1. El tiempo lo es todo

Cuando te rechazan, no solo se te rompe el corazón, sino también tu ego. Tu ego, una vez pisoteado, se convierte en una parte frágil de ti que también necesita tiempo para sanar. Así que, en general, date tiempo.

2. ¿Cómo piensas sobre el rechazo?

¿Qué es el rechazo para ti? Puede sonar como una “obviedad”, pero es algo en lo que pensar. Cuando te rechazan, no quieres que se convierta en un problema de baja autoestima y desesperanza.

Piensa en cómo reaccionas al rechazo y contrólate cuando tengas sentimientos negativos, reflexiona sobre ellos y descubre si están a tu favor o no.

3. Consigue otra perspectiva

Tú viste lo que te pasó, pero no conoces el otro lado de la historia. Quizás obtener otra perspectiva de alguien que los conoce a ambos te ayude a entender por qué fuiste rechazado.

Hay dos caras en cada moneda y ahora mismo solo estás viendo una de ellas.

4. No se trata de quién eres, sino de lo que haces

Escucha, este rechazo puede no ser necesariamente por ti, sino por tus acciones. Si estás haciendo que alguien se sienta incómodo, su respuesta inicial es rechazarte y alejarse de este sentimiento. Los comportamientos pueden ser mínimos, pero para esa persona son un rechazo.

Leer Más:  Canciones sobre celos: Una lista de 60 canciones que te harán sentir menos solo

5. Saca algo positivo del rechazo

Claro, el rechazo apestó y lastimó tu ego, pero mira el rechazo de una manera positiva. Sé que eso suena imposible, pero escúchame.

Quizás este rechazo te ayude a evitar errores en el futuro o te dé una forma de manejar tus emociones.

6. Tienes que dejarte sentir mal

Cuando intentes entender cómo lidiar con el rechazo de tus amigos, no reprimas tus emociones y dejes que te coman por dentro. Es el siglo XXI, tenemos que progresar como personas.

En cambio, permítete sentir cada emoción que te golpee. Pero no dejes que estas emociones te superen. Siéntelas, procésalas y luego sigue adelante.

7. Háblalo con un tercero

No hay nada malo en hablar con alguien que no esté involucrado en la situación. Hablar con un terapeuta, por ejemplo, es una excelente manera de obtener una perspectiva imparcial sobre una situación.

Tal vez dijiste o hiciste algo que a esta persona no le gustó. Un tercero podrá darte una visión amplia de la situación.

8. Es fácil dejarse llevar por los pensamientos negativos

Es muy fácil caer en la autocompasión y la tristeza, y aunque vas a sentir estas emociones, no te quedes atascado en ellas. Siéntelas, procésalas y luego sigue adelante. Si no, estas emociones negativas te absorberán.

9. Pasa tiempo con otros amigos y familiares

Tienes otros amigos y familiares que te aman y quieren estar cerca de ti. Ve a pasar el rato con esa gente. Necesitas recordarte a ti mismo que no estás solo y que, aunque te hayan rechazado, hay otras personas a las que les encantaría pasar tiempo contigo.

Leer Más:  Cómo ser una buena persona

10. Recuérdate las cosas buenas de tu vida

Tu vida entera no está en ruinas ahora que esta persona rechazó tu amistad. Todo lo demás en tu vida sigue sucediendo. Tu perro está vivo, tus padres están sanos y te encanta tu trabajo.

Mira, las cosas no son tan malas como parecen en este momento. Estás herido y triste, así que probablemente solo te estés enfocando en lo malo, pero ahora necesitas ver lo bueno.

Previous post 15 cambios sutiles que ocurren después del matrimonio
Next post El amor es la vida
Pinterest
Telegram
WhatsApp