¡Presta atención! ¿Estás dando a tu hombre por sentado?

¿Qué significa dar a alguien por sentado?

Dar a alguien por sentado es como tener un pez dorado y olvidarse de alimentarlo. Te encanta tenerlo cerca, pero dejas de notar que está ahí.

En términos humanos, significa esperar amor y atención sin corresponder ni reconocer el esfuerzo. Es una trampa de amor que convierte el romance ardiente en una vela parpadeante.

Las señales de advertencia para saber si estás dando a tu hombre por sentado

Si quieres obtener una respuesta honesta, haz una pregunta sincera. Aquí hay algunas señales reveladoras de que no le estás dando a tu chico el tiempo y la atención que se merece.

  1. Ignoras sus mensajes
  2. Falta de apreciación verbal
  3. No puedes disculparte
  4. Ignorar sus necesidades emocionales
  5. No decir “Te amo”
  6. Tu comodidad se vuelve descuidada
  7. Mostrar falta de respeto hacia él
  8. Usarlo solo para necesidades
  9. Sus objetivos están fuera de tu radar
  10. No es la primera persona a la que le cuentas
  11. Comunicación reducida
  12. Olvidar sus preferencias
  13. Dar por sentado sus esfuerzos
  14. Asumir que siempre estará ahí
  15. Compararlo con otros
  16. Decisiones unilaterales
  17. No estás aportando tu granito de arena
  18. No le dedicas tiempo a sus amigos y familiares
  19. Descartando su lenguaje de amor
  20. Las señales de amor son confusas
  21. Poner a tus amigos en primer lugar
  22. No tienes ni idea de romance
  23. Te encanta un buen monólogo
  24. No sabes cómo pasa su tiempo
  25. Olvidar momentos especiales
  26. Ausencia de afecto físico
  27. Poner los ojos en blanco: el lenguaje del amor no oficial
  28. Estás en un triángulo amoroso con tu teléfono
  29. Descartar sus opiniones o sentimientos
  30. Elegir a la familia antes que a él
  31. No sabes por qué están juntos
Leer Más:  La vida es dura, pero no tiene por qué serlo

Si crees que estás haciendo una o todas estas cosas, ¡no te preocupes! Si te preocupas lo suficiente por ello, te preocupas lo suficiente por arreglarlo. Así que, sin más preámbulos, contemos las formas en que podrías haberle hecho mal.