Cómo ser emocionalmente independiente: 12 pasos para tomar el control de tus emociones

:

En el mundo actual, estamos rodeados de tantas cosas y personas que es difícil saber de dónde vienen nuestra propia voz y nuestras emociones. ¡Pero hay buenas noticias! Puedes aprender a ser emocionalmente independiente, simplemente se necesita tiempo y esfuerzo para alcanzar tu objetivo.

¿Cómo ser emocionalmente independiente?

  1. Reconoce el problema primero:

No puedes hacer ningún cambio en tu vida si no reconoces que hay un problema en primer lugar. No es fácil admitir que estás bajo la influencia de otra persona, o que dependes de algo. Pero no puedes avanzar a menos que lo hagas.

  1. Conócete a ti mismo:

¿Sabes quién eres realmente en tu esencia? No puedes aprender a ser emocionalmente independiente si no eres tu mejor amigo. Eso no significa que te guste todo de ti mismo. Significa que te aceptas por lo que eres. Reconoce que eres una persona completa que merece el mismo respeto que cualquier otra persona.

  1. Deja de castigarte por cosas que han sucedido:

Podría ser que te hayas vuelto dependiente porque algo ha sucedido en el pasado. Y eso derribó tu confianza. Puedes aprender a ser emocionalmente independiente de nuevo. Primero, debes explorar lo que sucedió y dejarlo ir.

  1. Pregúntate por quién estás tomando decisiones:

Cuando tienes que tomar una decisión, ¿qué haces? ¿Te sientas y piensas las cosas lógicamente mientras escuchas tu propia voz interior? O, más probablemente, ¿le preguntas a quienes te rodean lo que piensan y sigues la voz de la mayoría? Esta es tu vida. No puedes vivirla por otra persona.

  1. Entiende que las cosas y las personas van y vienen:
Leer Más:  ¿Hay un romance de oficina en ciernes para ti?

La vida no se detiene y eso significa que a veces te despedirás de personas que te importan y de cosas que quieres que permanezcan en tu vida. No tienes control sobre todo. Y debes soltar las riendas y dejar que la vida fluya. Ese es uno de los pasos más importantes que puedes dar hacia la felicidad.

  1. Hazte cargo de tus elecciones, pase lo que pase:

Toma decisiones por ti mismo, pero también asume esas decisiones y elecciones por completo. Si salen mal, no hay forma de esconderse. Si salen bien, celébralas. No puedes tener razón todo el tiempo ni tampoco puedes estar equivocado todo el tiempo.

  1. No te tomes todo a pecho:

La gente te criticará, te hará daño y dirá cosas que no quiere decir. Esto es vida. Esto no es un reflejo de ti, es un reflejo de ellos. Mientras trates a las personas con amabilidad y compasión, deja que todo lo demás se te pase por la cabeza por completo.

  1. Sé consciente:

Cuando eres consciente, prestas atención al momento presente en todo momento. Eres consciente de lo que sucede dentro de ti: tus pensamientos, sentimientos y sensaciones. Pero también significa ser consciente de lo que sucede fuera de ti, como situaciones y otros factores externos. Y haces todo esto con la mente abierta y no juzgas si algo es bueno o malo.

  1. Pregúntate “¿por qué?”

Parte de ser consciente y volverse emocionalmente independiente incluye profundizar en por qué quieres desarrollar esta resiliencia interna. Aquí hay algunas preguntas para explorar.

  1. Cambia tu forma de pensar:

No es fácil cambiar tu forma de pensar porque es un hábito. Pero primero tienes que identificar qué tipo de pensamientos negativos pasan por tu mente de forma regular. La mejor manera de hacerlo es escribiéndolos en un diario.

  1. Sé compasivo contigo mismo:
Leer Más:  Emocionalmente Insensible: Signos, Causas y Cómo Recuperarse

¿Hay algo que estés evitando al ser emocionalmente dependiente de otras personas? Tal vez te sientas solo, triste o rechazado. Piensa cuál es la razón subyacente por la que eres emocionalmente dependiente y luego dale compasión a esos sentimientos.

  1. Aprende a autovalidarte:

Como mencionamos anteriormente, ser emocionalmente dependiente está entrelazado con ser un complaciente. Y lo que hace una persona complaciente es hacerse más pequeña que otras personas y cambiar sus límites para poder acomodarse a otras personas. Entonces, cuando practicas la autovalidación, te das permiso para sentir tus sentimientos y aceptas tus pensamientos y emociones.

Previous post ¿Están listos para tener una mascota juntos? ¡9 señales cruciales!
Next post La Pandemia Que Está Llevando a Muchas Parejas a un “Covidivorce”