Cuando la misma situación se repite constantemente, ¿puede ser mera coincidencia? ¿Y si ese patrón implica infidelidad por parte de alguien amado?

Quizás tu pareja te haya engañado recientemente, como hicieron tus exparejas en el pasado. El patrón se está volviendo evidente.

¿Por qué te siguen engañando?

¿Se trata de ti o de ellos?

No necesariamente.

Aunque, de alguna manera, hayas contribuido a la decisión de tu pareja de serte infiel, nadie te culpa ni tú deberías hacerlo tampoco.

Sin embargo, debes considerar cuál puede ser tu papel en la situación y abordarlo en consecuencia.

Es probable que estés repitiendo patrones poco saludables en tus relaciones que aumentan las probabilidades de que las cosas terminen igual.

Analicemos cada posible razón por la que te siguen engañando y cómo solucionar cada una de ellas.

1. Eliges personas que han engañado en el pasado

Quien engaña una vez, engaña siempre.

Esta es una afirmación audaz que no siempre es cierta. Sin embargo, lo que sí es cierto es que las personas tienden a repetir los mismos patrones poco saludables.

¿Te engañarán? Nunca lo sabrás con seguridad. Pero podemos aprender mucho de la historia, y es notable que se repita.

Si tu pareja tiene un historial de engañar a sus exparejas, podemos decir con cierta certeza que aumenta la probabilidad de que lo hagan de nuevo, esta vez contigo.

Solución:

Puedes aprender mucho del historial de citas de tu pareja. La forma en que hablan de sus exparejas y las razones por las que terminaron sus relaciones anteriores pueden revelar lo que podría suceder en la tuya.

Leer Más:  Infidelidad en la Relación: Formas y Estrategias para Abordarla

Pregúntales sobre infidelidades y otros problemas de relación que puedan haber enfrentado antes. ¿Han engañado? Si es así, ¿hace cuánto tiempo?

Ten cuidado con las personas que tienen un historial de infidelidad. Si lo han hecho una vez, podría resultarles fácil volver a hacerlo.

2. Tú engañaste primero

Tal vez fuiste la otra mujer u hombre, no a quien engañaron… Y ahora eres tú quien ha sido traicionado.

Quizás te involucras en aventuras con personas que ya están en pareja y terminan esas relaciones para estar contigo. Luego, una vez que tu aventura se convierte en una relación, salen en busca de un nuevo amorío.

La respuesta incluso podría ser venganza. Quizás engañas primero en una relación, por lo que tu pareja engaña para igualar el marcador.

Solución:

No engañes si no quieres que te engañen. A veces, es así de simple. Si engañar es un error o una elección es tema de debate, pero de cualquier manera, tienes voz y voto en la situación.

No aceptes ser el amante de alguien y evita coquetear con personas que ya están en pareja.

Y si estás en una relación pero quieres engañar, siempre es mejor terminar esa relación en lugar de ser infiel.

Preguntas frecuentes

¿Es normal que me engañen varias veces?

No, no es normal que te engañen varias veces. Si esto sucede, es importante identificar los patrones en tus relaciones y tomar medidas para abordarlos.

¿Por qué me siguen engañando?

Hay muchas razones posibles por las que te pueden estar engañando. Estas incluyen elegir personas que han engañado en el pasado, no satisfacer las necesidades de tu pareja, tener baja autoestima o permitir que otros tengan prioridad sobre tu pareja.

Leer Más:  ¿Es correcto rastrear la ubicación de tu pareja?

¿Qué puedo hacer para evitar que me engañen?

Hay varias cosas que puedes hacer para evitar que te engañen. Estas incluyen elegir cuidadosamente a tus parejas, establecer límites claros, aprender de tus errores y trabajar para mejorar tu relación.

¿Es mi culpa que me engañen?

Si bien es posible que hayas contribuido a la decisión de tu pareja de engañarte, nadie tiene la culpa de que te engañen. Es importante recordar que no eres tú quien es indigno de confianza, sino tu pareja.

¿Qué debo hacer si me engañan?

Si te engañan, es importante tomar medidas para protegerte emocional y físicamente. Esto puede incluir hablar con un terapeuta, establecer límites claros con tu pareja o terminar la relación.

Previous post Cómo lidiar con padres sobreprotectores
Next post La Respiración en Caja: Una Guía para Calmar la Mente y el Cuerpo