Causas psicológicas

  • Miedo a equivocarse:

Se nos ha enseñado a sentirnos avergonzados por cometer errores, lo que genera un temor a ser corregidos.

  • Necesidad de tener siempre la razón:

Las personas con baja autoestima se aferran a sus conocimientos para sentirse valiosos. Ser corregidos socava su sentido de identidad.

  • Miedo a perder autoridad:

Quienes ocupan posiciones de autoridad temen que ser corregidos cuestione su competencia y debilite su poder.

  • Desconfianza en el propio juicio:

Ser corregidos puede generar dudas sobre nuestra propia inteligencia y habilidades.

  • Intenciones percibidas:

A veces, las correcciones se realizan como un intento de dominación social, lo que provoca resentimiento.

Disonancia cognitiva

  • Conflicto entre los tres cerebros:

Poseemos tres estados mentales distintos (reptiliano, mamífero y humano) que pueden oponerse entre sí. Ser corregidos puede alterar esta armonía, provocando sentimientos de confusión e inseguridad.

Cómo afrontar las correcciones

  • Mantener la compostura:

Evitar reacciones impulsivas y controlar las emociones.

  • Considerar la intención:

Determinar si la corrección es bienintencionada o tiene como objetivo dominar.

  • Aceptar la corrección (si es válida):

Reconocer el error, agradecer la corrección y verla como una oportunidad de aprendizaje.

  • Responder con humor:

Tomar los errores con gracia y hacer bromas sobre ellos para neutralizar cualquier intento de dominación.

  • “Si tú lo dices”:

Utilizar esta frase para desestimar las correcciones de personas que intentan manipular o menospreciar.

Las correcciones son inevitables en la vida. Comprender las razones psicológicas detrás de nuestro desagrado por ellas y adoptar estrategias saludables para afrontarlas puede ayudarnos a manejarlas con gracia y dignidad.

Preguntas frecuentes sobre el odio a ser corregido

¿Por qué odio que me corrijan?

Leer Más:  ¡Envejecer es obligatorio, pero verse así no!

Muchas personas odian ser corregidas porque se les ha enseñado a avergonzarse de sus errores, lo que les lleva a desarrollar un miedo a cometerlos. Además, algunos sienten que ser corregidos socava su autoridad o cuestiona su juicio.

¿Cómo puedo dejar de dudar de mí mismo cuando me corrigen?

Para dejar de dudar de ti mismo cuando te corrigen, primero debes reconocer que cometer errores es humano. Concéntrate en aprender de tus errores en lugar de castigarte por ellos. También puedes buscar el apoyo de un terapeuta para desarrollar estrategias de afrontamiento saludables.

¿Qué debo hacer si alguien intenta corregirme con intención negativa?

Si alguien intenta corregirte con intención negativa, como para menospreciarte o humillarte, puedes utilizar las siguientes estrategias:

  • Mantén la compostura y evita reaccionar de forma impulsiva.
  • Intenta entender la intención detrás de la corrección.
  • Acepta la corrección con gracia si está justificada, y tómala como una oportunidad de aprendizaje.
  • Utiliza el humor para restarle importancia al error y evitar que otros te lo echen en cara.
  • Responde con un simple “Si tú lo dices” si la persona está intentando ejercer su poder sobre ti.
Previous post La búsqueda interminable de la satisfacción: ¿Por qué no podemos encontrarla?
Next post ¡El matrimonio: un compromiso arduo, pero inmensamente gratificante!