El dolor de la separación: Por qué duele estar lejos de tu pareja

En un mundo donde las conexiones constantes y las agendas apretadas son la norma, no es raro que las personas pasen tiempo separadas de sus parejas. Ya sea por compromisos laborales, obligaciones familiares o incluso distancia geográfica, estar lejos de tu ser querido puede ser una experiencia desafiante que pesa mucho en tu corazón. El dolor y el anhelo que acompañan a esta separación a veces te pueden dejar preguntándote por qué duele tanto.

En este artículo, profundizamos en las profundidades de este dolor emocional para explorar posibles razones por las que duele estar lejos de tu pareja. Al comprender los factores subyacentes que contribuyen a esta angustia, esperamos ofrecer un rayo de consuelo y ayudarte a navegar estos momentos con empatía y comprensión.

¿Qué es la ansiedad por separación?

Si alguna vez te has preguntado: “¿Por qué no puedo dormir cuando mi pareja no está?” o “¿Por qué me da ansiedad cuando mi pareja se va?”, no te preocupes. Es perfectamente normal extrañar a alguien que amas.

Sin embargo, si tu ansiedad por la ausencia de tu pareja interfiere con tu vida diaria, es un motivo de preocupación. Si piensas obsesivamente en ellos todo el tiempo mientras descuidas tu trabajo, salud y obligaciones, es posible que tengas ansiedad por separación.

Los psicólogos clasifican la ansiedad por separación como un trastorno de ansiedad, ya que altera tu funcionamiento diario. Aunque es un motivo de preocupación, definitivamente no es motivo de pánico y se puede superar con tiempo y esfuerzo. Consultar a un psiquiatra es una de las mejores maneras de superar esta ansiedad.

Razones por las que duele estar lejos de la persona que amas

Sentirse herido o experimentar angustia emocional cuando estás lejos de tu pareja puede ser una respuesta emocional compleja y multifacética. Hay varias razones por las que esta separación puede causar dolor o incomodidad, y puede variar de persona a persona.

1. Hormonas

Cuando estás lejos de tu pareja, se producen menos hormonas como la dopamina y la oxitocina. Por lo tanto, tu cuerpo se siente como si estuviera pasando por una abstinencia, similar a la abstinencia de una droga. Debido a esto, es posible que te sientas más letárgico y apagado, lo que te hace sentir los síntomas físicos de extrañar a alguien que amas.

2. La ansiedad puede hacerte sentir más estresado

“¿Por qué me pongo tan triste cuando mi novio se va?”. Podría ser una forma en que se manifiesta tu ansiedad.

Si generalmente estás ansioso durante tu relación, es posible que hayas llegado a pensar en tu pareja como una presencia reconfortante.

Pero cuando ya no están a tu lado, tu ansiedad podría intensificarse con más frecuencia de lo habitual, y es posible que pienses más en tu pareja.

Una de las posibles razones por las que duele estar lejos de tu pareja es porque ya no tienes esa presencia reconfortante para aliviar tu ansiedad. En situaciones como estas, intenta realizar más actividades de autocuidado de las que normalmente harías.

Intenta encontrar otros objetos, animales o personas que te reconforten y, lentamente, podrías llegar a ser menos dependiente de tu pareja para tu bienestar mental.

3. El dolor social puede manifestarse físicamente

Es posible que hayas oído el término “dolor de corazón”, pero ¿sabías que el amor puede literalmente hacer que tu corazón y tu cuerpo duelan? Cuando experimentas cualquier tipo de dolor social, incluido el dolor de no estar cerca de tu pareja, tu cerebro cree que está experimentando dolor físico.

Leer Más:  ¡Olvídala! 25 consejos para olvidar a una chica y seguir adelante

Debido a que tanto el dolor físico como el emocional activan las mismas regiones de tu cerebro, es posible que experimentes la sensación de dolor de corazón. Entonces, si alguna vez te has preguntado: “¿Por qué me siento triste cuando dejo a mi novio?”, ahora sabes que puedes culpar a tu conexión cuerpo-mente.

4. Tu estilo de apego infantil importa

¿Te identificas con “Odio estar lejos de mi novio” o “Mi novio se mudó y lo extraño mucho, pero me siento enojado y no sé por qué”?

Por sorprendente que parezca, tu estilo de apego a tu cuidador principal cuando eras niño puede influir en tu estilo de apego a tu pareja como adulto.

Entonces, digamos que tu novio se mudó y lo extrañas, pero también te enojas con él y te niegas a hablarle; así podrías haber respondido a tus padres cada vez que te dejaban por un corto período de tiempo.

El ejemplo anterior es solo un tipo de estilo de apego llamado ansioso-evitativo. Hay otros dos estilos de apego: apego seguro y apego ansioso. Este concepto explica por qué las personas experimentan diferentes emociones y ansiedades cuando están lejos de su pareja.

5. Te sientes un poco perdido cuando tu pareja no está cerca

Una de las razones por las que duele estar lejos de tu pareja es porque a veces se llevan contigo tu sentido de identidad.

Con tu pareja cerca para aconsejarte o hacer cosas contigo, puedes sentirte un poco inseguro acerca de todo, lo que te hace sentir ansioso y triste, lo que te lleva a pensamientos como: “Me siento triste cuando no estoy con mi novio”.

La mejor manera de solucionar esto es dar pequeños pasos.

Intenta hacer cosas pequeñas por ti mismo y supera lentamente tu miedo a hacer cosas por tu cuenta. Recuerda que eres completamente capaz de hacer las cosas por tu cuenta y busca la ayuda de un terapeuta o consejero si es necesario. Es posible que aún extrañes a tu pareja, pero por las razones correctas.

6. Alejarlos solo te lastima más

Estar lejos de alguien que amas puede ser estresante. Es natural sentirse triste cuando no estás con tu pareja. Pero a veces, estos sentimientos pueden provocar ansiedad, inseguridad y culpa por estar enojado con tu pareja.

Estas emociones negativas pueden hacer que alejes a tu pareja, consciente o inconscientemente. Sin embargo, alejarlos solo te hace extrañarlos más, y puedes terminar lastimándote en el proceso, lo que puede hacer que los alejes aún más.

Puede ser difícil romper este ciclo.

7. Estás trayendo tu trauma previo a la ecuación

¿Te preguntas “Por qué me pongo triste cuando mi novio se va?”. Podría estar relacionado con una experiencia pasada.

Una de las razones por las que las personas sienten ansiedad cuando están lejos de su pareja es que tienden a obsesionarse con si su pareja les está engañando o no. Esto podría deberse a que tus relaciones pasadas terminaron mal o tu ex te engañó.

Puede ser difícil no proyectar estas inseguridades en tu pareja actual, pero intenta recordar que estas situaciones son completamente diferentes. Tu pareja actual y tu ex son personas completamente diferentes, así que no dejes que tu bagaje del pasado se interponga en tu presente.

También es posible que desees utilizar el tiempo para procesar ese bagaje del pasado y finalmente liberarte de la ansiedad que conlleva. Llevar un diario es un buen punto de partida, pero a veces también ayuda ver a los profesionales.

Leer Más:  Señales claras de que él quiere que lo dejes en paz

8. No están pasando tiempo de calidad cuando están juntos

¿La depresión por separación es algo real? Es una pregunta que vale la pena considerar y se vuelve aún más pronunciada cuando te sientes desconectado de tu pareja, incluso durante el tiempo que pasan juntos. Esto puede deberse a que no se están conectando de manera significativa cuando están juntos.

Una buena manera de mejorar el tiempo que pasan juntos es interactuar de manera significativa entre ustedes. Eviten mirar televisión o estar en sus teléfonos; en su lugar, jueguen juegos de mesa, relájense y actualícense mutuamente sobre sus vidas. Esto puede aliviar mucho tu estrés emocional.

9. Un cambio repentino en tu vida podría estar causándote más estrés

Si de repente extrañas a tu pareja más que nunca, piensa en los cambios que han ocurrido en tu vida. Debido a estos cambios, es posible que instintivamente intentes obtener más apoyo de tu pareja de lo habitual.

Pero debido a que no está contigo, podrías tener ataques repentinos de inseguridad en los que te preguntas por qué duele estar lejos de tu pareja, especialmente cuando no te has sentido así durante mucho tiempo.

10. Codependencia

No hay forma de evitarlo. Es posible que seas demasiado dependiente de tu pareja para tu bienestar mental, físico y emocional. Esto podría no ser raro, pero aún puede provocar arrebatos como “¡Odio estar lejos de ti!” o “¡No te importo!”.

Estos comentarios acusatorios no son más que una expresión de tu codependencia. Esto puede ser doloroso tanto para ti como para tu pareja. Entonces, en lugar de ceder a discutir de esta manera, intenta reflexionar sobre tus sentimientos de manera racional.

11. Tu comunicación se ha vuelto poco confiable

Una de las principales razones por las que duele estar lejos de tu pareja es que ya no te comunicas de la misma manera que antes.

Puede ser difícil hacer que tu relación funcione cuando estás a larga distancia, pero intenta experimentar con diferentes formas de mantenerte en contacto y descubre qué funciona mejor para ti y tu pareja.

12. Tu mente ya no está estimulada

Cuando estás con tu pareja, tu mente tiende a estar más estimulada y activa debido a la interacción social y los sentimientos de felicidad y satisfacción. Sin embargo, la ausencia de tu pareja puede tener el efecto contrario, que podría ser la razón por la que te sientes triste cuando no estás con tu novio.

Tomarte el tiempo para salir e interactuar con las personas y participar en actividades sociales puede ser una excelente manera de energizarte y sentirte más alerta y productivo.

13. Falta el contacto físico

El contacto físico, como los abrazos, los besos y los mimos, libera oxitocina, una hormona que a menudo se conoce como la “hormona del amor”. Cuando estás separado de tu pareja, la ausencia de contacto físico puede hacerte anhelar esa intimidad, haciéndote sentir emocional y físicamente distante.

14. Experiencias compartidas

Estar lejos de tu pareja significa perderte experiencias y recuerdos compartidos. Estas experiencias pueden ser una fuente de alegría, risa y conexión emocional. Sin tu pareja, podrías sentir una sensación de pérdida y una falta de nuevos recuerdos que se están creando.

15. Interrupción de la rutina

Las relaciones a menudo vienen con rutinas y hábitos que brindan estabilidad y comodidad. Cuando tu pareja no está cerca, esta rutina puede verse interrumpida, lo que lleva a sentimientos de desorientación e inquietud.

Leer Más:  Descubre las señales que indican que has encontrado a tu alma gemela

Puede ser especialmente pronunciado en las relaciones a largo plazo, donde te has acostumbrado a tener a tu pareja como una presencia constante en tu vida diaria, y su ausencia puede dejar un vacío que afecta tu sensación general de bienestar.

16. Falta de apoyo emocional

Tu pareja suele ser una fuente de apoyo emocional, y su ausencia puede hacerte sentir como si te faltara un sistema de apoyo vital. Esto puede provocar un mayor estrés y angustia emocional.

Es posible que encuentres más difícil navegar por los altibajos de la vida sin su oído empático y su presencia reconfortante, dejándote emocionalmente vulnerable y menos resistente durante los tiempos difíciles.

17. Miedo a perder la conexión

Estar lejos de tu pareja puede desencadenar el miedo a distanciarte o perder la conexión que comparten. Este miedo puede intensificar el dolor de la separación a medida que anhelas el vínculo emocional que los une.

La ansiedad por separarse puede crear una sensación de urgencia, enfatizando la importancia de mantener una conexión fuerte y duradera, lo que aumenta aún más la tensión emocional cuando están separados.

18. Interrupción de la rutina

Estar lejos interrumpe la rutina reconfortante construida alrededor de tu pareja. Los hábitos diarios, las comidas compartidas e incluso los rituales a la hora de dormir se alteran, creando un vacío en el ritmo familiar de la vida.

La ausencia puede hacer que las actividades ordinarias se sientan incompletas sin la presencia de tu pareja, intensificando el impacto emocional de su distancia física.

19. Diferencias horarias (si las hay)

Lidiar con diferentes zonas horarias agrega un desafío adicional para mantener una conexión cercana. Programar llamadas o encontrar tiempo para conectarse se convierte en un rompecabezas logístico.

La disparidad en las horas de vigilia puede provocar mensajes perdidos o interacciones en tiempo real limitadas, lo que dificulta compartir experiencias y mantenerse conectados de una manera que se sienta inmediata y espontánea. Esta brecha horaria contribuye a la sensación de separación física y emocional.

Preguntas frecuentes sobre la separación de la pareja

¿Por qué duele estar lejos de la persona que amo?

Estar separados duele porque el amor crea un fuerte vínculo emocional. La distancia física no puede reemplazar el calor y la comodidad de estar juntos, lo que lleva a un sentimiento de vacío y anhelo emocional.

¿Por qué duele dejar a alguien que amas?

Dejar a alguien que amas duele porque implica dejar atrás momentos compartidos, apoyo emocional y la comodidad de su presencia. El dolor proviene de la posibilidad de perder el vínculo único que han construido juntos.

¿Por qué es difícil dejar ir a alguien que amas?

Dejar ir es difícil porque el amor crea lazos fuertes. La inversión emocional, las experiencias compartidas y los sueños hacen que sea un desafío separarse. El miedo a perder esa conexión contribuye a la dificultad de dejar ir.

¿Por qué es difícil estar lejos de mi pareja?

Estar lejos de tu pareja es difícil debido a la interrupción de la rutina y la ausencia de un espacio físico compartido. El apoyo emocional, la cercanía física y la alegría de los momentos compartidos se vuelven un desafío, lo que hace que la distancia sea emocionalmente agotadora.

Previous post El atractivo de los hombres mayores para las mujeres: una exploración compleja
Next post El arrepentimiento de las oportunidades perdidas