¡Los secretos psicológicos de los enamoramientos!

Los datos psicológicos sobre los enamoramientos que debes conocer

¡Tener un enamoramiento es una experiencia emocional y divertida! Hoy, te daré algunos datos psicológicos sobre los enamoramientos.

1. ¿Qué tan especial es tu enamoramiento?

Cuanto más alto sea el pedestal, más los desearás. Si pones a tu enamorado en un pedestal, tus sentimientos crecerán. Eso no es algo malo, pero si los sentimientos no son recíprocos, te dolerá.

2. ¿Dar el primer paso?

Si das el primer paso, te sentirás más atraído por la otra persona. Cuando das el primer paso, te expones y lo más probable es que tengas sentimientos más fuertes que la otra persona.

3. ¿Tu anticonceptivo está tomando el control?

Un estudio encontró que los anticonceptivos orales influyeron tan drásticamente en las opiniones de las mujeres que más tarde eran más propensas a perder la atracción por su pareja.

4. ¿Un gusto por un gusto?

A veces, nuestros enamoramientos no se forman genuinamente. ¿Alguna vez te ha dicho un amigo que cierta persona le gustas? ¿Y luego, cuando ves a esa persona, comienzas a tener sentimientos por ella?

5. ¿Tu enamoramiento es mayor?

Las personas cuyos padres los tuvieron a los 30 y 40 años tienen más probabilidades de encontrar rostros de aspecto mayor más atractivos que alguien que nació de una pareja más joven.

6. ¿De qué color es tu atuendo?

Usar una prenda de vestir roja cambia la forma en que una persona es percibida sexualmente. ¡Así que, corre al centro comercial y abastecete del color rojo!

7. Soñando con tu enamorado

Cuando estamos enamorados de alguien, podemos volvernos un poco obsesivos. Casi el 90% de las personas comienzan a inventar escenarios en sus cabezas que probablemente nunca sucederán, justo antes de quedarse dormidas.

Leer Más:  ¿Es ting una forma de infidelidad?

8. El amor puede estar literalmente en el aire

Se dice que la belleza está en el ojo del espectador, pero ¿sabías que también está en la nariz? Secretamos feromonas que nos permiten comunicarnos inconscientemente con otras personas, especialmente con las que estamos interesados.

9. Mira profundamente a sus ojos

Cuando te sientes atraído por otra persona, tus pupilas se dilatan, lo que significa que aumentan de tamaño. La próxima vez que hables con tu enamorado, míralo directamente a los ojos y observa cómo se ven sus pupilas.

10. Presta atención en la clase de química

Cuando te enamoras o te gusta alguien, sientes una oleada de emociones diferentes. Estás eufórico, tienes más energía y tus palmas se vuelven sudorosas. Se siente como si estuvieras drogado. Esta sensación es causada por la dopamina y está relacionada con la motivación y la recompensa.

11. La simetría puede jugar un papel

Las personas aman los rostros bien alineados. La simetría es atractiva para nosotros porque significa buenos genes. Las personas con rostros proporcionados tienden a recibir más atención.

12. Emociones de corta duración

En promedio, un enamoramiento dura solo cuatro meses. Si esos sentimientos persisten, bueno, no estás enamorado de esta persona, estás enamorado.

13. Tener un enamoramiento es una adicción

La experiencia de tener un enamoramiento es en realidad similar a ser adicto a las drogas. La oxitocina es una hormona que une a las personas, se la conoce como la “hormona del vínculo”.

14. El amor es realmente ciego

Los investigadores descubrieron que cuando te acercas a otra persona, los sentimientos de amor realmente suprimen la actividad cerebral relacionada con el pensamiento crítico. Lo que explica por qué las personas enamoradas no ven fallas o señales de alerta que una persona normal vería. ¡Están cegados!

Leer Más:  Cómo Conocerte Mejor: Guía Completa para Explorar tu Identidad y Vivir una Vida Auténtica

15. Sincronización con tu enamorado

Cuando ves a tu enamorado, ¿tu corazón late más rápido? Si le gustas, lo más probable es que sus corazones latan al mismo ritmo que el tuyo.

16. Aumentas su ego de forma natural

Cuando tenemos un enamoramiento, queremos que nos gusten. Tal vez no te gustaban antes, pero ahora, todo lo que haces es reírte de sus chistes. A veces, sus chistes ni siquiera son buenos, pero te ríes de todos modos.