10 Tips para Hablar con tu Ex sin Sentirte Incómodo

1. Haz Preguntas

Las preguntas abiertas son una excelente manera de conocer a alguien, así que ¿por qué no tratar a tu ex como a cualquier otra persona que conocerías en una fiesta? Obviamente, habrá algunas preguntas cuyas respuestas ya sabes, pero la implicación de “hablemos” es la misma. Algunos temas de conversación incluyen:

  • ¿Cómo está tu familia?
  • ¿Cómo pasaste tus últimas vacaciones/verano?
  • ¿Cómo va el trabajo?/¿Dónde estás trabajando ahora?
  • ¿Qué has estado haciendo desde la última vez que hablamos?
  • ¿Te enteraste de esta cosa increíble que hizo nuestro amigo mutuo/ex mutuo?
  • ¿Tienes planes emocionantes para el futuro?

2. No Hables Demasiado de Ti

Recuerda que estás en una conversación. Eso involucra ¿qué, damas y caballeros? Así es, una conversación entre dos personas, no sólo tú. Sabemos, sabemos, quieres restregar tu nueva vida en la cara de tu ex, pero presumir de tu excelente trabajo y de tu pareja sexualmente satisfactoria puede que no sea la forma más sutil de abordar una conversación con tu ex.

3. Intenta Encontrar Intereses Comunes de Nuevo

A esta persona le gustabas en algún momento. Si estás atrapado en una conversación, ¿por qué no reconectas sobre tus intereses comunes del pasado? Habla del último episodio de una serie que a ambos os gusta, de un nuevo videojuego, de un evento deportivo o de algún otro pasatiempo.

Leer Más:  ¡Haz que te desee otra vez! 15 pasos para que te extrañe y quiera volver contigo

4. No Hablen de su Relación Pasada

Cuando se trata de aprender a conversar con tu ex, sacar a relucir el pasado probablemente no sea la mejor ruta. Esto conjura viejos sentimientos de dolor que probablemente no quieras revivir en una reunión social. También puede recurrir a sentimientos lujuriosos o arrebatos de ira que probablemente sea mejor dejar en el pasado.

5. Comparte una Anécdota Personal

Las investigaciones sugieren que la risa es una emoción tanto humorística como social. La risa también es clave para regular las interacciones sociales, así que ¿por qué no usar una historia divertida a tu favor? Las anécdotas personales funcionan muy bien en las fiestas, así que ¿por qué no probar una con tu ex? Comparte una historia loca o embarazosa que te haya pasado recientemente y espera a que las risas lleguen. Recuerda no incriminarte demasiado, que sigue siendo tu ex.

6. No Compartas Toda la Historia de tu Vida

Ponerse al día con un ex puede ser realmente agradable e incluso puede aportar una pequeña cantidad de cierre a ambos. Pero no confundas ponerte al día con contarle a tu ex todo lo que has estado haciendo desde que se separaron. Tengan una conversación de ida y vuelta.

7. Hablen del Evento Actual en el que Están

¿Cómo conoces a los novios? ¿Qué te trae a este bar? ¿Quién te invitó a la fiesta? Todas estas son formas perfectamente cordiales de entablar una conversación con un ex en una función social. Otros temas de conversación relacionados con el evento son: ¿qué piensas del vestido, cómo está la comida, viniste con amigos, cuánto tiempo llevas aquí y qué trajiste como regalo?

Leer Más:  Cómo lidiar con una pareja que tiene una personalidad que evita la confrontación

8. No Confundas Ser Gracioso con Ser Grosero

¿Quieres bromear sobre todo el fiasco de la infidelidad que experimentaste en tu relación o sobre cómo esperas que los novios de esta función terminen más felices que vosotros dos? Ay. Estos pueden parecer divertidos rompehielos en tu cabeza, pero dichos en voz alta son bastante groseros. Cuida esa línea entre ser gracioso y parecer que tu ruptura se ha enquistado en tu cerebro durante todo el tiempo que hace que no os veis.

9. Presta Atención a tu Lenguaje Corporal

Aprender a conversar con alguien tiene mucho que ver con el lenguaje corporal. Sonríe, abre tu postura, haz contacto visual y haz evidente que escuchas cuando habla. Estos gestos pueden ser derribados si estás conversando con tu ex y estás tratando de no tirarle tu cóctel a la cara. Entonces, ¿qué tipo de mensaje le estás enviando a tu ex? Evitar el contacto visual prácticamente dice que si pudieras soportar mirarle a los ojos podrías acabar lanzándole dagas figurativamente. No es amigable y definitivamente incómodo. Hay un equilibrio difícil si estás tratando de jugarla con calma. Primero, no quieres parecer frío y cerrado, ya que esto podría hacerles pensar que sigues amargado por la ruptura. Segundo, no quieres ser demasiado cariñoso, ya que podrían pensar que estás buscando un segundo asalto. A menos que, eh, lo estés. Entonces, adelante. La mejor apuesta cuando hablas con un ex es reír cuando sea apropiado, asentir cuando habla y no cruzar los brazos. Cruzar los brazos = malo y perra.

10. No te Quedes Más Tiempo del Que Quieres

Claro, hablar con tu ex en una reunión social es lo maduro que hay que hacer, pero no prolongues la conversación más de lo que te resulte cómodo. Ya sea que te hayan dejado o que hayas sido tú quien lo haya hecho, esta persona sigue siendo tu ex por una razón y no tiene sentido quedarse para reabrir viejas heridas por ser educado.

Leer Más:  El odio hacia ti mismo te roba la felicidad