¿Soy emocionalmente inaccesible? 23 signos de que es posible que no estés disponible emocionalmente

¿Te has estado preguntando: “¿Soy emocionalmente inaccesible?” Entonces probablemente estés buscando soluciones. Afortunadamente, tenemos todo lo que necesitas saber.

¿Qué significa ser emocionalmente inaccesible?

Ser emocionalmente inaccesible significa que no te gusta hablar de tus sentimientos o de los sentimientos de los demás. Por lo general, está relacionado con el miedo a la intimidad. Ese miedo puede provenir de varios lugares como relaciones pasadas, infancia y más.

Si te preguntas: “¿Soy emocionalmente inaccesible?”, observa qué tan bien te relacionas con los demás. Si eres emocionalmente inaccesible, puede dificultar tus relaciones románticas, amistades e incluso el trabajo en equipo en tu trabajo.

Las personas que son emocionalmente inaccesibles luchan por abrirse a los demás y se sienten incómodas cuando otros se abren con ellas.

Las personas emocionalmente inaccesibles también tienden a pensar que otros se abren demasiado o demasiado pronto. Pueden etiquetar a las personas como necesitadas o desesperadas por querer una conexión personal cuando están reprimiendo su necesidad de esa conexión.

Piensa en la disponibilidad emocional como cualquier otro tipo de disponibilidad. Si estás disponible para hacer planes, tienes tiempo libre para hacerlo. Emocionalmente, puedes conectarte con otros si tienes el espacio y la capacidad para hacerlo.

Pero al igual que estar ocupado, otras partes de tu vida llenan ese espacio dejándolo bloqueado para que otros encajen.

¿Es malo ser emocionalmente inaccesible?

Es importante saber que ser emocionalmente inaccesible no te convierte en una mala persona. Simplemente significa que tienes que soportar algo de crecimiento personal antes de poder establecer una conexión significativa.

Así que no seas duro contigo mismo cuando te preguntes “¿Soy emocionalmente inaccesible?” Si lo eres, no te preocupes. Aprender a crecer y hacerlo mejor es parte de la vida.

¿Pueden las personas emocionalmente inaccesibles enamorarse?

Cualquiera puede enamorarse. De hecho, enamorarse es una experiencia humana maravillosa. Sin embargo, es posible que una persona emocionalmente inaccesible no sepa cuándo se ha enamorado.

Cuando te cierras a otras personas, también te cierras a ti mismo de alguna manera. Eso significa que si eres emocionalmente inaccesible, es posible que no comprendas bien tus propias emociones.

¡Podrías estar profundamente enamorado de alguien en este momento y no tener ni idea!

Pero, de nuevo, eso no es nada que no puedas aprender.

¿Soy emocionalmente inaccesible?

Debido a que viniste a buscar esta función y llegaste hasta aquí, probablemente estés respondiendo afirmativamente a la pregunta: “¿Soy emocionalmente inaccesible?” Y con suerte, eso significa que quieres hacer algo al respecto.

Para asegurarte de que eres emocionalmente inaccesible, echemos un vistazo a algunos de los principales ejemplos. Si notas que caes en estos patrones con regularidad, es posible que seas emocionalmente inaccesible. Pero la buena noticia es que se puede solucionar.

1. Te gusta la persecución

Si te gusta la parte de las citas en la que no estás seguro de si le gustas a alguien, pero corres tan pronto como admite que sí, es probable que seas emocionalmente inaccesible.

Leer Más:  ¿Tu Ex Te Ha Superado? ¡Descubre la Verdad con Este Test!

Te gusta la emoción que conlleva no saber y no estar seguro, pero se vuelve aburrido o demasiado cuando los sentimientos se verbalizan.

2. Evitas el compromiso

Alguien que es emocionalmente inaccesible no hará cosas que le resulten inconvenientes.

No te esforzarás para hacer planes. Querrás reunirte cerca de tu casa o en un momento que te funcione. No cambiarás los planes para adaptarte a las necesidades de otra persona. Esto podría ser para una cita o incluso una salida nocturna con amigos o familiares.

3. Siempre encuentras un obstáculo

Parece que nunca pasas de cierto punto en las citas. Algo siempre te impide profundizar. Nunca pasas de un mes o algunas citas porque es cuando la mayoría de la gente comienza a abrirse.

4. Siempre encuentras un defecto

Ser emocionalmente inaccesible es un mecanismo de defensa de muchas maneras, y una forma de evitar acercarte demasiado a alguien es alejarlo, incluso cuando no hay una razón real.

Si te encuentras siendo demasiado crítico o quisquilloso cuando se trata de citas, estás forzando una imperfección para terminar las cosas. Intentas poner una excusa de por qué las cosas no funcionarán.

5. Luchas con la paciencia

Si pierdes los estribos con los camareros o los trabajadores de servicios, es otra señal de que no cambiarás tu horario para adaptarte a las necesidades de otra persona.

Tener un problema con la paciencia muestra una falta de voluntad para ceder ante los demás o trabajar con ellos.

6. Ocultas tu pasado

No estar dispuesto a hablar sobre tus relaciones pasadas o tu infancia podría ser un signo de indisponibilidad emocional. No querer abrirte sobre las cosas que has soportado demuestra que no eres vulnerable y que no quieres estar cerca de alguien.

7. Evitas las conversaciones sobre el futuro

No solo evitarás hablar sobre el pasado, sino que tampoco te gusta planificar el futuro con los demás. No quieres depender de alguien ni que alguien dependa de ti.

¿Sigues preguntándote: “¿Soy emocionalmente inaccesible?” Bueno, si la idea de compromiso incluso unas semanas en el futuro te da ansiedad, podrías serlo.

8. Sientes que los demás son necesitados

Afirmar que alguien con quien estás saliendo o incluso un amigo es necesitado por comunicarse o pedir tu ayuda demuestra que luchas por crear un vínculo verdadero.

Ser amigos o tener citas conlleva una cercanía a la que no estás acostumbrado, así que cuando alguien quiere eso contigo, lo consideras demasiado.

9. Mantienes tus opciones abiertas

Siempre estás esperando algo mejor. Incluso si estás saliendo con alguien que te gusta y no puedes encontrar un defecto, siempre tienes otras opciones. No quieres conformarte ni que te atrapen.

10. Evitas los hitos

Incluso si has estado saliendo con alguien por un tiempo, harás todo lo posible para evitar hitos.

Leer Más:  ¡Alerta! ¿Estás en una relación problemática? Descubre las señales y cómo solucionarla

Estos incluyen conocer a sus amigos o padres, ir a eventos de trabajo con ellos o invitarlos a conocer a alguien en tu vida. No se irán de vacaciones juntos o incluso querrán dejarlos en su casa cuando salgan a tomar un café.

11. Tiendes a pensar en las relaciones como un “trabajo”

Claro, hay momentos en una relación en los que tendrás que hacer algo que realmente no quieres hacer.

Lleva a tu pareja al aeropuerto, pasa horas comprando en una tienda que no te importa y pasa el rato con personas que no conoces porque son vagamente parientes de tu pareja. Hay momentos en las relaciones en los que tienes que ceder y, a veces, puede parecer una tarea.

Pero el amor nunca, nunca debería sentirse como un trabajo. Incluso cuando estás haciendo las peores tareas, como sacar la basura, lo estás haciendo por la persona que amas y para facilitarle el día.

Pero si incluso responder a su mensaje de texto se siente como una tarea, es posible que seas emocionalmente inaccesible.

12. Retenciones sentimientos y pensamientos personales

Ya sea porque tienes miedo de ser vulnerable o porque no te puedes molestar, tiendes a guardar tus pensamientos y sentimientos para ti.

Pero si no dejas entrar a la gente, esa es la definición de ser emocionalmente inaccesible.

13. Quieres seguir viendo a otras personas

Si solo has tenido una cita con alguien, querer seguir saliendo no es motivo para preguntarte: “¿Soy emocionalmente inaccesible?”

Pero si has estado saliendo con alguien durante un mes, seis meses o incluso un año entero, y todavía no sientes suficiente conexión o chispa con él como para eliminar las aplicaciones de citas de tu teléfono, eres emocionalmente inaccesible.

14. Eres naturalmente desconfiado

Si tu indisponibilidad emocional se presenta como desconfianza natural, es posible que la estés usando como mecanismo de defensa.

Es posible que hayas sido herido o traicionado en el pasado, por lo que ahora no confías en nadie y permaneces emocionalmente inaccesible para evitar que se repita esa traición.

15. Crees que el drama y la intimidad son lo mismo

¿Tienes más probabilidades de entrar en conflicto con alguien con quien tienes intimidad que con un extraño en la calle? Sí, técnicamente, pero eso no significa que no puedas tener intimidad sin drama.

Si evitas la intimidad porque no eres fanático del drama, solo estás poniendo una excusa para tu indisponibilidad emocional.

Pero recuerda, el conflicto es algo bueno. Significa que te importa tanto algo que estás dispuesto a luchar por ello.

16. Eres rápido para cortar a la gente

Ante el menor inconveniente, terminas relaciones y amistades como si no significaran nada para ti.

Tal vez sea porque en realidad no significaron nada para ti. Sigues emocionalmente inaccesible para todos, así que cuando te decepcionan o cometen un error, no tienes problemas para cortar todos los lazos.

Leer Más:  Compatibilidad en el Amor: La Clave para Relaciones Duraderas

17. Rompes tus promesas

Esto puede ser cualquier cosa, desde romper planes o dejar plantado a alguien o algo más serio. Pero no quieres que nadie espere nada de ti, así que cuando aceptas algo, te aseguras de romper esa promesa para que no dependan de ti.

18. Estallas de ira

Te enfadas irracionalmente por pequeñas cosas. Tal vez tu horario no salió según lo planeado o alguien está tratando de hablarte sobre algo importante.

Si te enojas cuando algo se rompe de tu rutina, puede hacerte sentir muy incómodo hasta el punto de enfadarte.

19. Luchas para comunicarte

Esta es una señal importante de que eres emocionalmente inaccesible. No solo te costará comunicar cosas importantes, sino que ni siquiera querrás hablar de nada serio.

Te cuesta lidiar con las críticas de alguien. No compartirás tus sentimientos sobre la persona con la que estás saliendo o lo que quieres de ella.

En lugar de decirle a alguien que no buscas nada serio, evitarás el tema por completo.

20. Eres frío y distante

Mientras te preguntas: “¿Soy emocionalmente inaccesible?” piensa en lo frío y distante que eres con la gente.

Incluso si estás mostrando todas estas señales de ser emocionalmente inaccesible, sigues siendo humano y anhelas un nivel de conexión. Esto puede mostrarse siendo frío y distante.

Podrías pasar dos días seguidos con alguien y disfrutar mucho de su compañía. Pero para cancelar eso, no les hablarás durante una semana después.

Cuando te acercas a alguien, lo apagas rápida e intensamente.

21. Es probable que seas un fantasma

No tienes ningún problema en ser un fantasma cuando las cosas se vuelven demasiado intensas. Para evitar hablar de tus sentimientos o compartir intimidad, serás un fantasma de alguien con quien sientes que te has acercado demasiado.

No superarás conflictos, defectos o incluso ofrecerás un cierre a alguien porque mantiene una distancia segura entre tú y algo más profundo.

22. No te gustan las etiquetas

Si eres emocionalmente inaccesible, nunca te has referido a alguien como tu novia o novio. Evitas llamar nada una relación. Incluso si pasas mucho tiempo con alguien y tienes esa cercanía, evitarás etiquetarlo para poder protegerte de las expectativas.

Negarse a llamar a una relación una relación demuestra que quieres los beneficios sin ningún compromiso o seriedad real.

23. Tienes miedo de ser herido

La mayor parte de la indisponibilidad emocional se trata del miedo a ser herido, pero esto es algo que sientes en el fondo.

En la superficie, puedes afirmar que quieres ser independiente o que no quieres preocuparte por otra persona, pero en el fondo crees que eres indigno o incapaz de amar.

Previous post 20 poderosas y emotivas canciones de ruptura
Next post Cómo iniciar una relación y mantenerla