El Trasfondo de los Estilos de Apego

En la infancia, desarrollamos vínculos con nuestros padres y cuidadores, los cuales configuran nuestros futuros patrones de relación. Si aprendemos a confiar en los demás gracias a estos vínculos, desarrollaremos un apego seguro y capacidad para establecer relaciones saludables.

Sin embargo, si las figuras de apego tempranas no satisfacen constantemente nuestras necesidades o son abusivas, aprenderemos a desconfiar de las personas. Esto puede llevar a un estilo de apego no saludable.

Relaciones Ansiedad-Evasión: Una Descripción

En una relación ansiedad-evasión, un miembro tiene un estilo de apego ansioso y el otro, un estilo evasivo. Estas formas de apego se desarrollan en individuos cuyas necesidades no fueron satisfechas sistemáticamente en la infancia.

Los evasivos, al no confiar en sus padres y cuidadores para satisfacer sus necesidades, deciden que el mundo es inseguro y no pueden depender de los demás. Para hacer frente a este patrón de apego, se vuelven increíblemente autosuficientes, evitando la intimidad por miedo a ser heridos.

En el extremo opuesto, los ansiosos son excesivamente dependientes y temerosos de que su pareja les abandone. Pueden solicitar repetidamente garantías y sentir miedo si su pareja necesita tiempo para sí misma.

¿Pueden Funcionar las Relaciones Ansiedad-Evasión?

Estas relaciones pueden ser desafiantes. Los estilos de apego ansioso y evasivo se oponen. Los ansiosos quieren garantías constantes, mientras que los evasivos se sienten asfixiados por las necesidades de su pareja.

Leer Más:  ¡15 párrafos para conquistar a tu crush!

Esto crea un ciclo tóxico en el que el ansioso se aferra a su pareja, mientras que el evasivo se aleja, incómodo con la necesidad de cercanía y seguridad del otro.

Aunque las relaciones ansiedad-evasión pueden ser difíciles, estos dos tipos de personalidad pueden hacer que funcionen si ambos están dispuestos a esforzarse.

10 Señales de que un Evasivo te Quiere

Las relaciones evasivas pueden ser confusas porque tu pareja puede parecer conectada contigo un momento y distante al siguiente. Si estás en esta situación, puedes preguntarte si le importas en absoluto.

Estas 10 señales pueden ayudarte a determinar si tu pareja evasiva te quiere:

  1. Te presentan como su pareja
  2. Están dispuestos a pasar tiempo contigo
  3. Pequeños gestos sugieren que se preocupan
  4. Poco a poco comparten detalles personales contigo
  5. Empiezan a mostrar afecto físico
  6. Intentan conectar contigo, aunque sea con pequeños detalles
  7. Te han presentado a sus amigos y familiares
  8. Empiezan a confiarte cosas
  9. Muestran emociones
  10. Se esfuerzan por hacerte feliz

Cómo Hacer que una Relación Ansiedad-Evasión Funcione

¿Cuál es el secreto para que una relación ansiedad-evasión funcione? Comprender estos estilos de apego y sus motivaciones es esencial.

A continuación, te presentamos algunas estrategias que pueden enseñarte a mantener una relación con un estilo de apego evasivo, especialmente si tienes un apego ansioso.

  1. Entiende que tu estilo de apego contribuye a los problemas de la relación
  2. Mantén la empatía hacia tu pareja
  3. Comunica tus necesidades
  4. Reconoce tus desencadenantes
  5. Aprende a calmarte a ti mismo
  6. Prioriza el tiempo fuera de la relación para ambas partes
  7. Practica afirmaciones
  8. Date cuenta de que probablemente os atascaréis
  9. No te tomes el comportamiento de tu pareja como algo personal
  10. Ten paciencia
  11. Aprende todo lo que puedas sobre los estilos de apego
  12. Da libertad a tu pareja
  13. Descubre qué os hace sentir queridos a ambos
  14. Corrige los comportamientos poco saludables
  15. Busca asesoramiento para superar las heridas de la infancia
Leer Más:  Descubre tu verdadero valor en las relaciones: más allá de las apariencias

Preguntas frecuentes sobre relaciones ansioso-evasiva

¿Cómo se rompe el ciclo ansioso-evasiva?

Para romper este ciclo en una relación de apego ansioso-evasiva, ambos miembros deben comprender su estilo de apego y cómo los afecta en sus relaciones. Por ejemplo, la persona ansiosamente apegada debe reconocer que su necesidad de tranquilidad puede hacer que su pareja evasiva se retraiga. La pareja evasiva debe reconocer que su comportamiento distante puede desencadenar ansiedad en su pareja, lo que lleva a un círculo vicioso. Finalmente, ambos deben estar dispuestos a reconocer sus factores desencadenantes y sanar de la inseguridad que los causa.

¿Qué es el apego ansioso-evasiva?

El apego ansioso-evasiva se refiere a un estilo de apego en el que una persona tiene un estilo de apego ansioso y la otra tiene un estilo evasivo. Las personas con un estilo de apego ansioso suelen ser muy dependientes y necesitadas, mientras que las personas con un estilo de apego evasivo son muy independientes y evitan la intimidad.

¿Puede funcionar una relación ansioso-evasiva?

Sí, una relación ansioso-evasiva puede funcionar siempre que ambas personas estén conscientes de sus inseguridades de apego y estén dispuestas a tomar medidas para controlar sus factores desencadenantes. Si ambos pueden ser pacientes el uno con el otro, pueden superar los efectos de sus estilos de apego para tener una conexión más profunda y saludable.

Previous post ¡Alerta de Distancia! ¿Por qué tu pareja se comporta raro?
Next post ¡Cuidado con la Adicción al Juego!