Rompiendo con el amante: Una guía para salir de una relación extramatrimonial

Cuando te encuentras en la situación de ser el otro hombre o la otra mujer, te enfrentas a la decisión de quedarte o dejarlo. Esto es lo que debes hacer.

1. Distánciate

Antes que nada, debes alejarte de tu amante. No puedes tomar una decisión que sea mejor para ti cuando ellos están involucrados. No dejes que influyan en tu decisión porque perdieron ese derecho cuando decidieron engañarte.

2. Piensa

Ahora que tienes el espacio y el tiempo que necesitas, es hora de pensar en lo que estás involucrado y cuál es tu próximo paso. Es importante que consideres todos los aspectos, como por qué empezaste a salir con esa persona y cómo puedes evitar que esto vuelva a ocurrir. Lo que decidas al final dará forma a tu futuro, ya sea con tu amante o no.

3. Reconoce la verdad

No ignores el hecho de que eres parte de una aventura. Eres la otra persona en la relación, y nadie te creerá cuando digas que tu amante te quiere más que a su pareja. Es más bien un escenario de “tu-amante-también-te-quiere”. Llegaste en segundo lugar, y así será siempre, a menos que tu amante haga los arreglos necesarios para romper con su pareja original. Pero, de nuevo, como dicen, “Si te engañan contigo, te engañarán a ti”.

Leer Más:  11 cosas que hacer si estás saliendo con alguien con FOMO

4. Considera que es una situación desesperada

Si crees que todavía tienes una oportunidad de ser el único en la vida de tu amante, piénsalo de nuevo. Si quisieran que fueras “el único”, lo habrían hecho en primer lugar. Para que puedas salir de esto con el menor daño posible, tienes que desechar cualquier idea de futuro y centrarte únicamente en ti mismo.

5. Resuélvelo con tu amante

Algunas personas piensan que huir de esta situación es una mejor alternativa. Puedes hacerlo, pero sólo acabarás volviendo o viviendo una vida con remordimientos porque elegiste no enfrentarte al problema. Debes hablar de esto con tu pareja, para poder cerrar el círculo. Haz que respondan por lo que han hecho para que puedas seguir adelante sin ninguna pregunta pendiente.

6. Rómpela

Por fin, es hora de arrancar esa tirita. Incluso si tu amante promete que terminará las cosas con su pareja, tienes que alejarte de la situación por un tiempo de todos modos. Retomar las cosas donde las dejaste no es una opción porque la infidelidad es una falta grave. Date un tiempo para pensar en lo que realmente quieres sin que tu pareja te confunda las emociones. De esa manera, ellos también tendrán tiempo para pensar en las consecuencias de lo que han hecho.

7. Bórralos de tu vida

Romper es probablemente la parte más fácil. Superar la situación es mucho más difícil. Cuando estás herido, es más difícil mirar las cosas objetivamente. Te sentirás enfadado, deprimido y quizá incluso un poco desconfiado. En este punto, tendrás que eliminar todo rastro de esta persona de tu vida. Bórralos, bloquéalos y evita cualquier cosa relacionada con ellos a toda costa.

Leer Más:  El amor: una experiencia que todos deberíamos experimentar

8. Evítalos tanto como puedas

Si vives en la misma ciudad, siempre habrá la posibilidad de que te encuentres con tu amante. No puedes controlar el destino, pero probablemente sepas dónde suelen pasar el rato. Aunque te moleste sacrificar ir a un lugar agradable con buena comida o salir con tus amigos comunes, es mejor que enfrentarte a una situación incómoda y posiblemente dolorosa cuando te cruces con tu ex amante.

9. Nunca te involucres con la pareja oficial

Ahora que sabes que te estaban engañando, hay una pequeña posibilidad de que sepas con quién están saliendo realmente. No te acerques a estas personas a toda costa. Evítalas cuando las veas y trata de no hacer negocios con ellas. Incluso si nunca se enteraron de tu aventura, es mejor prevenir que curar.

10. Sigue adelante con tu vida

Después de tomar las medidas necesarias para eliminar a tu amante de tu vida, es hora de volver a la realidad y reanudar tu rutina diaria. La única diferencia es que ya no estás en una relación. No te preocupes, porque ahora tienes la oportunidad de encontrar una felicidad que no se base en una mentira.