¿Qué es un matrimonio de compañía?

En el matrimonio de compañía, el afecto, la amistad y la satisfacción sexual son los pilares fundamentales. Este tipo de matrimonio representa un alejamiento de los matrimonios institucionales tradicionales, basados en acuerdos económicos.

La idea del matrimonio de compañía influyó en los conceptos de infancia y creó nuevos patrones de crianza centrados en el cuidado y el amor. Posteriormente, dio paso a los matrimonios individualizados, desafiando la noción de “esferas separadas” (el modelo de sostén de la familia y ama de casa) dentro de las familias.

En el matrimonio de compañía, ambos cónyuges comparten todas las tareas por igual. Ninguna carrera es más importante que la otra y ninguna responsabilidad es exclusiva de una sola persona.

Historia del matrimonio de compañía

En la década de 1920, los reformadores sociales, ante el auge de las culturas juveniles, la independencia femenina y una clase media más orientada al consumo, desarrollaron el concepto de matrimonio de compañía.

Pensadores como Judge Ben Lindsay abogaron por la intimidad sexual como base del matrimonio, el control de natalidad como apoyo necesario, una mayor privacidad y libertad de los controles parentales para las parejas jóvenes, y la igualdad sexual y psicológica para las mujeres.

El matrimonio de compañía reflejaba una sociedad más individualista y una visión del matrimonio como la unión de dos personas vinculadas por el amor sexual, más que como una institución tradicional de procreación, parentesco y relaciones de propiedad.

Leer Más:  Rompiendo el hielo en el mundo del amor online

Matrimonio de compañía vs. matrimonio tradicional

No existe un tipo de matrimonio “mejor”. Si te atrae el modelo tradicional, donde la esposa se queda en casa, adelante. Sin embargo, las variaciones del matrimonio “tradicional” son amplias. Por ejemplo:

“Mi esposo trabaja y yo me quedo en casa para cuidar a los niños y nuestro hogar. Pero también trabajo en línea, lo que me permite priorizar mi vida familiar y que mi trabajo sea secundario.

Este arreglo funciona para nosotros y todos somos felices”.

Tu acuerdo también debería hacerte feliz. Si tu situación actual no te satisface, habla con tu pareja.

Ejemplos de matrimonio de compañía

Los ídolos del siglo XXI, como Blake Lively y Ryan Reynolds, o Beyoncé y Jay-Z, son ejemplos de matrimonios de compañía. ¿Qué tienen en común estas parejas? Independencia financiera y, lo más importante, amor romántico.

Pros y contras del matrimonio de compañía

Pros:

  • No hay dependencia financiera ni económica
  • Fomenta la autoconciencia y la confianza en uno mismo
  • Construye relaciones basadas en la amistad y la confianza

Contras:

  • Puede generar falta de emoción
  • Los horarios ocupados pueden reducir el tiempo juntos
  • Puede disminuir la intimidad física y emocional

¿Es la compañía una buena razón para casarse?

No hay una respuesta correcta o incorrecta, ya que las razones para casarse varían. Pero muchos creen que la compañía es una razón clave.

El matrimonio puede brindar apoyo, plenitud, cercanía con familiares y amigos, e incluso una conexión con Dios. Sin embargo, también implica compromiso y responsabilidades compartidas.

Considera cuidadosamente si tú y tu pareja están listos para comprometerse con esta relación. El matrimonio es una decisión importante que debe tomarse en serio.

Leer Más:  El enfado constante: ¿cómo identificar su origen y aliviarlo?

Diferencia entre el amor de compañía y el amor apasionado

El amor de compañía se caracteriza por un profundo afecto y cuidado. Implica una fuerte conexión emocional y apoyo mutuo.

El amor apasionado, por otro lado, implica intensos sentimientos de atracción, deseo y lujuria. Crea un vínculo emocional abrumador que conduce a un profundo compromiso.

Ambos tipos de amor pueden durar toda la vida y brindar una fuerte sensación de seguridad a las personas involucradas. Sin embargo, difieren en la cantidad de tiempo y esfuerzo que cada uno requiere para mantener la relación.

En resumen, tanto el matrimonio de compañía como el tradicional tienen sus ventajas e inconvenientes. Elige el que mejor se adapte a ti y a tu pareja.

Preguntas frecuentes sobre el matrimonio de compañía

¿Qué es un matrimonio de compañía?

Un matrimonio de compañía se refiere a las uniones basadas en el afecto, la amistad y la satisfacción sexual. Es un tipo de matrimonio que surgió en el siglo XX como una alternativa al matrimonio tradicional, que se basaba en términos económicos.

¿Cuáles son las características de un matrimonio de compañía?

Las características principales de un matrimonio de compañía incluyen:

  • Reparto equitativo de tareas y responsabilidades
  • Independencia financiera de ambos cónyuges
  • Énfasis en la amistad y el compañerismo
  • Prioridad a la satisfacción y el apoyo mutuo

¿Cuáles son las ventajas de un matrimonio de compañía?

Las ventajas potenciales de un matrimonio de compañía pueden incluir:

  • Autoconfianza y conciencia de sí mismo aumentadas
  • Mayor confianza y amistad
  • Ausencia de reclamos financieros o económicos

¿Cuáles son los inconvenientes de un matrimonio de compañía?

Los posibles inconvenientes de un matrimonio de compañía pueden ser:

  • Falta percibida de emoción
  • Horarios ocupados que limitan el tiempo juntos
  • Posible disminución de la intimidad física y emocional
Previous post Gaslighting: El sutil abuso emocional que te hace dudar de ti mismo
Next post Tu hombre se está alejando de ti