El mal humor es normal, pero algunos lo experimentan más intensamente

Es natural sentirse malhumorado de vez en cuando. Todos tenemos momentos en los que nos irritamos, enfadamos o nos ponemos de mal humor sin razón aparente.

A veces, estos estados de ánimo se deben a la falta de sueño, el hambre, las hormonas o simplemente a que hemos tenido un mal día.

Si bien es normal que todos estemos un poco malhumorados de vez en cuando, algunas personas tienen cambios de humor más frecuentes y volátiles que la persona promedio. Si tu pareja es una de esas personas, la vida puede volverse realmente agotadora y desagradable.

Es posible que te encuentres caminando sobre cáscaras de huevo y preguntándote constantemente cuándo ocurrirá la próxima explosión. Te preguntarás cómo manejar la convivencia con “Jekyll y Hyde”.

Aquí tienes algunos consejos para abordar los cambios de humor de tu pareja:

1. Determina si tu pareja necesita ayuda profesional

Una pareja emocionalmente volátil puede tener un problema subyacente como depresión, ansiedad o un trastorno de personalidad que necesita ayuda profesional. Hay muchas opciones disponibles cuando se trata de tratar los trastornos del estado de ánimo y la depresión.

Si crees que tu pareja tiene un problema que no puede manejar solo, inicia una conversación sobre la posibilidad de buscar ayuda de un consejero, terapeuta o médico. Puede que necesites más de una conversación para convencer a tu pareja de que busque ayuda, pero no te rindas. Existen métodos y prescripciones que pueden mejorar drásticamente tu calidad de vida y la de tu pareja.

Leer Más:  Las Etapas de la Intimidad Física en Todas las Relaciones

2. Asume la responsabilidad de tus reacciones a los cambios de humor de tu pareja

¿Alguna vez has empeorado el mal humor de tu pareja con tu reacción? Si reaccionas emocionalmente al cambio de humor de tu pareja, es probable que empeores una mala situación. Por ejemplo, ¿alguna vez te has enfadado con tu pareja porque estaba molesta? Es humano sentirse así, pero debes responsabilizarte de tus reacciones.

Puede que no puedas controlar el estado de ánimo de tu pareja, pero puedes influir en él si no controlas el tuyo. Entregarte a tu propia reacción emocional puede parecer lo correcto, especialmente en el calor del momento. Sin embargo, intenta recordar que tu reacción marca una gran diferencia en la duración e intensidad del cambio de humor de tu pareja.

3. No entres en su juego

No puedes controlar el comportamiento de tu pareja, así que ni siquiera lo intentes. Concéntrate en controlar el tuyo y mantén la calma. No tomes los cambios de humor como algo personal. Tu pareja te está atacando, pero la razón del cambio de humor probablemente no tenga nada que ver contigo.

A menudo, las personas malhumoradas comienzan a recibir un trato preferencial por parte de su pareja. A veces es más fácil “ceder” o hacer lo que sea necesario para acabar con el mal humor. Si te involucras en el drama, estarás fomentando más rabietas o ataques en el futuro. Lo más probable es que tu pareja esté buscando una reacción dramática y emocional de tu parte. Si te separas del drama que tu pareja está intentando crear, eventualmente habrá menos deseo urgente de iniciar el comportamiento desagradable en primer lugar. Es poco probable que las personas cambien si están siendo “recompensadas” por un mal comportamiento.

Leer Más:  El impacto del miedo y la ansiedad por el abandono en nuestras vidas

4. Desarrolla una estrategia con anticipación

A menudo puedes identificar patrones en los cambios de humor de tu pareja. Es posible que notes ciertos desencadenantes que los provocan o reacciones que los hacen mejores o peores. Por ejemplo, cuando estoy enfadado con alguien, quiero la comprensión de mi marido pero no su ayuda. Él ha aprendido esto con el tiempo, así que en lugar de ofrecer soluciones (que sólo me irritan), simplemente escuchará y me hará saber que entiende por qué me siento como lo hago. Ha desarrollado una estrategia con anticipación. Tú también puedes hacerlo.

Tal vez tu pareja necesite que la dejen sola por un tiempo o que la distraigan con su programa de televisión favorito cuando le dé un cambio de humor. Siempre y cuando no estés cediendo o recompensando el mal humor, por supuesto, dales lo que necesitan. Al hacer esto, siempre minimizarás la intensidad y duración del mal humor.

Preguntas frecuentes

¿Es normal tener cambios de humor ocasionales?
Respuesta: Sí, es normal que todos tengamos cambios de humor ocasionales debido a la falta de sueño, el hambre o el estrés.

¿Cómo puedo saber si mi pareja necesita ayuda profesional?
Respuesta: Si los cambios de humor de tu pareja son frecuentes, intensos y afectan negativamente su vida, considera la posibilidad de sugerirle que busque ayuda profesional.

¿Cómo debo reaccionar ante los cambios de humor de mi pareja?
Respuesta: Mantén la calma, no tomes los cambios de humor personalmente y céntrate en controlar tus propias reacciones.

¿Qué puedo hacer para ayudar a mi pareja durante un cambio de humor?
Respuesta: Identifica los desencadenantes y las reacciones que mejoran o empeoran su estado de ánimo. Proporciónales el apoyo que necesiten, como espacio o distracciones, pero evita recompensar los comportamientos negativos.

Leer Más:  El amor lo arriesga todo y no pide nada a cambio

¿Qué debo hacer si los cambios de humor de mi pareja están afectando negativamente mi vida?
Respuesta: Considera tus opciones, incluida la terapia de pareja o la posibilidad de reevaluar la relación si la situación no mejora.

Previous post ¡Descubre si ella quiere ser tu novia! 20 señales inconfundibles
Next post ¿Alguna vez te has topado con una persona que parece que la conocieras de toda la vida?