¿Tu amor se está volviendo sofocante? Sigue estas pautas para encontrar el equilibrio

En las primeras etapas de una relación o en las relaciones a distancia donde los mensajes de texto se convierten en una forma de dependencia, el amor puede sentirse abrumadoramente intenso. Sin embargo, cuando ese amor comienza a tornarse excesivo, es posible que hayas caído en un patrón de obsesión.

Si tu pareja ha expresado que tu afecto es abrumador o que lo estás sofocando, es probable que hayas cruzado la línea hacia la obsesión. Esto es algo que puede suceder fácilmente, especialmente al principio de una relación, pero hay medidas que puedes tomar para evitar que la situación se salga de control.

1. Tómate un respiro

Si la intensidad de tu afecto está creando una dinámica incómoda, proponte tomarte un respiro. No es necesario que te alejes completamente de la relación, pero es recomendable darte unos días para calmarte y dejar de abrumar a tu pareja.

Programa un recordatorio en tu teléfono para tenerlo presente cada día antes de ver a tu pareja. Configura una alarma cada noche para evitar enviar mensajes de texto innecesarios durante horas impropias.

2. Pasa más tiempo a solas

Si sientes que tu amor es excesivo, es posible que te hayas vuelto más dependiente porque la relación ha absorbido gran parte de tu vida. ¡Esto es algo que nos sucede a los mejores! Dedicamos todo nuestro tiempo a nuestra pareja y, gradualmente, dependemos cada vez más de que satisfaga nuestras necesidades emocionales y afectivas.

Intenta liberar parte de esta presión aprendiendo a disfrutar de la soledad nuevamente. Dales algo de espacio y sal a tomar un café o pasa una noche fuera ocasionalmente. Busca un pasatiempo nuevo que sea solo para ti y que realmente enriquezca tus momentos de soledad. No tiene por qué ser solitario o aburrido, ¡y puedes mantenerte lo suficientemente ocupado como para no extrañar a tu pareja o sentir la tentación de regresar corriendo a su lado!

3. Reanuda el contacto con tus amigos

Nuevamente, es esencial que te alejes un poco de la relación y dejes de sobreamar a tu pareja. Pasar tiempo con amigos es una excelente manera de sentirte feliz e interesante, tener conversaciones enriquecedoras y sentirte valorado como ser humano.

Sigues interactuando y pasando tiempo con seres queridos, pero no con tu pareja. Ellos podrán mantenerte ocupado y distraído, y pueden ayudarte a cumplir una regla de “no enviar mensajes de texto” mientras estés con ellos, ¡solo para asegurarte de que tu dependencia no haya alcanzado niveles digitales!

4. Pasa tiempo con otras parejas

A veces, expresar afecto de manera excesiva puede parecer bastante normal: siempre has sido así y no crees que sea extraño hacerlo. Pasar tiempo con otra pareja te ayudará a evaluar tu comportamiento y a observar cómo interactúan otras parejas entre sí.

Leer Más:  ¡Has sido infiel! Ahora debes afrontar la realidad

Es posible que te des cuenta de que estás siendo demasiado intenso con tu pareja y que otras personas no son tan efusivas.

5. Reflexiona sobre el origen de tus sentimientos

Considera por qué sientes la necesidad de demostrar tanto tu amor.

Tal vez te preocupa que tu pareja no sienta lo mismo, por lo que te muestras intenso para tratar de alentarla a que sea más afectuosa. Tal vez estás tratando de convencerla de que se preocupe más por ti o temes que te engañe si no la amas lo suficiente.

O tal vez eres inseguro contigo mismo y te sientes muy necesitado con tu pareja.

Sea cual sea el motivo, vale la pena reflexionar para que puedas desarrollar hábitos nuevos y más saludables, y trabajar juntos hacia una relación más equilibrada y madura.

6. Habla con tu pareja al respecto

Si tu pareja ha señalado que la amas “demasiado”, debes intentar tener una conversación abierta y honesta al respecto. Cuanto más sepas sobre sus sentimientos, más incentivos tendrás para cambiar.

Debes respetar a tu pareja y ser capaz de adaptar tu comportamiento para tener una relación sana y funcional con alguien. No estamos diciendo que debas cambiar completamente tu comportamiento, sino que tanto tú como tu pareja pueden hacer algunos compromisos para encontrar un punto medio que funcione para todos.

7. Imagínate si la situación fuera al revés

Intenta imaginar cómo te sentirías si tu pareja siguiera haciendo algo con lo que sabes que no te sientes cómodo, incluso después de mencionarlo varias veces.

Probablemente te sentirías irrespetado y como si realmente no le importaras o no valorara tu opinión.

Puede ser difícil entender por qué ser amado podría molestar a alguien, pero es más que eso. Se trata de que ignores sus sentimientos y hagas lo que quieras.

Claro, es algo que crees que es agradable, pero el principio es el mismo: no los estás escuchando y podría parecer que no te importa la relación lo suficiente como para intentar cambiar tu comportamiento.

¿Tiene más sentido ahora?

8. Recuerda el objetivo a largo plazo

Es posible que te sientas un poco molesto y que al principio te resulte difícil ajustar tu comportamiento, especialmente si ha sido un hábito para ti.

Sin embargo, es bueno concentrarse en el futuro y recordar por qué estás haciendo esto. Quieres que la relación dure y quieres que sepan cuánto deseas que las cosas funcionen.

Un pequeño sacrificio de vez en cuando valdrá la pena: resiste el impulso de abrazarlos o enviarles mensajes de texto de vez en cuando y rápidamente te acostumbrarás a ser menos dependiente.

Todo es por una buena causa y ser capaz de hacer concesiones es una gran habilidad para construir y mantener una relación saludable.

Leer Más:  Cuando la intimidad se esfuma en una relación

9. Busca alternativas

Si sientes que estás sofocando a tu pareja con amor y si han comenzado a mencionar que les molesta, debes hacer algunos cambios.

Intenta encontrar nuevas formas de demostrarle a tu pareja cuánto la amas, ¡no tiene que ser abrazando y enviando mensajes de texto todo el tiempo!

Puedes hacer pequeñas cosas para que sepan cuánto te importan, como ver su película favorita con ellos o sorprenderlos con deliciosas cenas.

Hay formas de mostrar afecto sin sofocar a tu pareja, ¡puede que te lleve un tiempo encontrar algo que funcione para ambos, pero eso es saludable y normal!

Es posible que debas hacer algunos compromisos para que tu pareja se sienta cómoda, pero aun así puedes demostrarle que la amas, no te preocupes.

10. Piensa en tus motivaciones

Una buena manera de encontrar una expresión de amor más saludable es considerar por qué sientes la necesidad de demostrarlo tanto.

¿Estás tratando subconscientemente de manipular emocionalmente a tu pareja o estás tratando de hacerla sentir culpable para que te demuestre amor de la misma manera y con la misma intensidad que tú?

Cuanto más puedas comprender de dónde proviene este comportamiento sofocante, más fácil será retroceder un poco más y encontrar nuevas formas de expresar saludablemente lo que sientes.

11. Deja de estar tan disponible

Tu pareja puede estar acostumbrada a que estés ahí constantemente. Puede que no les encante, pero están tan acostumbrados que tu comportamiento puede comenzar a sentirse como la norma, como un hábito.

No estamos diciendo que debas ser radical, pero debes intentar evitar estar tan disponible.

Obtener un poco de distancia te impedirá comunicarte con ellos automáticamente y te ayudará a encontrar formas equilibradas de comunicarte e interactuar con tu ser querido.

12. Dale un toque de emoción

Intenta reformular tu idea de afecto. Es encantador ser constante y colmar de afecto a tu pareja, ¡pero puede volverse bastante obsesivo y poco saludable!

En lugar de decirte a ti mismo que necesitas limitar tus interacciones con tu pareja, lo que podría resultar bastante restrictivo y negativo, concéntrate en lo positivo.

Puedes sorprenderlos y ser más espontáneo con tu afecto. Esta es una excelente manera de replantear el cambio en tu comportamiento y hacer que se sienta como un enfoque bueno y emocionante en lugar de tener que reprimirte.

Les encantarán las sorpresas y será mucho más divertido tener pequeñas ráfagas de amor y afecto en lugar de atención constante.

13. Confía en ellos

Si has notado que muchas de tus acciones surgen de inseguridades y falta de confianza en tu pareja, debes considerar por qué podría ser así.

¿Te han dado motivos para sentirte cauteloso con ellos? Puedes hablar con tu pareja sobre estos problemas subyacentes que te hacen sentir más dependiente.

Es posible que sientas que necesitas marcar tu “territorio” o que necesitas recordarles constantemente lo maravilloso que eres para que no sientan la tentación de engañarte.

Intenta mostrar amor por razones positivas, no por miedo.

14. La práctica hace al maestro

Intenta pasar tiempo de calidad con tu pareja y desafíate cada vez a pasar un poco más de tiempo sin abrazarla o volverte dependiente.

Leer Más:  ¡Cuidado con el microengaño: una amenaza silenciosa para tu relación!

Prueba unos minutos, luego unos minutos más. Cuanto más puedas crear un nuevo patrón de comportamiento (como sentarte junto a ellos sin asfixiarlos), más natural comenzará a sentirse.

¡Rápidamente te darás cuenta de que no pasa nada malo si no te acurrucas durante unos minutos!

Tu pareja incluso podría estar más dispuesta a iniciar el afecto porque habrá tenido algo de espacio para sí misma.

Puede ser aterrador al principio contenerse, pero confía en nosotros, vale la pena intentarlo. Cuanto más lo hagas, menos preocupante te resultará y más rápido te darás cuenta de que no hay consecuencias negativas.

Todos nos volvemos un poco intensos con nuestras parejas en algún momento, ya sea para demostrar nuestro amor, ocultar nuestros miedos o recordarles a los demás que nuestra pareja está ocupada.

Al profundizar en las razones detrás de tu dependencia, estarás en una posición mucho mejor para realizar cambios saludables de manera activa y dirigirte hacia una relación más equilibrada y menos sofocante.

¿Sigues sin estar seguro de qué hacer con la intensidad del amor que sientes y el comportamiento sofocante que esto crea? No es una situación fácil y podría ser aún más difícil si no tienes a nadie con quien hablar al respecto. Hablar con alguien es una excelente manera de sacar tus pensamientos y preocupaciones de tu cabeza para que puedas resolverlos. Habla con un experimentado experto en relaciones en lugar de un amigo o familiar. ¿Por qué? Porque están capacitados para ayudar a personas en situaciones como la tuya. Pueden escucharte y ofrecerte consejos personalizados para ayudarte a reducir tu comportamiento sofocante.

Preguntas frecuentes

¿Qué es la obsesión límite en el amor?

Cuando la excesiva afección o apego hacia la pareja se vuelve agobiante y empieza a generar incomodidad o rechazo.

¿Cómo saber si estoy sofocando a mi pareja con amor?

Si tu pareja te ha mencionado que te estás mostrando demasiado cariñoso o que estás comenzando a sofocarlos.

¿Qué puedo hacer para dejar de sofocar a mi pareja?

  • Tómate un respiro y dale espacio.
  • Pasa más tiempo solo para aprender a disfrutar de tu propia compañía.
  • Sal con amigos para distraerte y cultivar otras relaciones.
  • Conoce a otras parejas para comparar tu comportamiento y evaluar tu intensidad.
  • Reflexiona sobre las razones que te llevan a mostrar tanto afecto.
  • Habla con tu pareja sobre tus sentimientos y trata de comprender su perspectiva.
  • Imagina cómo te sentirías si tu pareja actuara de la misma manera contigo.
  • Piensa en el largo plazo y haz sacrificios para preservar la salud de la relación.
  • Encuentra formas alternativas de demostrar tu amor, como realizar pequeños gestos o preparar sorpresas.
  • Examina tus motivos y cuestiona si estás manipulando emocionalmente a tu pareja.
  • Reduce tu disponibilidad y evita estar constantemente disponible.
  • Renueva tu idea de afecto y enfoca en las sorpresas y la espontaneidad.
  • Confía en tu pareja y trabaja para superar las inseguridades que te llevan a ser más apegado.
  • Practica gradualmente el control de tus impulsos de contacto físico y afecto.
Previous post ¿Pueden dos narcisistas formar una pareja?
Next post ¡Aléjate de los hombres casados!