Enfrentarse a la adultez puede resultar abrumador. Entre las responsabilidades laborales y familiares, las tareas domésticas, una lista interminable de cuentas y un tiempo de sueño escaso, es comprensible sentir ansiedad.

¿Qué es la ansiedad por la adultez?

Es el miedo y la preocupación que surgen al asumir las responsabilidades y obligaciones de la adultez. Se caracteriza por sentirse abrumado por la idea de ser adulto.

¿Qué la provoca?

  • Miedo al fracaso: La ansiedad por la adultez a menudo se origina en el temor a cometer errores o a ser un fracaso en general.
  • Deseo de permanecer libre de preocupaciones: Los niños no tienen grandes preocupaciones, ya que sus padres se encargan de mantenerlos sanos y despreocupados. Cuando los niños se vuelven conscientes de las abrumadoras responsabilidades que conlleva la adultez, pueden experimentar ansiedad y depresión.
  • Abdicación de la responsabilidad personal: Algunas personas evitan la adultez para eludir el peso de la responsabilidad. Prefieren que otros se ocupen de su bienestar y, por lo tanto, no tienen que lidiar con las consecuencias de sus acciones.
  • Miedo a morir: Crecer se asocia con el envejecimiento y la muerte. Algunas personas intentan aferrarse a su juventud para evitar la idea de la mortalidad.

Cómo superar el temor a crecer

  • Enfócate en los aspectos positivos de la adultez: La adultez ofrece libertades que los niños no tienen. Puedes tomar tus propias decisiones, establecer tus propias reglas y vivir la vida en tus términos.
  • Reconoce que tienes cierto margen de maniobra en cuanto a las obligaciones: Si bien algunas responsabilidades son inevitables, puedes elegir cuáles asumir. Delega o subcontrata tareas para liberar tiempo.
  • Practica actividades sencillas de adultos: Hacer cosas como cocinar, lavar la ropa y cuidar de ti mismo puede hacerte sentir menos abrumado.
  • Aprende a adaptarte sobre la marcha: Adaptarse a situaciones cambiantes te hace sentir más resiliente y capaz de superar obstáculos.
  • Mantente presente y enfocado en lo que quieres hacer ahora: La ansiedad surge cuando te preocupas por el futuro. Concéntrate en el presente y toma medidas para alcanzar tus objetivos inmediatos.
  • Disfruta del proceso de aprendizaje: No tengas miedo de probar cosas nuevas, incluso si no las sabes hacer. El aprendizaje te ayuda a superar el miedo al fracaso.
  • Permítete fallar: Los errores son parte del aprendizaje. Acéptalos y utilízalos como oportunidades para crecer.
  • Las situaciones más abrumadoras suelen ser menos insuperables de lo que piensas: Divide las tareas grandes en partes más pequeñas y abórdalas gradualmente.
  • Trabaja en descubrir tu fuerza interior: Confía en ti mismo y en tu capacidad para superar los desafíos.
  • No temas pedir orientación: Busca apoyo en personas mayores o más experimentadas cuando lo necesites.
  • Haz las paces con la idea de la muerte: Aceptar la mortalidad puede ser liberador. Te permite vivir la vida al máximo y sin miedo.
Leer Más:  Encontrar la Paz Interior en un Mundo Caótico

Preguntas frecuentes

¿Qué es la ansiedad por crecer?

La ansiedad por crecer es el sentimiento de miedo y preocupación que surge al entrar en la edad adulta y pasar de la niñez a una vida de responsabilidades y obligaciones.

¿Qué causa la ansiedad por crecer?

  • Miedo al fracaso
  • Deseo de permanecer libre de preocupaciones
  • Abdicación de la responsabilidad personal
  • Miedo a morir

¿Cómo puedo superar el miedo a crecer?

  • Mirar el lado positivo de la edad adulta
  • Reconocer que hay margen de maniobra en cuanto a las obligaciones
  • Practicar tareas sencillas de adultos
  • Aprender a cambiar de dirección al vuelo
  • Mantenerse presente y centrado en lo que se quiere hacer ahora
  • Disfrutar del proceso de aprendizaje
  • Permitirse fallar
  • Enfrentar las situaciones que parecen abrumadoras
  • Trabajar en descubrir la fuerza interior
  • No tener miedo de pedir orientación
  • Hacer las paces con la idea de la muerte
Previous post El matrimonio: el descuido mutuo y la rutina
Next post ¡Sorprende a tu novia con estos gestos románticos!