La motivación no es algo natural, ya que se trata de una cuestión de mentalidad. Si quieres saber cómo motivarte para hacer ejercicio, ¡sigue algunos de estos consejos!

1. Responde a esta gran pregunta con sinceridad

¿No quieres verte bien? ¿Por qué te impides alcanzar tu máximo potencial? Todo lo que necesitas son unos pocos sacrificios que eventualmente pueden convertirse en una adicción positiva que te favorecerá en todos los sentidos posibles.

Date cuenta de que nada bueno llega fácil. Si quieres aprender a motivarte para hacer ejercicio, aférrate a tus razones.

2. Ponte un par de vaqueros viejos

Siempre es fácil ver cómo el tiempo y los malos hábitos alimenticios nos han afectado con solo ponernos un par de vaqueros viejos que ahora nos quedan ajustados. Intenta ponerte tu par de vaqueros favoritos y proponte volver a ponértelos cómodamente.

Si quieres volver a ponerte estos vaqueros, ya sabes lo que debes hacer.

3. Mira tus fotos antiguas

Casi siempre, tendrás un rostro más definido, pómulos más altos y un cuerpo más delgado en tus fotografías antiguas.

Si te preguntas cómo motivarte para hacer ejercicio, esta es tu señal. Estas fotos de antes y después deberían ser suficientes para darte el empujón que necesitas para empezar a hacer ejercicio.

Leer Más:  13 maneras de encontrar cosas que te entusiasmen

4. No cambies tu vida de la noche a la mañana

Mira, el progreso no ocurre de la noche a la mañana. Será más fácil volver a tus viejos hábitos y recaer si haces ejercicio en exceso. Nunca exageres con tu régimen de ejercicio. Empieza despacio y pasa unas semanas calentando para este nuevo cambio de estilo de vida.

Si te esfuerzas demasiado y demasiado rápido, lo más probable es que te quemes y odies hacer ejercicio en poco tiempo. En cambio, intenta ser constante con tu rutina y parte de ahí.

5. Mira algunos vídeos de antes y después en Youtube

Hay tantos orgullosos fitness YouTubers que no empezaron todos pareciendo dioses y diosas griegos que han subido sus vídeos e historias en línea. Míralos e inspírate.

Encontrarás tantos testimonios de fitness y vídeos de progreso que te mostrarán que los resultados son posibles a través de la dedicación y el trabajo duro. Les llevó años de hábitos constantes lograr esos cuerpos, y todo comenzó cuando decidieron hacer algo.

6. No esperes resultados mágicos

Este es un gran error que la mayoría de la gente enfrenta cuando comienza un nuevo entrenamiento. Hacen ejercicio durante 30 días y esperan milagros. En serio, acumulaste todo ese peso durante varios años. ¿De verdad esperas que todo eso desaparezca en cuatro semanas?

Si quieres saber el secreto de cómo motivarte para hacer ejercicio, un mes de progreso no es suficiente. Necesitas hábitos constantes y no debes detenerte después de un mes.

7. Consigue un contador de calorías

Incluso una dona azucarada puede contener varios cientos de calorías. Si bien no tienes que evitar todos los alimentos que te gustan, te sentirás bien al ver cómo se queman tus calorías mientras haces ejercicio.

Leer Más:  ¡Descubre qué tipo de padre eres con este test!

Ponerse un monitor de frecuencia cardíaca y un reloj contador de calorías mientras haces ejercicio siempre te motivará a quemar más calorías. Ya sea un Apple Watch o algo que calcule las calorías que quemas, ¡es motivador ver que has quemado tanto en solo unos minutos!

8. Cómprate un vestido que sea de dos a cuatro tallas más pequeño

Empieza a hacer ejercicio una vez a la semana, en tu día de descanso, intenta ponerte el vestido y mira si te queda mejor. Unos meses más tarde, verás que tu vestido que antes te quedaba apretado se siente perfecto.

¡Imagínate cómo te verás con ese vestido una vez que lo uses en esa fiesta! Utilízalo como motivación para comenzar a alcanzar tus objetivos de acondicionamiento físico y perder esos kilos.

9. Consigue un compañero de ejercicios

Un compañero de ejercicios puede hacer maravillas para tu motivación para hacer ejercicio. No solo se presionarán unos a otros, sino que también habrá mucha competencia en el aire para verse más en forma que la otra persona.

La mejor parte de esto es que un compañero de ejercicios te hace responsable. Es difícil responsabilizarnos, por lo que tener un compañero de ejercicios puede beneficiarte enormemente. ¡Sin mencionar que es divertido hacer ejercicio con alguien!

10. Muestra tus resultados a las personas que te importan

Si notas que estás adelgazando o te estás poniendo más musculoso, párate frente al espejo y comparte tus pensamientos con un ser querido. A veces, todo lo que necesitas es que alguien más note tus mejoras para sentirte mejor y estar más motivado para hacer ejercicio.

Leer Más:  ¿Cómo saber si a un hombre le gustas pero tiene miedo de decírtelo?

Si quieres aprender a motivarte para hacer ejercicio, ¡muestra tus resultados y siéntete orgulloso de tu arduo trabajo!

Previous post ¿Por qué soy tan indeciso? ¡Mejora tu toma de decisiones!
Next post Doble Mensaje: ¿Cuándo es Aceptable y Cuándo no?