La consejería matrimonial es un proceso en el que las parejas casadas reciben herramientas y técnicas para mejorar su relación y resolver conflictos interpersonales. También les ayuda a reconocer formas de mejorar su comunicación y a reconstruir y fortalecer su matrimonio.

¿Qué es la Consejería Matrimonial?

La consejería matrimonial, también conocida como terapia de pareja, implica una serie de sesiones en las que una pareja trabaja para resolver problemas y mejorar su relación. El consejero matrimonial les proporciona conocimientos y herramientas para comunicarse mejor, superar diferencias y aprender habilidades para manejar problemas futuros.

Tipos de Consejeros Matrimoniales

Existen diferentes tipos de consejeros matrimoniales, cada uno especializado en áreas específicas. Es importante elegir un consejero que se centre en los desafíos particulares de su relación.

  • Terapeuta Matrimonial y Familiar Licenciado (LMFT): Se especializan en trabajar con familias y parejas con problemas maritales.
  • Trabajador Social Clínico Licenciado (LCSW): Se enfocan en el bienestar social y también pueden brindar terapia matrimonial o familiar.
  • Consejero de Salud Mental Licenciado (LMHC) o Consejero Profesional Licenciado (LPC): Ayudan con problemas relacionados con el desarrollo personal y la salud mental.
  • Psicólogo (Ph.D. o Psy.D.): También pueden brindar terapia de pareja, diagnosticar y tratar problemas de salud mental.

Cómo Elegir un Consejero Matrimonial: 10 Consejos

Encontrar el consejero matrimonial adecuado es crucial para el éxito de la terapia. Aquí hay algunos consejos para ayudarlo en su búsqueda:

  1. Comience su búsqueda: Pida recomendaciones a amigos, familiares o su médico de cabecera. Los directorios en línea como el Registro Nacional de Terapeutas Amigables con el Matrimonio también pueden ser útiles.
  2. Verifique las calificaciones: Asegúrese de que el consejero potencial tenga las calificaciones y la experiencia necesarias para abordar los problemas de su relación.
  3. Imparcialidad y neutralidad: El consejero debe ser imparcial y neutral, incluso si conoce a una o ambas partes.
  4. Sistemas de creencias similares: Elija un consejero cuyos valores y creencias se alineen con los suyos, especialmente si tiene preferencias religiosas específicas.
  5. Enfoque en soluciones: Busque un consejero que se centre en encontrar soluciones y mejorar la relación en lugar de centrarse en las ganancias económicas.
  6. Disponibilidad y ubicación: Considere la disponibilidad del consejero y la ubicación de su clínica para garantizar que pueda asistir a las sesiones.
  7. Compare costos: Investigue los costos de la terapia y determine si el consejero acepta su seguro o está dispuesto a trabajar con usted en los arreglos de pago.
  8. Soluciones ofrecidas: Pregunte sobre las técnicas y enfoques que utiliza el consejero y asegúrese de que se basan en evidencia.
  9. Compare tratamientos: Aprenda sobre los diferentes tratamientos que ofrece el consejero y discuta qué enfoque sería más adecuado para su situación.
  10. Sea paciente: Tómese su tiempo para encontrar el consejero adecuado y no se apresure en su decisión.
Leer Más:  ¡21 Espectaculares Ideas de Tartas para Despedidas de Soltera que Amarás!

Elegir el consejero matrimonial correcto es esencial para el éxito de la terapia. Al seguir estos consejos, puede encontrar un profesional calificado que lo ayude a usted y a su pareja a mejorar su relación y superar los desafíos que enfrentan.

Preguntas frecuentes sobre la elección de un terapeuta matrimonial y el asesoramiento matrimonial

¿Es el asesoramiento beneficioso para el matrimonio?

Aunque siempre es aconsejable intentar resolver cualquier problema en un matrimonio, las parejas que sienten que han agotado todas las demás opciones y siguen teniendo problemas necesitan la ayuda de un terapeuta.

El asesoramiento matrimonial es la mejor opción para las parejas o familias que están teniendo problemas pero desean hacer cambios. Saber cuándo acudir a un terapeuta matrimonial es vital para rescatar lo que queda de una relación.

Estos especialistas cualificados están capacitados en el uso de técnicas basadas en la evidencia para reparar y construir relaciones.

¿Qué porcentaje de matrimonios sobreviven después del asesoramiento?

El asesoramiento matrimonial es un método que ayudará a las parejas a trabajar en su relación o matrimonio.

No es un tratamiento de una sola vez. Requiere múltiples sesiones, trabajo en equipo y diferentes enfoques.

¿Funciona el asesoramiento matrimonial?

De hecho, el asesoramiento matrimonial puede ser eficaz cuando ambas personas están dispuestas a aprender, crecer y sanar individualmente y como pareja. Aun así, los resultados dependen en gran medida de la dedicación de la pareja al asesoramiento.

Recuerda que las posibilidades de éxito dependerán de ti y de tu pareja y de cómo trabajen juntos.

¿Cuál es el principal problema del asesoramiento matrimonial?

¿Por qué es importante saber elegir un terapeuta matrimonial?

Leer Más:  Equilibrar el matrimonio y la crianza: consejos para padres y cónyuges

La razón es que no queremos someternos a terapia sin estar 100% seguros. Aparte de eso, es importante saber en qué estamos decidiendo antes de hacer uso de los servicios de asesoramiento.

Estos son sólo algunos de los contratiempos más comunes del asesoramiento matrimonial a los que hay que prestar atención:

  • Falta de confianza en el terapeuta matrimonial
  • No ser cooperativo
  • Uno o ambos no creen en la terapia
  • Problemas con el coste, la ubicación y la disponibilidad
  • Enfoque ineficaz

Reflexión final

Es fundamental elegir al terapeuta adecuado desde el principio. Tú y tu cónyuge podéis sentiros frustrados si os veis obligados a dejar a un terapeuta y empezar de nuevo con otro porque ese terapeuta matrimonial en particular no era el adecuado.

Ahora que sabes cómo elegir un terapeuta matrimonial que se ajuste a tus necesidades, empieza la búsqueda juntos para encontrar el adecuado.

Previous post Cómo motivar a tu pareja cuando pierde la chispa
Next post ¿Encontraré el amor algún día?