¿De dónde viene la envidia?

1. Tu pasado

Tu pasado es probablemente el mayor agresor cuando se trata de sentir celos. Nuestra psique se acostumbra a ciertos patrones y espera que vuelvan a ocurrir. Ser capaz de anticipar el engaño o la mentira es una forma de protección que proviene de haber sido herido en el pasado.

2. Inseguridad

Incluso si te consideras una persona segura de sí misma, esa confianza puede verse amenazada y sacudida ocasionalmente. Las inseguridades nos afectan a todos, incluso a los que están en relaciones felices.

3. Una necesidad de ganar

La competencia por alguien con problemas de control, una necesidad de ganar, o incluso de estar al mismo nivel que otra persona puede llevar a los celos. Puedes pensar que los celos románticos son diferentes de la competencia en la oficina/trabajo, pero no es así.

4. Desconfianza

Si tu pareja te ha engañado o mentido en el pasado, reconstruir esa confianza puede ser muy difícil. Puede que le hayas perdonado, pero no has olvidado el dolor. Incluso si tu pareja no te ha dado ninguna razón justificada para estar celoso, una vez que la confianza se rompe, los celos se cuelan por todas esas grietas.

5. Proyección

Cuando hacemos algo malo, es mucho más probable que acusemos a otros de hacer mal. En primer lugar, no queremos estar solos en nuestra culpa, pero también sabemos que si nosotros somos capaces de algo, también lo son los demás.

6. Miedo

El miedo es la causa de todos los celos. Ya sea el miedo a perder el control, el miedo a la pérdida, el miedo al desamor y al dolor… continúa. El miedo al dolor o a perder a alguien es tan fuerte. Puede negar todo lo que haces.

Leer Más:  ¡Celebra los hitos de aniversario con pasión y emoción!

7. Auto-sabotaje

Cuando nos protegemos del dolor, a menudo nos auto-saboteamos. Esto significa que terminamos las cosas antes de que nos hagan daño. Esto puede ser provocado por el miedo, la baja autoestima y una variedad de otras cosas.

8. Tu instinto

Los celos son algo gracioso. Puede haber tantas cosas que lo provoquen que se pueden explicar, y también puede no haber ninguna razón racional. Puede que no haya nada en lo que puedas poner el dedo en absoluto.

¿Puedes superar los celos?

Por supuesto, puedes aprender a ser una persona menos celosa con los consejos anteriores. Sin embargo, primero tienes que darte cuenta de que en realidad estás siendo celoso en primer lugar! La clave para superar cualquier cosa es el reconocimiento del problema en primer lugar.

Previous post 20 hábitos que no deberías tolerar en tu pareja
Next post Cómo permanecer motivado durante la cuarentena