Señales de que eres demasiado intenso para ella

Ser demasiado intenso es una forma segura de ahuyentar a la chica que te gusta.

Si quieres saber si estás siendo demasiado intenso, aquí tienes algunas señales a las que debes prestar atención:

1. Llamas o envías mensajes de texto con demasiada frecuencia.

No quieres parecer un acosador, así que evita llamarla o enviarle mensajes de texto varias veces al día. Dale algo de espacio para respirar y deja que sea ella la que inicie el contacto a veces.

2. Le envías demasiadas fotos tuyas.

A las chicas les gusta sentirse atractivas, pero no quieren sentirse como si estuvieran siendo bombardeadas con fotos de ti. Limítate a enviar una o dos fotos de vez en cuando, y asegúrate de que sean de buena calidad.

3. La elogias demasiado.

A las chicas les gusta escuchar cumplidos, pero si la elogias demasiado, empezará a pensar que estás siendo falso o que sólo estás tratando de meterte en sus pantalones. Sé sincero con tus cumplidos y hazlos específicos.

4. Quieres pasar demasiado tiempo con ella.

Es importante pasar tiempo con la chica que te gusta, pero no quieres ahogarla. Dale algo de espacio para que pueda extrañarte y no se sienta agobiada.

5. Hablas de matrimonio demasiado pronto.

El matrimonio es un gran paso, y no quieres asustarla hablando de ello demasiado pronto. Espera a que la relación se desarrolle de forma natural y luego, si todavía te sientes de la misma manera, puedes empezar a hablar de ello.

Leer Más:  34 Regalos que le encantarán a tu novio

6. Te presentas sin avisar.

Esto es una señal segura de que eres demasiado intenso. Si te presentas en su trabajo o en su casa sin avisar, la harás sentir incómoda e insegura. Siempre pregúntale si es un buen momento para verla antes de ir.

7. La haces sentir incómoda.

Si la chica que te gusta se siente incómoda o asustada a tu alrededor, es una señal de que eres demasiado intenso. Retírate y dale algo de espacio. Si no lo haces, sólo la alejarás aún más.

Si estás haciendo alguna de estas cosas, es hora de dar un paso atrás y reevaluar tu enfoque.

Ser demasiado intenso no es una forma de conseguir a la chica que quieres. De hecho, es más probable que la alejes. Así que tómatelo con calma, relájate y deja que la relación se desarrolle de forma natural.