¿Cómo salir de una mala racha en tu relación?

Consejos para superar una crisis de pareja

Todas las relaciones tienen sus altibajos. Es un ciclo romántico inevitable. Por eso, aquí tienes algunos consejos para superar las malas rachas en tu relación.

Acepta la mala racha en tu relación

Si estás en una mala racha en tu relación, acéptala como es. Si no lo haces, seguirás viviendo en la negación sin abordar los problemas reales. Habla con tu pareja y dile cómo te sientes. Si crees que la relación no está donde estaba antes, debería saberlo. Tal vez sienta lo mismo. La comunicación es el primer paso para progresar.

Es una calle de doble sentido

Si le has dicho a tu pareja que sientes que la relación está en una mala racha y está de acuerdo y quiere trabajar en ello, genial. Pero el trabajo no puede venir solo de ti. Las relaciones son una calle de doble sentido, y si tu pareja no está poniendo el mismo esfuerzo, esto no va a funcionar.

Es posible que tengas que cambiar

No estamos diciendo que debas cambiar quién eres, eso no es lo que queremos que hagas. Pero es posible que tengas que aceptar las críticas constructivas de tu pareja. Tal vez sienta que no eres lo suficientemente comunicativo. En ese caso, trabaja en tus habilidades de comunicación. El cambio no tiene por qué ser algo malo, pero si encuentras que estos objetivos te están afectando negativamente, asegúrate de que no estén cambiando quién eres.

Leer Más:  Cómo tener una cita de película perfecta

Intenta hacer cosas nuevas con tu pareja

¡Sí! Es hora de devolver la chispa a tu relación. Hagan algo emocionante juntos. ¿Habéis probado la escalada en roca? ¿El parasailing? ¿El senderismo? No es necesario que saltes de un avión a no ser que quieras, pero probad cosas nuevas juntos y cread nuevos recuerdos.

La mala racha en la relación no significa que tengas que volverte dependiente

La gente suele pensar que para salir de una mala racha, necesita pasar más tiempo con su pareja. Ese no es el caso. Salir de una mala racha no significa asfixiar a tu pareja. Céntrate en pasar tiempo de calidad con tu pareja. El hecho de que estés en una mala racha no significa que no puedas ser tu propia persona.

Sed más considerados

No necesitas comprarle a tu pareja un coche de lujo o el nuevo iPhone para mostrar amor y consideración. Prepararle el almuerzo por la mañana o enviarle flores al trabajo son pequeños gestos que le muestran que te importa. La gente se centra en los pequeños actos de amabilidad, no en los grandes.

Haced actividades que le gusten a tu pareja

Y viceversa, por supuesto. Si quieres volver a conectar con tu pareja, haz cosas que le gusten. Si le gusta el kayak, coge un remo y pasad el día remando. Es importante que le demuestres tu apoyo en lo que le gusta hacer, y viceversa.

Recordad el pasado

¿Dónde fue vuestro primer beso? ¿Vuestra primera cita? ¿La primera vez que dijisteis “te quiero”? Volved a visitar los lugares donde compartisteis recuerdos positivos y mirad los buenos momentos que compartisteis juntos. No solo os hará sentir bien por dentro, sino que os mostrará a ambos por qué estáis juntos.

Leer Más:  Guía para Abordar Mujeres con Confianza y Eficacia

Ponedle picante a la cama

No es necesario que saques el equipo pesado de BDSM todavía. Pero normalmente, cuando la relación se está secando un poco, también lo está la vida sexual. Probad el juego de roles, una nueva posición o tened sexo en público. Explorad la sexualidad del otro y divertíos. Habla con tu pareja de antemano y mira si hay algo nuevo que le gustaría probar en la cama.

Trabajad en el afecto

Cuando la relación es seca, normalmente no somos tan afectuosos como antes. Pero ser cariñoso con tu pareja tiene muchos beneficios. Al ser cariñoso, aumenta la oxitocina, que es la hormona de la intimidad y el amor. Daos la mano, daos besos y acariciaos mientras veis una película. Funcionará, créeme.

Las citas semanales son imprescindibles

Ah, sí, la cita nocturna, la cura perfecta para una mala racha en la relación. No, esto no significa Netflix and Chill, eso no es una verdadera cita nocturna. Cocinad juntos, alquilad una habitación de hotel para pasar la noche o pasad una tarde viendo la puesta de sol. Dejad la televisión, dejad Netflix y dejad el teléfono. Este es el momento para que tú y tu pareja volváis a conectar.