Rompiendo el ciclo de la complacencia: Una guía para dejar de ser un facilitador

¿Qué significa ser un facilitador?

Ser un facilitador implica permitir o alentar inconscientemente comportamientos poco saludables o dañinos en otra persona, como la adicción o la codependencia. Al apoyar estas conductas, podemos contribuir al problema en lugar de ayudar.

10 señales de un facilitador

  • Ignorar o minimizar el problema
  • Rescatar o solucionar
  • Compensar en exceso
  • Sacrificar límites personales
  • Evitar la confrontación
  • Apoyar financieramente
  • Negar o minimizar la realidad
  • Complacer a los demás
  • Codependencia
  • Permitir excusas y manipulación

5 pasos para dejar de ser un facilitador

1. Establecer límites claros y saludables

Comunicar los límites de lo que se tolerará y lo que no.

2. Dejar de rescatar

Permitir que la persona enfrente las consecuencias de sus acciones.

3. Fomentar la responsabilidad

Hacer que la persona asuma la responsabilidad de su comportamiento.

4. Buscar apoyo

Consultar a un terapeuta para guiarse en el proceso.

5. Practicar el cuidado personal

Priorizar el bienestar propio para romper el ciclo de facilitación.

Preguntas frecuentes en español

¿Qué es una personalidad facilitadora?

Una personalidad facilitadora se refiere a alguien que habitualmente se involucra en conductas facilitadoras, como rescatar, encubrir o apoyar comportamientos o hábitos poco saludables de otros, a menudo en detrimento de su propio bienestar.

¿Cómo sé si estoy facilitando a alguien?

Puede que estés facilitando a alguien si constantemente encubres, rescatas o apoyas sus comportamientos o hábitos poco saludables, y descuidas establecer límites o responsabilizarlo por sus acciones, a pesar de las consecuencias perjudiciales.

Leer Más:  ¡Preguntas Divertidas para Romper el Hielo!
Previous post ¿Reconoces las señales de un reencuentro de llamas gemelas?
Next post Actividades entretenidas para parejas en casa