Libérate del resentimiento y el dolor

Contrariamente a la creencia popular, perdonar no implica tolerar las malas acciones. Simplemente te permite cambiar tu respuesta interna. Por lo tanto, aprender a perdonar a tu cónyuge por errores pasados te dará paz.

¿Por qué es tan difícil perdonar?

Cualquier traición de la persona en quien se supone que debías confiar con tu vida es un golpe que muchos simplemente no pueden superar. Ya sea que se trate de mentiras, infidelidad, adicción o traición, prepárate para un camino difícil porque no será fácil perdonar a tu cónyuge. Sin embargo, es esencial hacerlo, tanto por el bien de tu relación como por el tuyo propio.

Tres pasos para el perdón

Paso 1: Entender lo que sucedió

Esto puede ser difícil, pero la mayoría de nosotros tenemos el ardiente deseo de llegar a las raíces de cómo ocurrió la traición. Si tienes suerte, tu cónyuge estará dispuesto a ayudarte a entenderlo todo.

Idealmente, podrás hacer todas las preguntas y recibir todas las respuestas.

Pero, independientemente de que tengas este tipo de apoyo o no, este paso también contiene otra tarea importante que puedes hacer por tu cuenta.

Comprende tus sentimientos, cada uno de ellos. Determina qué aspecto de la traición te hizo más daño. E intenta comprender también a tu cónyuge, sus razones y sus sentimientos.

Paso 2: Cuida de ti mismo

Perdonar a tu cónyuge será probablemente un proceso largo, que puede agotarte por completo. Es posible que en algún momento te sientas incapaz de seguir adelante. Revivir constantemente el trauma puede arruinar tu vida diaria, tu confianza y tu entusiasmo.

Leer Más:  Tu hombre se está alejando de ti

Por eso debes cuidarte primero.

Mímate. Sé asertivo. No seas agresivo ni ataques a tu cónyuge cuando estés sufriendo. Más bien, consiéntete. Pasa tiempo con tus amigos y familiares. Si necesitas un poco de tiempo a solas, tómalo.

Esto solo resultará en una mente más clara y una mayor posibilidad de resolver el resentimiento. Pero lo más importante es recordar que necesitas sanar antes de poder perdonar a tu cónyuge.

Paso 3: Cambia tu perspectiva

Con suerte, después de haber dado los pasos anteriores, estarás mucho más sano. Habrás logrado encontrar la paz dentro de ti, independientemente de lo que suceda fuera. Entiendes cómo ocurrió la traición y también te entiendes un poco mejor a ti mismo y a tus necesidades.

Una vez que esto sucede, eres lo suficientemente fuerte para un cambio de perspectiva. Independientemente de lo que haya sucedido en tu matrimonio, siempre hay una manera de verlo desde muchas perspectivas diferentes.

Ya sea el punto de vista de tu cónyuge o uno completamente neutral, puedes verlo de manera diferente y no guardar rencor. ¡De esa manera, estás a punto de comenzar una vida nueva y más libre!

Previous post ¿Deberíamos continuar casados? ¡Haz este cuestionario!
Next post La Igualdad: El Secreto de una Relación Duradera