Importancia de Ser Escuchado

La comunicación es un pilar fundamental en cualquier relación saludable. Sentirse escuchado por nuestra pareja es esencial para una comunicación efectiva. Cuando sentimos que somos escuchados, creemos que nuestra pareja nos comprende y respeta. Por el contrario, no sentirnos escuchados puede derivar en falta de atención y, finalmente, en resentimiento.

Causas de No Sentirse Escuchado

No sentirse escuchado en una relación suele deberse a que nuestra pareja no nos escucha activamente o da la impresión de no hacerlo cuando le expresamos nuestros sentimientos o preocupaciones.

  • Pueden sentirse abrumados por nuestras emociones y cerrarse o ponerse a la defensiva.
  • Puede que no toleren bien las emociones intensas y les cueste comunicarse.
  • Quizás intentamos comunicar en un momento inadecuado, como cuando están concentrados en una tarea o preparándose para el trabajo.
  • Pueden estar estresados o ansiosos e incapaces de escuchar completamente nuestras preocupaciones.
  • También debemos autoevaluarnos; tal vez nuestra pareja sienta resentimiento porque perciben que tampoco les escuchamos o quizá no nos comunicamos de una manera que puedan comprender.

Señales de No Ser Escuchado

Cuando no nos sentimos escuchados, podemos experimentar diversas señales:

  • Mismos argumentos repetitivos
  • Recuerdan otros detalles pero olvidan lo que les decimos
  • Se disculpan pero no cambian su comportamiento
  • Evitan conversaciones difíciles
  • Las discusiones se prolongan hasta el agotamiento
  • Nuestra pareja reacciona con agresividad o nos culpa
  • Utilizan a otros como ejemplos para desestimar nuestras preocupaciones
  • Se empeñan en demostrar que tienen razón
  • Parecen distraídos durante las conversaciones
  • Su lenguaje corporal indica que no están escuchando
Leer Más:  Descubre el tipo de relación que te conviene

Qué Hacer Cuando No Te Sientes Escuchado

  • Inicia la conversación con suavidad: Aunque sintamos ira y frustración, es esencial evitar atacar a nuestra pareja. Podemos usar frases como “Me siento…” para expresar nuestros sentimientos sin ser críticos.
  • Aprende a expresar tus emociones: Podemos comunicar cómo nos sentimos sin ser críticos. Si sentimos tristeza, soledad o abandono, podemos expresarlo claramente a nuestra pareja.
  • Revisa tu propio comportamiento: Quizás estemos abordando a nuestra pareja en momentos inoportunos. ¿Intentamos iniciar conversaciones serias cuando están distraídos o ocupados?
  • Da el beneficio de la duda: Si nos sentimos no escuchados, podemos creer que nuestra pareja quiere hacernos daño, pero no siempre es así. Podemos darles el beneficio de la duda y asumir que no pretenden ignorarnos.
  • Habla sobre el problema: Es crucial abordar el problema abiertamente. Debemos sentarnos y hablar con nuestra pareja, expresando que sentimos que no nos están entendiendo.
  • Utiliza “declaraciones en primera persona”: Al comunicar nuestros sentimientos, podemos usar “declaraciones en primera persona” para responsabilizarnos de nuestras palabras. Por ejemplo, “Me siento abrumado y necesito tu ayuda con los platos”.
  • Asegúrate de que te entienden: Ten en cuenta que todos tenemos perspectivas diferentes. Podemos creer que nos comunicamos claramente, pero es posible que nuestro mensaje no llegue.
  • Toma un descanso si la conversación se caldea: Si la conversación se convierte en una discusión acalorada, es aconsejable tomar un descanso. Seguir discutiendo no conducirá a que nos sintamos escuchados.
  • Turnos para hablar: Permite que cada uno exprese su punto de vista y luego haz una pausa para que el otro responda. También puede ser útil permitir que cada uno resuma su comprensión de lo que el otro ha dicho, para asegurarnos de que no nos estamos perdiendo nada.
  • Mejora tus propias habilidades de escucha: A menudo, los problemas de comunicación son bidireccionales. Si no nos sentimos escuchados, es posible que nuestra pareja tampoco se sienta escuchada. Esforcémonos por ser mejores oyentes y centrarnos realmente en lo que dice nuestra pareja.
Leer Más:  Cómo Atraer Sexualmente a una Mujer con Facilidad

Qué No Hacer

  • Culpar a tu pareja: Culpar a nuestra pareja por el problema puede hacer que se cierre.
  • Intentar demostrar que tienes razón y tu pareja está equivocada: En muchas discusiones, no hay una “persona correcta” y una “persona equivocada”. Acepta que tu pareja puede tener una perspectiva diferente y deja de intentar demostrar que tienes razón.
  • Ponerte a la defensiva: Es natural querer defenderse cuando no nos sentimos escuchados o atendidos, pero esto no favorece la comunicación efectiva. En lugar de ponernos a la defensiva, hagamos una pausa, respiremos hondo y expresemos nuestro punto de vista con calma.

Cuando no nos sentimos escuchados en una relación, es probable que también nos sintamos heridos, frustrados y quizás un poco enfadados. Aunque estas reacciones son naturales, es importante evitar arremeter contra nuestra pareja o intentar hacerla sentir mal.

En cambio, abramos las vías de comunicación y estemos dispuestos a escuchar el punto de vista de nuestra pareja. Puede que no estemos comunicándonos de una manera que puedan entender o que quizás estemos intentando abordarles en momentos en que están ocupados.

Si notamos señales de que nuestra pareja no nos está escuchando, hagamos el esfuerzo de mantener una conversación tranquila pero expresa plenamente nuestro punto de vista. Si vemos que todavía tenemos dificultades para comunicarnos, la terapia de pareja puede ser útil.

Preguntas frecuentes en español

¿Por qué no me siento escuchado en mi relación?

La falta de escucha puede deberse a que tu pareja no te presta atención cuando compartes tus sentimientos o inquietudes. También puede ser causada por factores como el estrés, la ansiedad o la percepción de que no eres escuchado por tu parte.

Leer Más:  Las Señales de una Familia Codependiente

¿Qué puedo hacer para expresar mis sentimientos y mejorar mi relación?

  • Usa declaraciones “yo” para expresar tus sentimientos sin culpar a tu pareja.
  • Aprende a comunicar tus emociones de manera abierta y honesta.
  • Considera la posibilidad de hablar con tu pareja en un momento adecuado, cuando ambos estén disponibles y concentrados.
  • Da a tu pareja el beneficio de la duda y asume que no tiene intención de hacerte daño.
  • Evita culpar o intentar demostrar que tienes razón.

¿Qué no debo hacer cuando no me siento escuchado?

  • No culpes a tu pareja, ya que esto puede hacerla sentir atacada y cerrar la comunicación.
  • No te concentres en demostrar que tienes razón. Recuerda que las perspectivas pueden diferir.
  • Evita ponerte a la defensiva. Mantén la calma y expresa tu punto de vista de manera asertiva.
Previous post Matrimonio: ¿Bendición o maldición?
Next post Relaciones Tóxicas: ¿Eres un Narcisista o una Víctima?