No compliques demasiado tu existencia

Como seres humanos, tendemos a complicarnos la vida innecesariamente. Nos imponemos tareas y responsabilidades excesivas, pensando que si trabajamos arduamente y alcanzamos ciertos objetivos, nuestra vida mejorará en el futuro. Sin embargo, la cruda realidad es que las cosas que tratamos de lograr probablemente no nos aporten la felicidad que esperamos.

El presente es todo lo que tenemos

Si bien es esencial ser inteligente y tener planes a futuro, no tiene sentido vivir miserablemente en el presente. Después de todo, el momento actual es lo único que tenemos. No sabemos lo que nos espera a la vuelta de la esquina ni cuánto tiempo nos queda en este hermoso planeta, por lo que debemos hacer que nuestra vida diaria sea lo más placentera posible.

Mejora tu vida con pequeños cambios

La buena noticia es que hay muchas cosas pequeñas y simples que puedes hacer para mejorar tu vida. Cosas que te ayudarán a respetarte más, a aumentar tu bienestar, a ayudar a quienes te rodean y a tener la oportunidad de vivir tu mejor vida.

Solo tú sabes qué cambios debes realizar en tu vida, pero estas sugerencias pueden ser un buen punto de partida:

2. Crea redes sociales inspiradoras

Una vez que hayas dejado de seguir esas influencias negativas, es hora de buscar algunas positivas. Busca personas que estén haciendo cosas con las que te identificas. Sigue organizaciones benéficas, activistas y personas que luchan por la igualdad, la sostenibilidad, la imagen corporal positiva o cualquier otra causa que te interese. Asegúrate de obtener una buena combinación de publicaciones que mejoren tu estado de ánimo o tu confianza y publicaciones que te inspiren a mejorar o a hacer algo bueno por el mundo.

Leer Más:  Cómo ser el mejor marido: pequeños cambios que conducen a la felicidad

3. Limita tu tiempo en las redes sociales

El hecho de que tus redes sociales ahora sean lugares positivos no significa que debas pasar horas desplazándote por ellas. Es hora de empezar a considerar las redes sociales como el equivalente a comer alimentos procesados o hábitos poco saludables en general.

Si bien está bien disfrutar de alimentos grasos o azucarados de vez en cuando, con moderación, si los consumes tres veces al día, todos los días, tendrán efectos negativos en tu salud física. Del mismo modo, piensa en las redes sociales como algo que debe disfrutarse con moderación para evitar que afecte tu salud mental.

4. Evita a las personas negativas

Las redes sociales son una gran parte de nuestras vidas en estos días, pero las personas con las que pasas tiempo físicamente son mucho más importantes. Si hay alguien que es una influencia negativa en tu vida y siempre te desanima o te impide alcanzar tu potencial, y tus esfuerzos por hablar con esa persona sobre el tema han sido en vano, toma la decisión consciente de pasar menos tiempo con ella.

5. Aprende a decir “no”

Si tu modo predeterminado es decir “sí” a todo porque no quieres decepcionar a todos o sufres un gran temor a perderte algo, es hora de empezar a decir “no”.

Comienza poco a poco. Esta semana, di “no” al menos a una cosa que no tengas tiempo de hacer bien. O di “no” a una cosa que, en el fondo, no quieres hacer. Luego, comienza a aumentar tus “no”.

6. Aprende a decir “sí”

Por otro lado, si tu modo predeterminado es decir “no” a probar cosas nuevas, conocer gente nueva o salir con amigos, entonces empezar a decir “sí” podría marcar una diferencia positiva en tu vida.

Leer Más:  El amor platónico: el faro que guía hacia una vida mejor

Sal de tu zona de confort. Sal y rodéate de gente. Aprovecha las oportunidades.

7. Hidrátate lo suficiente

Algunos de los problemas que tienes pueden deberse a algo tan simple como la deshidratación. La mayoría de nosotros no bebemos ni por asomo los líquidos suficientes a diario. Bebe un vaso de agua a primera hora de la mañana y bebe muchos más durante el día. Los tés de hierbas también son excelentes maneras de ingerir más líquidos.

8. Nutre tu cuerpo

Por mucho que pienses que los alimentos dulces, salados o grasos son reconfortantes y te hacen sentir mejor, lo que tu cuerpo pide a gritos son frutas y verduras frescas. Nutrir tu cuerpo con alimentos frescos y naturales es una forma segura de hacerte sentir mejor.

De ninguna manera te mueras de hambre con ensaladas escasas, pero llena tu plato con ingredientes coloridos. No olvides comer tus verduras y muchas de ellas.

9. No te prives constantemente de “alimentos malos”

Las frutas y verduras frescas deben constituir una buena parte de tu dieta, pero no tienes que negarte constantemente todos los alimentos que te han enseñado a ver como “malos” o “poco saludables”.

Prohibir por completo todos los alimentos que amas solo te frustrará. Asegúrate de darte un capricho de vez en cuando sin sentirte culpable y saborea realmente los sabores cuando lo hagas.

10. Pasa tiempo con animales

Múltiples estudios han concluido que las personas que tienen mascotas son más felices que las que no las tienen. Entonces, si tienes un amigo peludo, haz un esfuerzo por pasar más tiempo con él. El simple hecho de acariciar a un animal puede ser increíblemente relajante.

Si no tienes una mascota, esto no es una excusa para salir corriendo y adoptar una. Después de todo, tener una mascota es una gran responsabilidad. Pero si siempre has querido un perro y lo has estado posponiendo, y sabes que podrías darle un buen hogar a un animal que necesita ser adoptado, podrías empezar a considerarlo.

Leer Más:  Control en el Matrimonio: Cómo Lidiar con una Esposa Controladora

Pero no necesitas tu propia mascota para pasar tiempo con los animales. Ofrécete a cuidar al perro de un amigo o a cuidar la casa de un amigo con animales en tus próximas vacaciones.

11. Pasa tiempo al aire libre

Los seres humanos no fuimos diseñados para vivir en ciudades. Sal del pueblo y ve al campo. Escucha los sonidos, aprecia los colores y siente el viento o el sol en tu piel.

12. Pasa tiempo a solas

Este es un punto que podrías combinar con el anterior, pero dondequiera que pases tiempo a solas, asegúrate de que sea un tiempo de calidad.

A veces, solo necesitamos nuestro propio espacio para sentarnos y hacer un balance de todo lo que está sucediendo en nuestras vidas.

Date un gusto con una noche en casa, con una mascarilla y tu película favorita. Resérvate unas vacaciones en solitario. Sal a pasar un día solo. Ve al cine. Pasar tiempo a solas puede ayudarte a volver a conectar con lo que sientes y a obtener mayor claridad sobre las cosas que están sucediendo en tu vida.

Preguntas frecuentes

¿Por qué nos complicamos tanto la vida?

Porque tendemos a acumular responsabilidades y preocuparnos por alcanzar objetivos futuros, descuidando nuestra felicidad en el presente.

¿Qué podemos hacer para simplificar nuestras vidas?

Enfocarnos en lo que nos hace felices, decir “no” a compromisos innecesarios, rodearnos de personas positivas, nutrir nuestro cuerpo, pasar tiempo en la naturaleza y practicar la gratitud.

¿Cómo puedo mejorar mi bienestar emocional?

Reduciendo el uso de redes sociales, evitando personas negativas, priorizando el sueño, ejercitándome regularmente y buscando ayuda profesional si es necesario.

¿Qué acciones puedo tomar para contribuir positivamente al mundo?

Reducir el uso de plástico, donar a organizaciones benéficas, realizar actos de bondad, defender la igualdad y la sostenibilidad, y ser un ejemplo de positividad.

¿Cómo puedo encontrar más tiempo para mí?

Aprendiendo a decir “no”, estableciendo límites con los demás, delegando tareas y aprovechando el tiempo libre para hacer cosas que nos apasionan.

Previous post Las complejidades de las relaciones con un histriónico narcisista
Next post ¡Descubriendo si tienes sentimientos por alguien!
Pinterest
Telegram
WhatsApp