Los Estilos de Crianza y los Problemas de Paternidad

La paternidad es una de las experiencias más gratificantes, pero también una de las más desafiantes. Uno de los factores que se suman a los desafíos de la crianza son los diferentes estilos de crianza. Las discrepancias y la falta de acuerdo en las diferencias parentales pueden tensar incluso los mejores matrimonios.

Cuando llegan los hijos, las peleas pueden aumentar, y los estudios confirman que la mayoría de las parejas discuten más después de tener bebés. Aunque los problemas comunes de la crianza pueden ser un verdadero desafío, se pueden abordar cuando los padres trabajan juntos para resolver sus desacuerdos parentales.

¿Cuáles son los Problemas Comunes de Paternidad y qué Hacer cuando los Padres no se Ponen de Acuerdo sobre Cómo Criar a un Niño?

Algunos consejos pueden ayudarte a transitar ese camino con mayor facilidad.

¿Qué son los Problemas de Paternidad?

Los problemas de paternidad se refieren a los desafíos y preocupaciones que enfrentan los padres mientras crían a sus hijos. Estos pueden incluir la disciplina y el manejo del comportamiento, la comunicación, el desarrollo académico y social, la salud y la seguridad, el equilibrio entre el trabajo y la familia y el manejo de dinámicas familiares complejas.

No tenemos la oportunidad de ver a nuestras parejas en acción como padres antes de que lleguen los niños. Por lo tanto, muchas parejas se encuentran con problemas de crianza cuando tienen hijos. Ambos están aprendiendo sobre el trabajo y deben aprender rápidamente y adaptarse a los estilos del otro.

Además, ambos padres están conectados de manera diferente y valoran las cosas de forma distinta. Uno puede enfatizar la importancia de la seguridad, mientras que el otro puede ver los beneficios de dejar que los niños tengan más libertad.

También podemos entender el significado de los problemas de los padres a partir de un escenario problemático como este. Uno de los padres puede poner mucho énfasis en comer saludablemente, mientras que el otro puede argumentar que ellos no comieron tan saludablemente y que resultaron bien.

La diferencia en los valores fundamentales de los socios conduce a diferencias en los estilos de crianza y, si no se abordan, puede provocar problemas de crianza.

Cada padre tiene un conjunto de valores que le gustaría imprimir en sus hijos. Cuando estos son significativamente diferentes, puede generar disputas entre los socios y dificultades para tomar decisiones de crianza.

10 Problemas Comunes de Paternidad

Quizás te preguntes cómo se las arreglan las parejas para criar cuando no están de acuerdo. Bueno, es importante que los padres tengan en cuenta que el niño necesita a ambos padres, independientemente del hecho de que existan diferencias entre ustedes dos.

Aunque los padres nunca estarán de acuerdo en todos los problemas de crianza al 100%, aún deben tratar de tomar nota y resolver la mayoría de ellos.

Hay formas de resolver esos problemas de crianza y actuar como un frente unido. Primero, veamos cuáles son los desacuerdos comunes de crianza.

Leer Más:  Cómo hablar sobre el estrés: una guía para la comunicación abierta

1. Tiempo de Uso de Dispositivos Digitales

Uno de los problemas de crianza o preguntas de crianza que todos los padres deben decidir cómo manejar es cuánto tiempo pueden pasar sus hijos en dispositivos.

Además, los dilemas importantes en los que los padres podrían estar en desacuerdo son cuándo se permite que los niños comiencen a usar un dispositivo y qué pueden ver.

2. Hábitos Alimenticios

A los niños a menudo les encanta comer comida chatarra, y si los padres no están de acuerdo con las reglas al respecto, pueden surgir disputas. Esto puede llevar a dificultades de crianza, perturbando la paz dentro de la familia.

Uno de los padres podría estar tratando de imponer un régimen más saludable y ceñirse al horario con respecto a las comidas y la cantidad que necesita comer un niño, mientras que el otro podría verlo como excesivamente estricto y querer ser más indulgente.

3. Manejo de Rabietas

Pocas cosas pueden agravar tanto a un padre como una rabieta. Un niño que dice que no, grita y se deja caer al suelo puede irritar incluso a los padres más tranquilos.

Cómo manejar a un niño que tiene una rabieta suele ser un punto de disputa entre los padres.

4. Desobediencia

¿Cómo manejar a un niño que desobedece y dice que no?

Los padres a menudo deciden qué camino tomar en este caso basándose en su propia experiencia y en lo que creen que era adecuado o no aceptable mientras crecían.

5. Estilos de Recompensas y Refuerzos

Las dificultades de crianza a menudo surgen como resultado de diferentes estilos de crianza con respecto a las recompensas y los castigos.

Uno de los padres puede ser más propenso a perdonar y solo concentrarse en recompensar los buenos comportamientos, mientras que el otro cree que el niño también necesita enfrentar consecuencias negativas. No existe una solución correcta o incorrecta, solo lo que funciona para tu familia.

6. Manejo de la Rivalidad entre Hermanos

¿Tuviste un hermano mientras crecías? ¿Cómo manejaron tus padres tus peleas y rivalidad?

A menudo, usamos el modelo con el que fuimos criados cuando se trata de tomar nuestras propias decisiones parentales. Esto puede generar estándares incompatibles que los padres están tratando de implementar con sus hijos.

7. Tratar con las Mentiras Piadosas de los Niños

Mentir es un tema provocador para muchos. Si los padres no están de acuerdo sobre qué hacer cuando descubren a su hijo mintiendo, podrían estar enviándoles señales contradictorias y, por lo tanto, intensificando el comportamiento.

8. Formas de Castigo

El tema más controvertido de todos. ¿Qué formas de castigo están permitidas en tu hogar y por qué comportamientos? ¿Qué hacer si uno de ustedes está a favor y el otro en contra del castigo físico o de cualquier tipo de castigo para el caso?

Hablaremos de cómo lidiar con las diferencias en un momento.

9. Abordar a Niños que se Quejan y Lloran

Todos los niños buscan atención y utilizan diferentes métodos para lograr ese objetivo. Algunos niños se quejan y lloran, y esto puede ser molesto para los padres.

Este comportamiento instrumental tiene un propósito, y los padres deben formar un frente unido si quieren que los niños lo usen menos. Juntos pueden acordar cómo manejar la situación y mantener la coherencia, para que el comportamiento disminuya.

Leer Más:  Señales de que te estás perdiendo en tu relación

10. Calificaciones y Estudios

La importancia de la escuela y las buenas calificaciones es algo que los padres traen de su propio hogar. Es posible que los niños no estén tan interesados en aprender y los padres pueden tener un enfoque diferente para manejar esta situación, lo que lleva a problemas en la crianza de los hijos.

Uno podría pensar que necesita obtener una mala calificación y aprender a enfrentar las consecuencias, mientras que el otro podría estar tratando de evitar que experimenten momentos tan difíciles. Ninguno está bien o mal. La pregunta principal es ‘¿qué funciona mejor para este niño?’

10 Maneras de Superar los Problemas de Paternidad

La crianza puede ser un desafío, pero existen estrategias efectivas para superar problemas comunes. La comunicación, la coherencia y la búsqueda de apoyo pueden ayudar a los padres a superar situaciones difíciles y fortalecer sus relaciones con sus hijos.

1. Habla de las Diferencias a Puertas Cerradas

Tus hijos no necesitan escucharte discutir y encontrar una solución. La mayoría de las cosas no necesitan resolverse en el acto.

Diles que lo discutirás y volverás con una respuesta más tarde. Esto te da tiempo para hablar entre ustedes y disminuye la presión de una respuesta inmediata.

2. Acuerda Reglas y Consecuencias antes de que Ocurra la Situación

Cuando las cosas se ponen tensas, reaccionamos de forma más emocional y tenemos menos capacidad para escuchar al otro lado y su perspectiva.

Utiliza la lista de los problemas de crianza más comunes que mencionamos anteriormente para elaborar algunas pautas para manejar esas situaciones con anticipación.

No podrás predecir todos los factores que contribuyen a una situación particular. Sin embargo, puedes tener algunas reglas generales que ambos están siguiendo para guiarlos cuando ocurre el problema y tienen que reaccionar en el acto.

3. Comprende la Historia Familiar de tu Pareja

Las elecciones y decisiones que tomamos diariamente provienen de nuestros valores fundamentales. Los valores fundamentales en torno al estilo de crianza provienen de las experiencias que tuvimos cuando éramos jóvenes.

Cuanto más sepas sobre cómo creció tu cónyuge, más comprensión tendrás de su perspectiva y por qué están presionando por algo. Esto puede permitirte mantener la calma cuando no estás de acuerdo y ayudarlos a comprender la diferencia entre el ahora y el entonces.

4. Ten un Estilo de Crianza Flexible e Itera a Menudo

No existe una “talla única” cuando se trata de crianza. Tu estilo debe ser flexible para que pueda cambiar a medida que los niños crecen y para que pueda ser aplicable según la naturaleza del niño. Algunos niños necesitan más estructura, reglas, mientras que otros son más obedientes.

5. Trata de Cumplir con Quien se Siente más Fuerte sobre el Tema en Particular

Cuando te encuentras con un problema de crianza sobre el que tienes opiniones opuestas, trata de estar de acuerdo con la persona que se siente más fuerte al respecto. Tu objetivo no es salirte con la tuya cada vez, sino tomar decisiones de crianza efectivas y mantener la felicidad conyugal.

6. Aprovecha tus Diferencias

No tienen que estar de acuerdo en todo para ser buenos padres. Sus diferencias son importantes y ofrecen diferentes modelos y perspectivas a los niños.

Leer Más:  ¡Libera tu alma de ataduras tóxicas: Cómo romper los lazos emocionales insalubres!

Diferente no es deficiente. Para resolver los problemas de crianza, es beneficioso para los niños tener varios ejemplos de cómo se puede manejar algo. Los padres que resuelven sus problemas de manera eficiente como equipo es lo que sus hijos necesitan ver.

7. Respáldense Mutuamente cuando Uno Esté Ausente

Ser padre es un papel en la vida. Sin embargo, criar hijos es algo que harás solo por un tiempo, después del cual estarás solo con tu pareja y los hijos seguirán con sus vidas.

Hazlos sentir apoyados como padres. No te metas a sus espaldas y los hagas parecer el malo que dice “no” a los niños. Ustedes son socios y deben respaldarlos incluso en su ausencia.

8. Confía en Otros cuyo Estilo de Crianza Valoras

Cuando no estás seguro de cómo reaccionar o cuál podría ser la decisión correcta, siempre hay otros a quienes puedes pedir opiniones o sugerencias. Acude a personas que compartirán consejos pero que no los impondrán ni se molestarán si no los utilizas.

9. Aprende de los Errores y Perdona

Ten la seguridad de que cometerás errores. No existe tal cosa como un padre perfecto. Solo debes aspirar a ser un padre lo suficientemente bueno que esté de acuerdo con cometer errores y aprender de ellos.

Eso es lo máximo que puedes hacer y es más que suficiente. Perdónate a ti mismo y a tu cónyuge si ocurre un error. Esto salvará tu matrimonio y será un buen ejemplo para los niños.

10. No Olvides Tener Tiempo a Solas

Si deseas poder apoyarse mutuamente como padres, deben tomarse un tiempo a solas como cónyuges. Protege y nutre tu unión de pareja, que será tu ancla en tiempos de angustia y crisis.

Preguntas Frecuentes

¿Qué son los problemas de crianza?
Los problemas de crianza son desafíos y preocupaciones que enfrentan los padres mientras crían a sus hijos. Pueden incluir disciplina, manejo del comportamiento, comunicación, desarrollo académico y social, salud y seguridad, equilibrio entre el trabajo y la familia y el manejo de dinámicas familiares complejas.

¿Cuáles son los problemas de crianza más comunes?
Algunos problemas de crianza comunes incluyen: tiempo de uso de dispositivos digitales, hábitos alimenticios, manejo de berrinches, desobediencia, estilos de recompensa y refuerzo, manejo de la rivalidad entre hermanos, manejo de mentiras piadosas, formas de castigo y manejo de niños que se quejan y lloriquean.

¿Cómo superar los problemas de crianza?
Existen estrategias efectivas para superar los problemas de crianza, como discutir diferencias en privado, acordar reglas y consecuencias de antemano, comprender la historia familiar de la pareja, adoptar un estilo de crianza flexible, ceder ante quien se siente más fuerte sobre un tema en particular, aprovechar las diferencias, apoyarse mutuamente en ausencia del otro, confiar en otros cuyo estilo de crianza se valora, aprender de los errores y perdonar, y no olvidar tener tiempo a solas.

¿Qué te hace un padre inestable?
Los factores que pueden contribuir a ser un padre inestable incluyen problemas de salud mental, abuso de sustancias, estrés financiero y circunstancias de vida difíciles. Es importante buscar apoyo y recursos si se está luchando, ya que la crianza es un viaje desafiante pero gratificante que requiere cuidado y atención continuos.

Previous post El poder de las cartas de amor: aviva la llama de tu relación
Next post Diversión en Pareja: Una Guía Definitiva de Actividades