¿Qué es una relación casi amorosa?

Una relación casi amorosa es una situación entre dos personas con una fuerte conexión que no se materializa en un compromiso real. Ambas partes sienten un afecto intenso por el otro, pero no dan el paso hacia una relación oficial.

Se caracteriza por la ausencia de etiquetas, responsabilidades o rendición de cuentas. Como no hay etiquetas, ni tú ni tu “casi pareja” saben cómo llamarse, cuáles son sus límites o a quién deben rendir cuentas.

Es una relación indefinida en la que disfrutan de la mayoría o todos los beneficios de una relación estable sin darle el título oficial. En estos casos, tú o tu “casi pareja” evitan enfrentar la realidad y la eluden.

8 señales de que una relación casi amorosa no vale la pena

Las “relaciones casi amorosas” pueden afectarte emocionalmente si no sabes cuándo salir de ellas.

Puedes decirte a ti mismo una y otra vez que eres un buen amigo de alguien en particular, pero en el fondo no estás convencido.

Aquí tienes algunas señales claras de que tu relación casi amorosa no merece tu tiempo:

1. Evitas “la charla”

“La charla” es simplemente la conversación que define tu relación.

Si ambos deciden ir “con la corriente” y permanecer sin etiquetas, estás en una relación casi amorosa. Evitas la discusión definitoria porque no quieres ponerle una etiqueta o una etiqueta.

Nadie puede permanecer en una “relación casi amorosa” durante demasiado tiempo. Si no le pones una etiqueta, es probable que no vaya a ninguna parte. Bordeas la definición de la relación porque tienes la idea de que lo arruinarás todo una vez que hables de ello.

Leer Más:  Enfrentar los conflictos: una guía para superar el miedo

2. Tienes miedo de ser un libro abierto

Tienes miedo de ser transparente con tu “casi pareja” y miedo de contarle todo sobre ti, por lo que ocultas ciertas cosas.

Estar en una relación casi amorosa te preocupa contarle secretos sobre ti a alguien que no es tu pareja oficial porque no sabes cómo reaccionará. Este problema no surge en una relación adecuada.

Deberías poder sincerarte y ser transparente sobre todo con tu pareja.

3. Analizas demasiado los mensajes de texto

Pensar demasiado en sus respuestas suele ser una señal poderosa de que estás en una “relación casi amorosa”. Analizas cada pausa o mensaje corto. Tu mente se acelera, “quizás ya no esté interesado” o “quizás necesita algo de espacio”.

A veces, también analizas tus respuestas. Por ejemplo, puedes tomarte tu tiempo para escribir una respuesta larga y eliminarla porque no estás seguro de si es apropiada o si tu tono es correcto.

4. La relación es una montaña rusa emocional

En un momento, estás emocionalmente alto y al siguiente, estás emocionalmente bajo. Es como un interruptor que se enciende y apaga con frecuencia. Las relaciones casi amorosas sin contacto también son insoportables.

Tu pareja decide cuándo es conveniente que se involucre emocionalmente y el resto del tiempo, aceptas como te tratan. Esta es una montaña rusa emocional de una “relación casi amorosa”, y tú estás justo en el medio.

5. Eres el único que invierte en la relación

Esto, en una palabra, se llama unilateralidad. Inviertes en la relación, pero eso es todo lo que sucede porque tu pareja no corresponde a tu acción.

Leer Más:  ¡Atrévete a Intentar!

Los sentimientos unilaterales, es decir, el amor no correspondido de tu parte, son prueba de que estás en una “relación casi amorosa”.

Las relaciones casi amorosas pueden tener efectos adversos en tu salud mental. Mereces ser feliz y estar con alguien que te ame.

6. Cuando no puedes explicar tu relación

Si no puedes explicar con éxito tu relación a tus amigos, familiares o incluso a ti mismo, entonces es una señal de que tu “relación casi amorosa” no vale tu tiempo.

Si te pones nervioso o frustrado al tratar de explicar la dinámica de la relación con tu “casi pareja”, entonces tu relación casi amorosa no vale la pena. Pero, por otro lado, no debería resultarte difícil explicar una relación amorosa y devota.

7. No pueden hablar de su futuro juntos

Tú o tu “casi pareja” no aceptan ninguna charla sobre su futuro juntos. Todo lo que hacen es hablar del ahora y del pasado inmediato.

La capacidad de discutir el futuro indica una falta de compromiso y confiabilidad en tu relación. La vacilación puede mantenerte en un estado de confusión que puede convertirse en una causa de estrés.

8. Tu relación es un secreto

Si tú y tu pareja han decidido mantener su relación en secreto sin ninguna razón peculiar, su relación casi amorosa no vale la pena. El secreto no deja espacio para la rendición de cuentas y la responsabilidad.

Ambos hacen lo que quieren sin tener que rendir cuentas por ello. Desafortunadamente, esto no es una buena señal para una relación saludable.

Preguntas frecuentes sobre relaciones casi románticas

¿Qué es una relación casi romántica?

Una relación casi romántica es una situación entre dos personas con una fuerte conexión que no se concreta. Ambas partes tienen sentimientos fuertes el uno por el otro, pero no avanzan hacia una relación real.

Leer Más:  ¡Canciones para amarte a ti mismo: El mejor antídoto para los días difíciles!

¿Cuáles son los signos de una relación casi romántica?

  • Evitar definir la relación
  • Miedo a ser transparente
  • Sobreanálisis de mensajes de texto
  • Emociones inestables
  • Ser el único invertido en la relación
  • Incapacidad para explicar la relación
  • Falta de discusión sobre el futuro
  • Mantener la relación en secreto

¿Por qué es difícil terminar una relación casi romántica?

  • Falta de compromiso
  • Relación unilateral
  • Sentimiento de culpa

¿Cómo superar una relación casi romántica?

  • Reconocer los sentimientos
  • Buscar ayuda
  • Tomar tiempo para uno mismo
  • Silenciar al crítico interno
  • Ser paciente
Previous post El Arte de Distanciarse en una Relación sin Herir
Next post ¡Basta de críticas! Resuelve el nitpicking en tu relación hoy mismo