¿Qué es el tratamiento del silencio?

El tratamiento del silencio es la negativa a comunicarse verbalmente con alguien, a menudo como respuesta a un conflicto en una relación. También conocido como dar la espalda o bloquear, su uso es una forma pasivo-agresiva de control y, en muchas circunstancias, puede considerarse una forma de abuso emocional.

¿Por qué el tratamiento del silencio es una forma de abuso?

  • Es una forma de ejercer control sobre alguien:
    En cualquier relación, ambas partes deben sentirse libres de actuar como deseen.
  • Es una forma de castigar a la otra persona:
    Cuando ocurren desacuerdos, es natural sentir cierto resentimiento hacia la otra persona.
  • Hace que la otra persona se sienta ansiosa:
    Si una persona usa el tratamiento del silencio regularmente, siembra las semillas de la ansiedad en la mente del otro.
  • Puede usarse como una amenaza:
    El tratamiento del silencio puede verse como una amenaza encubierta.
  • Hace que una persona dude de sí misma y de sus acciones:
    El tratamiento del silencio puede hacer que la otra persona se cuestione a sí misma y sus acciones.
  • Retiene el afecto:
    Cuando se utiliza el tratamiento del silencio, no puede haber cercanía, amor ni afecto.
  • Echa toda la culpa a la puerta de una persona:
    Cuando una parte hace un juramento temporal de silencio después de un desacuerdo, es su forma de decirle a la otra persona: “Tú hiciste esto. Tú tienes la culpa. Yo soy inocente”.
  • Te desgasta:
    Los efectos del abuso rara vez son instantáneos. En cambio, se acumulan con el tiempo.
Leer Más:  ¡Olvídala! 25 consejos para olvidar a una chica y seguir adelante

Cómo lidiar con el tratamiento del silencio

  • Busca soluciones:
    La mayoría de las personas que dan el tratamiento del silencio no se sienten bien al respecto en ese momento.
  • Valida sus sentimientos y los tuyos también:
    No tiene sentido esconder las emociones que ambos están sintiendo después de una pelea.
  • Mantén la calma y continúa:
    Recuerda, una gran parte del tratamiento del silencio es el poder que le da a la persona que lo ejerce.

Cuando el tratamiento del silencio es el enfoque correcto

Hay un momento y un lugar para el silencio. De hecho, en algunas circunstancias, el silencio es realmente recomendable.

  • En una relación tóxica:
    En una relación tóxica donde una de las partes responde cualquier intento de resolución de conflictos con una escalada de agresión, el silencio es perfectamente aceptable.
  • Después de escapar de una relación abusiva:
    El silencio se convierte en un límite que evita que seas manipulado nuevamente.

Cómo saber si tu silencio es abusivo

La clave es preguntarte a ti mismo: ¿Me estoy defendiendo o estoy atacando al otro? Ahí es donde radica la diferencia.

Preguntas frecuentes

¿Qué es el trato silencioso?

El trato silencioso es la negativa a comunicarse verbalmente con alguien, a menudo como respuesta a un conflicto en una relación. También conocido como dar la espalda o cerrar la puerta, su uso es una forma pasivo-agresiva de control y, en muchas circunstancias, puede considerarse una forma de abuso emocional.

¿Por qué se considera el trato silencioso una forma de abuso?

El trato silencioso es una forma de abuso porque:

  • Es una forma de ejercer control: Implica que la otra persona debe saber lo que hizo mal, cómo se siente quien aplica el trato silencioso y lo que debe hacer para terminar con el silencio.
  • Es una forma de castigar: Quien aplica el trato silencioso quiere que la otra persona sufra para sentir que merece sufrir.
  • Hace que la otra persona se sienta ansiosa: Genera incertidumbre y ansiedad, ya que la otra persona nunca sabe cuándo se utilizará en su contra.
  • Puede usarse como amenaza: Es una forma de decir que si la otra persona no hace lo que se quiere, seguirá sufriendo el silencio.
  • Hace que la persona dude de sí misma y de sus acciones: Puede sembrar dudas en la mente de la otra persona sobre si merece el trato, si es estúpida por actuar como lo hizo o si es una persona terrible.
  • Niega el afecto: Cuando se aplica el trato silencioso, no hay cercanía, ni amor ni afecto.
  • Culpa a una sola persona: Implica que solo la otra persona es culpable de la situación.
  • Acaba desgastando: Con el tiempo, el trato silencioso debilita el espíritu de la otra persona hasta que ya no tiene fuerzas para luchar contra él.
Previous post ¡Haz que te extrañe! 20 consejos para relaciones a distancia
Next post Cómo hablar sobre el estrés: una guía para la comunicación abierta