tu pareja te hará un regalo en tu cumpleaños, lo esperas, pero también sabes que está algo obligado a hacerlo, de lo contrario te enfadarás. Mostrar amor durante todo el año y expresarse a través de gestos cariñosos con regularidad no sólo en San Valentín, puede hacer maravillas para devolver el romance y la emoción. Dar y recibir en una relación es agradable para ambas partes y os hace saber a los dos que estáis dispuestos a esforzaros para demostrarle a vuestra pareja lo mucho que significa para vosotros.

3 Regalos pensados

Esto es diferente de las sorpresas. Cuando os hacéis regalos, ¿pensáis lo suficiente en ello? ¿O sois el tipo de pareja que se pregunta qué quiere el otro y luego se lo regala? Aunque es agradable conseguir exactamente lo que quieres, no deja ningún margen para la imaginación, ya que lo estarás esperando. ¿Por qué no intentas algo diferente y dejas que tu pareja elija cosas que cree que te gustarían o que te representan? Tendrás la oportunidad de ver cuánto te conoce y te sentirás halagado de que haya pensado tanto en un regalo. Los regalos creativos son aún mejores, y las manualidades hechas a mano y tus propias composiciones son las que tu pareja recordará para siempre. Cuando escuchas lo que le gusta a tu pareja, es más probable que puedas elegir el regalo perfecto para ella. Así que escucha y presta atención a las pequeñas pistas que tu pareja pueda mencionar.

Leer Más:  Relaciones tóxicas: señales de que tu pareja te está causando depresión

4 Trabaja en tu confianza

La confianza es importante para liberar tus inhibiciones, probar cosas nuevas y sentirte bien contigo mismo dentro de una relación. Una queja común en algunas relaciones es la falta de confianza de la pareja y su efecto en su vida o en el romance dentro de su relación. Para mejorar tu confianza, empieza un nuevo tipo de ejercicio, compra ropa nueva, lencería, hazte un cambio de imagen o trabaja en algunas de las inseguridades que puedas tener sobre ti mismo. Todo el mundo tiene algo dentro de sí mismo en lo que quiere trabajar, y todo el mundo es capaz de mejorar. Esto te ayudará a bajar la guardia y a ser más receptivo a nuevos niveles de pasión y romance dentro de tu relación.

5 Tiempo a solas

Este es un tiempo para vosotros dos sin niños, amigos o familiares alrededor. El tiempo a solas debe dedicarse a comunicarse entre vosotros, para que podáis sentiros unidos. No es un momento para hablar de cosas negativas o de rutinas aburridas, sino un tiempo que pasáis juntos para aseguraros de que la comunicación está ahí. La comunicación es una gran parte de cualquier relación, y realmente afecta al romance dentro de una relación también. Si encuentras que a menudo hay aire muerto entre vosotros dos, no tengas miedo de abrir un tema a tu pareja. Empieza con cualquier punto en común que os haya unido en primer lugar, ya sea el amor compartido por la música rock, una afición en particular o incluso una experiencia agradable que hayáis tenido una vez. Reforzar los lazos que compartís durante vuestro tiempo a solas definitivamente ayuda a encender la chispa que puede faltar en vuestra relación.

6 Mimaos y nutrid mutuamente

La vida está llena de estrés y obligaciones que pueden realmente perjudicar vuestra relación romántica. En lugar de dejar que te arrastre hacia abajo, ¿por qué no ayudas a tu pareja a desestresarse y a sentirse mimada? Mimarse mutuamente será una forma reconfortante de crear vínculos y ayudar al otro a sentirse el centro de atención. Los masajes con loción, los masajes de espalda y los baños de burbujas son formas de sentirse mimado, adorado y cercano a tu pareja. Esto alejará vuestras preocupaciones, os ayudará a bajar la guardia y a recuperar los sentimientos de confort y excitación para ambos.

Leer Más:  Preguntas Incómodas para Hacerle a un Chico

7 Dale sabor a tu vida

Darle sabor a tu vida hará maravillas para aumentar la pasión en tu relación. No hace falta decir que la primera forma de hacerlo es evitar hacerlo de la misma manera cada vez. La rutina engendra familiaridad, y la familiaridad engendra desprecio. Hablad entre vosotros de las cosas que os gustan y de las cosas que queréis experimentar sexualmente como pareja. Id juntos a la tienda de juguetes sexuales, hablad sucio durante el sexo, tened juegos previos prolongados, ved porno juntos, disfrazaos y haced juegos de rol para evitar una vida sexual rancia y aburrida. No hay nada malo en experimentar juntos si eso ayuda a añadir una chispa renovada a vuestra relación. Si el sexo es un problema que podría estar afectando negativamente a vuestra relación, podría estar relacionado con sentimientos reprimidos o problemas de salud, y podríais considerar la posibilidad de acudir a un terapeuta sexual.

8 Poned en marcha vuestra adrenalina

Sed aventureros y haced algo que haga que vuestra adrenalina suba, como escalar una montaña o hacer paracaidismo en interiores juntos. La adrenalina es un subidón natural y puede añadir la diversión y el combustible necesarios a vuestro fuego como pareja. Se sabe que algunas parejas que hacen ejercicio juntas o bailan juntas también se sienten más enérgicas en el sexo, gracias a las elevadas dosis de endorfinas que circulan por su sistema.